PUBLICIDAD

Un nombre que aparece en las quinielas y es claretiano

|

Fernando Prado CMF.

Bilbaíno, de 51 años, le colocan ahora en San Sebastián como sucesor de Munilla pero es intercambiable.

Colaborador del P. Ángel en San Antón, de ahí le puede venir, vía Osoro, el padrinazgo.

Repito, una vez más, que creo merecidísimo que a Munilla le desenclaven de la cruz de San Sebastián pero si lo que él logró, de un desierto, con sangre, sudor y lágrimas, viene alguien a destruirlo no iba a quedar nada buen el autor o los autores de la tropelía.

No desautorizo de entrada a este claretiano, si es él quien llega a San Sebastián. No tengo base para ello. Y hasta la fotografía que he encontrado para esta entrada, muy apañadito con su clergyman, me parece bien. Pero el que venga va  ser juzgado por lo que haga. Y no se va a ir de rositas si es el enterrador de lo que con tanto esfuerzo comenzó a levantar de la nada Don José Ignacio.

¿Y claretiano? Pues, qué quieren que les diga. Como Casaldáliga seguro que no va a ser. Los que hemos tenido tampoco son como paraa echar cohetes. De Luis Gutiérrez hoy ya nadie recuerda, ni los segovianos, que  entre 1995  y  2007 fue obispo de aquella diócesis, que debe llevar diez años sin ordenar un sacerdote. Fernando Sebastián, uno de los más directos responsables del hundimiento de la Iglesia posconciliar española, fue algo mejor en Pamplona que su antecesor Cirarda pero tampoco mucho más. Y al actual de Mondoñedo-Ferrol le han encomendado algo imposible para sus capacidades. Se comprende que suspire porque se lo lleven de allí. Y reconozco que buena voluntad parece que la pone,

Y ya de cardenales, que para lo que son los claretianos hay overbooking, pues salvo Larraona, que fue una excepción, Tabera, malo en España y prescindibilísimo en Roma, de Sebastián ya he dicho, aunque cabe añadir su nula simpatía personal y Aquilino Bocos ha sido una de esas ocurrencias incomprensibles de Francisco que hacen que los mismos claretianos y hasta el propio Aquilino se pregunten el por qué. Cierto que se prodiga poco en actos públicos, pero cuando comparece en alguno con capisayos de cardenal, y en  el lugar distinguido  que le corresponde, es unánime la pregunta: ¿Quién es ese? Y como si alguien, sorprendentemente enterado, respondiera al que preguntaba: Aquilino Bocos, la contestación era segura: ¿Aquilino qué?

 

Comentarios
23 comentarios en “Un nombre que aparece en las quinielas y es claretiano
  1. Garciarena, sacerdote navarro, es una seria posibilidad como obispo de San Sebastián. Y ¡ojo! con este nombre José Antonio Goñi Besasoain de Paulorena, canónigo y párroco también navarro.
    El Actual auxiliar será el próximo Arzobispo De Pamplona, cuando llegue el momento…

  2. Don Fernando Sebastián ha sido uno de los grandes obispos de la Iglesia Española en las últimas décadas. En Navarra dejó entre sus muchas obras y quehaceres unas sobresalientes Cartas desde la Fé, que semanalmente fue publicando.
    Su colaboración en grandes documentos de la C.E.E. valiosísima, asi como su aportación a diferentes Sínodos de la Iglesia. Y mucho más que quizás otro día pueda comentar

  3. Siendo Obispo de Albacete, monseñor Tabera tuvo una intervención en el Concilio que agradó especialmente a San Pablo VI. Después del Concilio fue nombrado Arzobispo de Pamplona: una de las diócesis más ricas, pero más problemáticas de España.
    Yo tuve ocasión de asistir a una Romería en Irati y en la Misa en medio de una explanada rodeada de hayas del bosque y junto con gran número de fieles mostró por sus palabras, su actitud y su espiritualidad una imagen que junto con la devoción de los peregrinos recordba escenas evangélicas

  4. Otro vendra que bueno me hara… una anciana de Siracusa en el siglo IV a.c apelaba a la dioses pidiendo larga vida para el tirano Dionisio. Tras pedir la muerte súbita del tirano de turno llegaba otro peor que el anterior…. visto lo visto acabo pidiendo larga vida para el tirano reinante. Qui gladio occidit gladio occisus erit

  5. El señor Prado pone clergyman en modo disfraz pues no imparte sus desastrosas y anodinas clases y sí cuando toca presentar alguna semana de Vida religiosa (infumables) o alguna publicación. Una mitra le queda grande, muy grande.

  6. No entiendo esta obsesión de Roma por nombrar prelados de desórdenes religiosas, que, habitualmente, suelen ser desastrosos, dado que ninguna otra parte de la Iglesia está más degenerada que ellos (hablo en general).

  7. Coincido completamente con lo que dice. A Msr Munilla le hace falta un descanso y una diócesis tranquila. Pero es muy difícil encontrar a alguien que continúe su labor y por otra parte, la mayoría de las diócesis están más o menos destrozadas, con lo cual a donde lo manden tendrá que volver a luchar.

    No sé si merece la pena cambiarlo de diócesis, por él, me refiero.

    1. Si es Fernando Prado, no será para continuar su labor. Conociendo padrinos y viniendo de los claretianos, el destrozo va a ser de órdago.

  8. Llevo dos días intentando mandar un comentario. No me es posible y me gustaría saber por qué. Estoy dolido por el incendio de la catedral de Nantes, sea cual sea el culpable. El resultado real es otra de nuestras hondas raíces cortadas. Lo demás simplemente me resulta cómico en un escenario de objetiva tragedia.

    1. Pues no las tengo todas conmigo respecto a los comentarios. Por supuesto no dudo en ningún momento de D. Francisco José, pero el sistema lo pueden haber programado de forma que tenga filtros, filtros que vaya usted a saber con qué criterios.

  9. Tabera, naturalmente en mi opinión, fue un anodino administrador apostólico y obispo de Barbastro, mucho más por los mártires de aquella localidad, claretianos, que por sus méritos, mediocrísimo obispo de Albacete y de Pamplona e igual presidente de dos dicasterios romanos. No lo peor de lo peor, eso es Casaldáliga, pero aproximándose.
    Intelectualmente pienso que valía bastante más Sebastián, en maldad, por ahí se andaban.

    1. Muchas gracias.
      No entendí lo de Pablo VI de llevarlo a Roma.
      Dicen que era dom Casimiro el cardenal y después fue quitado de la lista por una alusión política que no le gustó al Papa.

  10. Don Paco Pepe u otro amigo me puede hablar un poco del cardenal Tabera?
    Me asombra su capelo en Pamplona y sobre don Casimiro y sobretodo su llamada a Roma por Pablo VI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *