PUBLICIDAD

Un obispo lamentable

|

Resultado de imagen de fonlupt

Se llama Fonlupt, es obispo de Rodez (Francia), tiene 62 años y lo nombró obispo Benedicto XVI.

Cuando le nombraron obispo me pareció una desgracia y así lo manifesté. Que los Papas no aciertan siempre. No me parecen peores los nombramientos del Papa Francisco, siendo algunos pésimos, que los de su antecesor. Alguno dirá que Benedicto, en los malos nombramientos, no se enteraba de quien nombraba y que Francisco sí. No me consta que eso sea verdad aunque me creo que Benedicto no se enteraba,

Fonlupt era malo antes del parto, en el parto y después del parto. Posiblemente sea el peor obispo de Francia. Ahora circula un vídeo de una ordenación sacerdotal en la que él era el ministro. Me parece absolutamente penoso. Y si alguien tuviera lo que hay que tener para correrle a gorrazos.

El ordenado era indio. Nada que objetar. Puede ser ordenado un indio, un birmano o un guatemalteco. Llama algo la atención que la mayoría de los presbíteros cocelebrantes fueran indios o aledaños, pero Rodez estará como esté y si su presbiterio está compuesto sobre todo de indios normal que figuren en él. Todos, además, estaban perfectamente revestidos para el acto. Voy a lo que me pareció impresentable. Yo de costumbres indias no sé nada. Y además tengo decidido propósito de no aprender nada sobre ello. Me parecen muy bien. Mejor dicho, me traen sin cuidado para los indios y para quien quiera hacer el indio. Pero en su casa. No en una misa de ordenación.

Había visto que las indias, o algunas de ellas, no sé si todas o las casadas, viudas, prostitutas, malabaristas, seguidoras de Brama o de Kali o lo que fueren se ponían un punto negro, ocre o del color que fuese sobre la frente. Por mí como si se pintan un tablero de ajedrez. Me es igual y no lo critico para nada. Pero un obispo con ese lunar jamás lo había visto. Y me ha parecido verlo en el vídeo. Es posible que mi ya mala vista lo haya apreciado mal. Quizá algún lector me lo confirme o me haga ver que fue una ilusión óptica mía. Todo es posible. Pero si se hubiera pintado el lunar, cosa que ya digo que no me atrevo a asegurar, me parecería una gilipollez, acción propia de un gilipollas, como la copa de un pino.

Luego vinieron lo que parecían unas ofrendas danzantes, moderadamente, impropias de una liturgia católica en Rodez, tierra antaño de albigenses mucho mas católicos que las oferentes, por herejes que fueran y que lo eran. Los albigenses. Como para que les fueran a ellos con esas chorradas. Y luego vino la danza, larguísima, pesadísima, insoportabilísima.

https://www.riposte-catholique.fr/perepiscopus/letrange-rite-de-mgr-fonlupt

Todo parecido con un ceremonia católica no tiene la menor coincidencia. Todo muy apropiado si hubieran consagrado a un sacerdote de Brama, Visnú o Kali pero en la de un sacerdote católico, por indio que sea, lo entiendo como una profanación de la ceremonia.

Hasta es posible que ese obispo que se presta a tan absurdo rito se niegue a celebrar una misa tradicional. Que estos cretinos son así.

 

 

Comentarios
17 comentarios en “Un obispo lamentable
  1. Bigote no… y Barba? No tenia Jesus una barba y pelo largo? (o eso no interessa para el caso?) De que tonterias os ocupais. El bigote no quita ni pon nada de bueno ni de malo… es tan solo un bigote. Por lo demas solo puede criticar la celebración y el Obispo quien mira desde ocidente como si del centro del mundo se tratara. Vision corta la de quien no se abre a otras culturas, no respeta, no acoge. Me parecio todo muy digno. Gracias por ser asi Sr. Obispo.

  2. En compensación tenemos al estupendo Paprocki.
    James Martin arremete contra un obispo que niega la comunión y funerales católicos a homosexuales que no viven en castidad
    El obispo Thomas Paprocki aclaró que su posición de negar a las personas de “matrimonios del mismo sexo” los funerales católicos “es una cita textual del canon 1184 del Código de Derecho Canónico”. Por lo que el padre Martin no le contradice a él, sino al propio Código de Derecho Canónico.

    El jesuita conocido por defender a las personas LGTB, James Martin, junto con este colectivo, ha emprendido una campaña de acoso contra el obispo Thomas Paprocki, de Illinois, Estados Unidos. Esta persecución se debe a que el prelado se niega a celebrar funerales católicos y a dar de comulgar a personas de “matrimonios del mismo sexo” que no viven en castidad y no están “arrepentidas”.

    Tal y como recoge LifeSite News, el prelado defendió durante una entrevista en el Catholic World Report que “Santo Tomás Moro dijo: ‘No me importa lo que digan los hombres de mí, siempre que Dios me apruebe’”.

    Ni la comunión, ni funerales católicos para los que no estén arrepentidos

    El pasado 12 de junio, este obispo estadounidense publicó un decreto sobre el “matrimonio” entre personas del mismo sexo, en el que explicó que el matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer y defendió que el clero “no puede participar de ninguna manera en un ‘matrimonio homosexual’, y que los centros católicos no pueden ser utilizados para tales eventos”.

    “Las personas en relaciones del mismo sexo no deberían presentarse o ser admitidos a la comunión y, en situaciones de muerte, solo pueden recibirla en forma de Viaticum, siempre y cuando expresen su arrepentimiento por su estilo de vida”, sentenció Paprocki.

    Asimismo, explicó que estas personas no podrán tener un funeral católico a menos que muestren algunos signos de arrepentimiento antes de su muerte. “No pueden ser padrinos de Bautismo o Confirmación, ni deben servir en el ministerio público litúrgico, siendo lectores en la Misa o ministros extraordinarios de la Sagrada Comunión”, escribió.

    “A menos que hayan dado signos de arrepentimiento antes de su muerte, las personas fallecidas que habían vivido abiertamente en un “matrimonio” entre personas del mismo sexo dando escándalo público a los fieles deben ser privadas de los ritos funerarios eclesiásticos”, continúa la carta. “En el caso de que surja alguna duda, hay que consultar al Ordinario del lugar y atenerse a sus disposiciones (Canon 1184)”, aseguró Paprocki .

    “La Iglesia no solo tiene la autoridad, sino la seria obligación de reafirmar su enseñanza auténtica sobre el matrimonio y de preservar y fomentar el valor sagrado del estado matrimonial”, concluyó.

    James Martin, contra el Código de Derecho Canónico

    Dentro de la misma Iglesia, el obispo ha sido el blanco de algunas críticas. El jesuita James Martin ha liderado esta campaña contra Thomas Paprocki, asegurando que el obispo realiza “una discriminación injusta”.

    Ante estas acusaciones, Paprocki aseguró que “el padre Martin está sumamente equivocado en esas observaciones. Todos somos pecadores, pero no todos estamos viviendo de manera impenitente en un estilo de vida inmoral. Puesto que todos somos pecadores, todos estamos llamados a la conversión y al arrepentimiento”.

    Asimismo, el obispo aclaró que su posición de negar a las personas en “matrimonios del mismo sexo” los funerales católicos “es una cita textual del canon 1184 del Código de Derecho Canónico, por lo que el padre Martin no le contradice a él, sino al propio Código de Derecho Canónico”.

    “Se puede decir que todos aquellos que tienen relaciones sexuales fuera del matrimonio válido, sean heterosexuales o homosexuales, no deben recibir la Sagrada Comunión a menos que se arrepientan, confiesen y enmiendan sus vidas”, dijo Paprocki.

    El acoso LGTB

    Según ha informado LifeSite News, el obispo ha recibido mensajes y llamadas telefónicas “obscenas, mensajes de correo electrónico y cartas utilizando lenguaje blasfemo”. Sin embargo, cabe destacar que también ha recibido numerosos mensajes de apoyo.

    Por su parte, el director ejecutivo de los grupos LGTB “New Ways Ministry” ha defendido que las declaraciones del obispo “alejan a la gente de la Iglesia”. A lo que Thomas ha contestado: “El verdadero problema no es cuánta gente vendrá a la iglesia, sino cómo llegar a vivir en gracia de Dios y cómo llegar a ser un santo”.

    “La Iglesia es un medio en el camino hacia la santidad. Jesús nos enseña cómo ser santos, pero no todos aceptan su enseñanza. Muchas personas parecen haber perdido de vista la importancia de la llamada al arrepentimiento y a la conversión, parecen pensar que el decreto es una condena general de las personas que son gays y lesbianas. Pero no es así”, señaló.

    “Mi decreto no se centra en las personas con atracción homosexual, sino en las que viven en lo que llaman “matrimonio homosexual”, que es un estatus legal público. A nadie se le niega nunca los sacramentos o un funeral cristiano simplemente por tener una orientación homosexual. Alguien en un ‘matrimonio del mismo sexo’ podría recibir los sacramentos y recibir un rito fúnebre eclesiástico si se arrepiente y renuncia al “matrimonio””, concluyó.

  3. No está mal lo de Joel, de la Iglesia inclusiva, permisiva y promiscua. ¿Alguien da más?. A mi me hizo gracia, aunque no creo que sea para reír.

  4. Este sujeto era Vicario de Clermont-Ferrand. El Cardenal 33 le dijo al Nuncio Ventura que para seguir con la política de nombrar buenos obispos, había que nombrar alguno como ése para equilibrar la balanza.

    Funtloup es un adelantado en dar la comunión a los divorciados recasados y siendo vicario parroquial negó la presencia del Señor en la Eucaristía, según me dijo una catequista.
    Al Papa Benedicto simplemente le pasaron el tema para la firma.
    En este sujeto habría que considerar si son válidos los sacramentos que oficia,

  5. Parece ser una ordenación de un tal Manoj como diácono. Lo probable es que sin mucho tardar vengan las de diaconisas.
    Este Fontlup es un obispo íntegramente conciliarista Vaticano II y por consiguiente interconfesional-interreligioso inclusivo como está indicado y próximamente mandado. En los ornamentos con los que se reviste no hay signo alguno cristiano salvo la mitra que también puede indicar al dios Mitra iranoindio. Ostenta bien visible el «bindi» o tercer ojo agñá-chakra tántrico.
    Dió lugar ya tardíamente al maniqueismo que fue la religiosidad de San Agustín en su paganía anterior a su conversión cristiana.
    En los videos al margen aparece otro Manoj, pero celebrando su «jubileo» que es de suponer sea los 25 años de profesión o vaya usted a saber, en un ceremonial hindí incluida procesión de danzantes y final reparto de una torta como de mijo y otros componentes.
    La impresión que da todo este aparato en Francia o en la India es que se está imponiendo un ritual interreligioso que sin mucho tardar será aprobado como rito peculiar al igual que está en preparación el llamado Memoria católico luterano.
    Fontnlup, (Fuente-lobo?) es un viejo conocido que apareció fotografiado hace unos años con una guayabera floreada y botella espumante de champán,solo que estaba gordito y hasta tripudo a diferencia del aspecto enjuto como de diabético bigotón y mirada extraña, al presente.
    No solamente no va a ser reprochado por nadie, antes al contrario será admirado por la plétora francisquita cuyo trilema es iglesia inclusiva, permisiva y promiscua.

  6. Después de echar un vistazo al video, tengo que decir que las danzas a que me he referido no tienen nada que ver con la de las dos hnidúes que aparecen en la ordenación.

  7. La procesión de presentación de los dones con danzas de la India o África son cosa habitual -no digo que esté bien ni que esté mal- en los monasterios donde hay monjas procedentes de esas culturas; sobre todos en las profesiones y determinadas celebraciones.

  8. No veo una diferencia sustancial con el Prepósito de los jesuitas. Menudo razonamiento el del fajín cuando, para defender a Francisco, dice que las palabras de Cristo sobre el matrimonio no tienen por qué ser textuales, pues no había grabadoras. En lo doctrinal, el jesuita es una prenda. La influencia del obispo mostacho queda circunscrita a su diócesis, la del mostacho venezolano arriba a los cuatro puntos cardinales.

    Don Paco Pepe, son una plaga de langosta, que arrasa todo a su paso.

  9. ¿El nuncio no se enteró de a quién se estaba promocionándo? Se sabía que procedía de una diocesis con un obispo muy progresista. ¿Nadie advirtió? Es una lástima que colara este nombramiento, máxime cuando Francia estaba mejorando notablemente en el episcopado, sobre todo en el sur.

  10. Tan patético como ofrecer misa por el hermano viento, la hermana agua y la pacha mama… Si es que se empieza por poco y se acaba con… demasiado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.