PUBLICIDAD

Un libro del obispo Munilla

|

http://www.religionenlibertad.com/munilla-habla-en-su-libro-de-eta-y-su-nefasto-influjo-39258.htm No es esto un comentario sobre un libro. No he leído esta recopilación de escritos pastorales del obispo de San Sebastián. De momento. Simplemente me he encontrado una entrevista y como el obispo me parece uno de los mejores de España y el cura que se la hace igual pero en cura, me limito a enlazárosla en la seguridad de que el libro vale la pena.

Comentarios
11 comentarios en “Un libro del obispo Munilla
  1. Al ser nombrado Obispo de San Sebastian, el 77% del clero le «recibió» con una carta en la que decían que no era idóneo. Clero, cuya media de edad superaba los 70 años y que, en muy buena parte, eran jesuitas. 4 años después, pese a ser muchos, no llegan al 50% los curas que siguen siendo críticos con él. Pero es que los críticos ee han ido o muriendo, o «reconvirtiendo», a lo que hay que sumar los sacerdotes que se han formado en seminarios de fuera de Guipuzcoa, especialmente Toledo, que están acabando poco a poco con la «solución» por la que la diócesis había apostado: la formación de laicos que ayudaran en las parroquias y que supliesen en la medida de lo posible los quehaceres de unos sacerdotes cuya media de edad no hace más que crecer. “Aquí se hizo esa apuesta. La filosofía era que no había que traer sacerdotes de fuera, sino que hombres y mujeres, cristianos, fueran asumiendo responsabilidades eclesiales. Los últimos movimientos chocan con lo hecho”, según un sacerdote.

  2. Yo siempre he dicho que este Obispo es un hombre que se viste por los pies. No lo tiene fácil, pero vocación y hombría no le faltan como buen vasco. Que Dios le ayude y la Virgen de Aranzazú le proteja y consuele en los momentos difíciles. Mi respeto y admiración porque ya me agradaría tener un Obispo como él.

  3. Todos esos factores que Vds. dicen, son acertados.
    Pero no se olviden de un tema importante que aleja a los fieles de los templos. La lengua. El 51% de los vascos y vascas, como dicen sus impresentables políticos, no habla ni entiende el euskara, que es como se denomina a la inventada lengua llamada euskera batúa. Y tan sólo el 19% de la población es capaz de seguir la Misa en vasco. O sea, que eso excluye al 80% de los fieles. Y si tenemos en cuenta que únicamente el 8 o 10% de las Misas se celebran en castellano, pues ya tenemos otro factor a considerar. Y no hay misales. Se proyectan las letras de los cantos, en vasco, en la pared para que el pueblo pueda cantar. Y si eres capaz de seguir la celebración, bien. Y si no, ya sabes.

  4. Es que Munilla tiene un cortijo de curas de «txapela y tasca», que se creen los amos de la diócesis y además muy cerrados ellos, estaban acostumbrados a su teología de la ciudadanía y a mandar. En fin no hay más que ver las iglesias guipuzcoanas: vacías y como suele decirse con «cuatro viejas», que nos les dispensan ni el rosario (¡qué atraso!). Y así va todo en nuestra Iglesia de nuestro amores.(que no de otros).
    Con Jesús.

  5. Mi simpatía y afecto a monseñor Munilla, y animarle a seguir el camino de evangelización que lleva a cabo, sin desanimarse y perseverando en el servicio a sus diocesanos, siempre ne el nombre del Señor.
    Que Dios le guarde.

  6. Don José Ignacio es un santo varón que tiene la mala suerte de tener un clero pésimo y una diócesis en la que apenas queda nada de cristiano y que a todos los efectos es territorio de misión. Algunos le reprochan que se rodee de un pequeño círculo de confianza, pero ¿qué esperaban que hiciese si la mayoría de su clero está pidiendo su destitución un día sí y otro también? Le reprochan que la cifra de vocaciones siga siendo baja, pero ¿de verdad que esperaban que en cuatro años pudiera arreglar un destrozo de cuarenta años de malos obispos (Argaya, Uriarte pero sobre todo el maligno Setién)?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *