PUBLICIDAD

Un sacerdote, profesor en la Universidad romana del Opus justifica la Fiducia Supplicans

|

https://omnesmag.com/recursos/fiducia-supplicans-bendiciones/

Adelante la Fe crítica al autor y al Opus

https://adelantelafe.com/bendiciones-parejas-homosexuales-y-el-opus-a-lo-suyo/

La imagen que ilustra la entrada no se deja copiar.

La pueden ver en el enlace.

 

Comentarios
16 comentarios en “Un sacerdote, profesor en la Universidad romana del Opus justifica la Fiducia Supplicans
  1. Solo es posible poner ese titular si uno no ha leído el artículo con atención. Es una crítica muy clara al documento. Sutil, teológica, académica y lo que quieran… Pero clara y certera.

  2. El Opus con Amoris Laetitia hizo lo mismo: « Hay que leerlo bien, no dice lo que dice ». « En el Centro de Campanar ( Valencia ), don … ha dicho que hay que estar con el Papa »

  3. Leyendo el artículo creo que, pese a venir del opus, es certero y pone el dedo en la llaga. Va al verdadero meollo del asunto, que es que la declaración de la CDF maneja una noción impropia y amplísima de «bendición», que no se corresponde con lo que tradicionalmente se ha llamado «bendición» en la teología católica. Las «bendiciones» a las que se refiere Fiducia laetitia, o como se llame el documento, en realidad son una especie de plegarias informales privadas, al margen de la liturgia de la Iglesia. Llamarlas «bendición» solo puede inducir a confusión.

    1. Sí, ya, «al margen de la liturgia de la Iglesia». Pero en la casa de Dios, delante del altar y del Crucificado y hasta del Sagrario, si la escasa fe avergonzada de esta gente todavía no lo ha escondido…

  4. Así se entiende que no quede un joven o una joven que entregue su vida recién estrenada a esto. Y menos aún que ‘persevere’, usando el verbo que les quita el sueño. Endiosar a los mortales –como bien lo clava «Adelante la fe»– puede tener beneficios materiales y sociales inmediatos, que duda cabe: pero a la postre, con el envejecimiento galopante y la ruina abisal de las vocaciones, resuenan las palabras de Jesús: «Guardaos de los falsos profetas… Por sus frutos los conoceréis».

  5. Querido Paco Pape, está tan llena de disparates y errores el texto nefando que valdría la pena ir analizándolos uno por uno para ver hasta qué punto ha caído la doctrina en esta infausto pontificado.

    Partamos del primer obús en la misma presentación del bodrio. Dice ésta «El objetivo del documento es responder a las preguntas «sobre la posibilidad de bendecir parejas del mismo sexo y sobre la posibilidad de ofrecer nuevas precisiones, a la luz de la actitud paterna y pastoral del Papa Francisco, sobre el Responsum ad dubium formulado por la entonces Congregación para la Doctrina de la Fe y publicado el 22 de febrero de 2021» (Presentación).

    No es a la luz del evangelio y de la doctrina recibida de Cristo y vivida en la historia de Iglesia a lo largo de la Tradición, sino “a la luz de la actitud paterna y pastoral del Papa Francisco”. Chúpate esa primera mandarina. Ahí el primer disparate bíblico-teológico de Francisco, que es quien corrobora nada menos que con su firma. No se considera Vicario de Cristo, sino el mismo Cristo. Ahí es nada. Uno pensaba, y sigue pensando, que la luz viene de Cristo, que la actitud paterna y pastoral no es tal cuando se convierte en refugio de la mentira. Conducta del Papa es el manotazo que le dio a la entusiasta mujer china que quería besarle la mano. ¿Qué luz irradia eso? Cuando se trasluce una voluntad de mentira con sedicentes argumentaciones pseudomísticas el batacazo doctrinal es sonoro. Ahí empieza el error del autoproclamado teólogo opuesdeísta.
    Ocasión habrá para seguir analizando los disparates que empiezan a propagarse entre los defensores. De entrada, los conceptos fundamentales de sacramento, sacramental y sacramentalidad. En el matrimonio los ministros son los propios consortes, no el sacerdote. Todas las estupideces teológicas del insano documento parten de un desconocimiento, aunque yo diría mala voluntad, del sentido de la gracia.

  6. Entiendo que el blogger no ha leído el artículo y se ha fiado “ciegamente” del titular de Adelante la Fe. Tras leerlo, concluyo que el titular de este post es profundamente desacertado. El profesor no justifica en ningún caso Fiducia Supplicans; más bien expone el documento y concluye señalando elegantemente que FS contradice el Catecismo, pues las bendiciones, litúrgicas o no, son sacramentales (cfr. CEE 1667 y ss), por lo que siempre existirá el peligro que FS torticeramente pretende evitar.

  7. Y a usted le extraña? Lo retuercen lo adornan con fina finura dialéctica, pero ahí se queda. Pero los del O.D. adoran más al Papa sea cual fuera que al Creador. Siempre han sido así, con Juan Pablo II era exagerado, también es verdad que les benefició mucho, pero les da lo mismo lo llevan en sus principios fundacionales, adorar al papa sobre todas las cosas.

  8. Es un buen artículo y no justifica la Declaración, da las claves de una correcta interpretación estableciendo la necesidad de establecer bendiciones litúrgicas que serán sacramentales, de aquellas otras que no..
    La cuestión serán los posibles abusos que se den y las interpretaciones equivocadas. Por favor lean bien los artículos y las declaraciones y no actúen con prejuicios.

  9. 1. No es el Opus Dei quien escribe sino un profesor de teologia sacramental haciendo uso de su libertad. El Opus Dei ni entra ni sale porque tiene la libertad en muy alta consideración. Seguro que algún otro del Opus Dei ha escrito o escribirá algo opinando diferente.

    2. Ya vale de faltar a la caridad con las personas que no opinan como algunos. Las faltas de caridad no van mucho con el espíritu evangélico.

    3. El artículo da razones, argumenta. Por tanto, quien difiera que lo haga del mismo modo y entonces surgirá un debate enriquecedor.

    4. Que conste que yo no estoy contento con este documento de la iglesia, me parece que creará más confusión que bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *