PUBLICIDAD

Un diputado de VOX que me representa

|

El diputado Francisco José Contreras levanta en el Congreso el crucifijo que llevaba su tío abuelo sacerdote martirizado por los rojos

Pues de momento no me arrepiento de mi voto.

Mientras que no encuentro el menor motivo para votar al PP

https://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=39285

 

31 comentarios en “Un diputado de VOX que me representa
  1. Mi reconocimiento y respeto a quien enarbola a Cristo en la sede en la que tanta insidia, mentira y maldad anida.
    Venceremos siempre, no tengais dudas al respecto. Lo haremos en el terreno de las ideas e, igualmente, si llega el caso, en el enfrentamiento
    personal y violento.

  2. Y a mi también. Muy valiente. Seguro que es un catolico sin complejos. No es fácil enarbolar un CRUCIFIJO en medio de tantísimos miserables que odian y volverían a asesinar con la misma saña y SADISMO con que asesinaron los vencidos. Los dos ejemplos que refiere en las Cortes el Sr. Contreras( creo q así se llama este valiente) son ESCALOFRIANTES… Pa que luego digan hubo igual de buenos y malos en los dos bandos»… UN poco de Historia de la de verdad,por favor!

  3. Para manifestar lo que dijo, muy sentido al parecer, la Presidente de la Cde Madrid, no hace falta ser católica. Hace falta: VALOR, VERDAD Y CONOCIMIENTO del suceso que cambió la Vida de todo lo que fue OCCIDENTE y parte del mundo, el NACIMIENTO DE JESUCRISTO. Es cierto que quien en público dice tal cosa, alabando el mucho BIEN que originó esa NAVIDAD= NATIVIDAD es fácil que se haga catolico o SD plantee una regeneración de la propia vida. Bravo dña. Isabel!!!

  4. En esto y otras cosas se les ve que son políticos con coraje cosa que el resto no. El PP no tiene ni principios ni ideología y si sale aire sur pues son de una manera, si tira el norte pues de otra. No se puede ser menos audaz, más torpe e ir más por detrás de los acontecimientos que el PP y el inefable Pablito Casado no se por quién asesorado.
    Han dicho a todo que sí, desde un apoyo y abstenciones a prórrogas del anterior estado de alarma como la abstención en este último que es flagrantemente digamos que poco constitucional. Para colmos se ha sabido que estuvieron en componendas para renovar el CGPJ y gracias a la portavoz que echaron (doble válida que estos) tuvieron que dar marcha atrás cuando ademñas los engañaron y les volverán a engañar.
    Se ha convertido en un partido de cargos nada más, lleno de enemigos íntimos, trepas y de caciques autonómicos y provinciales sin que haya pegamento entre ellos. De ahí que toda una flamante Ana Pastor dijera que las Autonomías eran lo mejor de España y se quedó tan pancha.
    La nueva portavoz no tiene talento ninguno y aburre hasta a un caballo de madera. En el fondo son unos acomnplejados que acaban haciendo lo contrario de lo que creen en su fuero interno, lo que provoca desequilibrios.

        1. Iustitia est constans et perpetua voluntas ius suum cuique tribuendi. Ulpiano.

          Sin embargo, resumida en dos palabras esta frase nos da lo que viene a ser la primera parte de la consigna de l´Osservattore Romano, donde se lee: Unicuique suum, poniendo entero el pronombre indefinido, por no tener el apoyo de ninguna palabra anterior en su posición.

          1. Inmediatamente después, prosigue Ulpiano:
            «Iuris praecepta sunt haec: honeste vivere, alterum non laedere, suum cuique tribuere».
            (Digesto 1,1,10)

  5. Escribo con motivo de la intervención del Sr. Guix. Personalmente no conozco ni al Sr. Guix ni al Sr. Contreras. He buscado en internet. Al Sr. Guix no lo encontré, quizá sea un seudónimo; al Sr. Contreras sí. Además, he leído algunos de sus libros que me parecen muy atinados y los recomiendo; es quizá de los pocos intelectuales que escribe cosas útiles y educativas para público especialista y para el gran público. No sé qué ideología puede tener el Sr. Guix, y ni siquiera si la tiene. Sí deduzco de su intervención que sus condiciones para la convivencia social podrían mejorarse, como la de tantas otras personas. En determinados ambientes “culturales” es frecuente insultar, decir “tacos”, etc.; suelen utilizarlos quienes no tienen argumentos para un debate pero sin embargo chillan y levantan mucho la voz porque quizá así piensan que “convencen” o acallan a la otra parte. Estoy acostumbrado a ese tipo de personas. Ellas solas se descalifican. En este caso me sorprende que el Sr. Guix sea un lector de Infovaticana; de hacerlo por interés religioso, le recomiendo que se lea aquello de “amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a uno mismo”. Además, quizá le vendría bien y le podría ser muy útil leer algunas de las publicaciones del Sr. Contreras: aprendería mucho aunque lo considere “un facha”, pues del «enemigo» también se puede aprender.

  6. Escribo con motivo de la intervención del Sr. Guix. Personalmente no conozco ni al Sr. Guix ni al Sr. Contreras. He buscado en internet. Al Sr. Guix no lo encontré, quizá sea un seudónimo; al Sr. Contreras sí. Además, he leído algunos de sus libros que me parecen muy atinados y los recomiendo; es quizá de los pocos intelectuales que escribe cosas útiles y educativas para público especialista y para el gran público. No sé qué ideología puede tener el Sr. Guix, y ni siquiera si la tiene. Sí deduzco de su intervención que sus condiciones para la convivencia social podrían mejorarse, como la de tantas otras personas. En determinados ambientes “culturales” es frecuente insultar, decir “tacos”, etc.; suelen utilizarlos quienes no tienen argumentos para un debate pero sin embargo chillan y levantan mucho la voz porque quizá así piensan que “convencen” o acallan a la otra parte. Estoy acostumbrado a ese tiempo de personas. Ellas solas se descalifican. En este caso me sorprende que el Sr. Guix sea un lector de Infovaticana; de hacerlo por interés religioso, le recomiendo que se lea aquello de “amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a uno mismo”. Además, quizá le vendría bien y le podría ser muy útil leer algunas de las publicaciones del Sr. Contreras: aprendería mucho aunque lo considere “un facha”, pues del enemigo también se puede aprender.

  7. La mayoría de Vds., creo, no aparecen en la «lista» de los 22 millones de «h.d.p.» que ese general de división (nunca mejor dicho), españolazo él y Voxero de pro, (como el tal Lector y demás adláteres que pululan por este block), que quieren «pasaportar» al otro mundo a base de balazos.

    1. Aldeano, un caso particular no conforma conclusiones generales. No hay nadie de vox de por medio. Creo que usted proyecta sobre otros su propio furor exterminador.

  8. Desde mi admiración hacia el profesor Contreras, creo que se están equivocando. ¿A quiénes hay que recordar hoy «sólo como españoles»: a los gudaris, a la Esquerra, a los stalinistas, a los anarquistas del fuego purificador y el tiro fácil…? No pueden caer todos bajo la compasiva y eufemística –otra vez– condición general de «españoles», porque muchos se revolverían en sus tumbas. Porque el bando revolucionario o rojo odiaba intensamente desde sus textos fundacionales (empezando por los de Azaña, que incluso evoca el propio catedrático) cualquier cosa que representara la idea misma de España, su unidad, tradición, lengua común, historia, logros, creencias arraigadas de siglos y siglos… De todo se habían hartado de renegar, poniéndolo en todo tiempo por (terrible) obra. Por eso quienes defendían los valores profundos, éticos y gravísimamente amenazados de la nación española, se presentaron justamente como nacionales, no como «franquistas».
    Si la derecha no defiende por primera vez desde la Transición la pura verdad de todo aquello, la historia volverá a repetirse. Y la tenaza totalitaria que ya otra vez empieza a estrangular a España confirma que esto que digo no es rancia retórica…

    1. Piensen si yo, como votante y afiliado a VOX, debo suscribir las palabras finales de esta intervención: «Nosotros asumimos los crímenes de ambos bandos». Piénsenlo, porque yo no puedo.

      1. Con tanto postureo bizantino y quítate de aquí, que yo, como en la bolsa, tengo valores y… el tarro de las esencias, lo único que se está consiguiendo es apuntalar al okupa de La Moncloa por una década, si en 2030 queda algo de España.

      1. Me ha emocionado el discurso de Doña Isabel Díaz Ayuso sobre el Belén, la Navidad y nuestras raíces cristianas. Creo que está dama, en contacto con el dolor humano, ha experimentado una profunda y fructuosa conversión. Deo gratias.

      2. Y a mi también. Muy valiente. Seguro que es un catolico sin complejos. No es fácil enarbolar un CRUCIFIJO en medio de tantísimos miserables que odian y volverían a asesinar con la misma saña y SADISMO con que asesinaron los vencidos. Los dos ejemplos que refiere en las Cortes el Sr. Contreras( creo q así se llama este valiente) son ESCALOFRIANTES… Pa que luego digan hubo igual de buenos y malos en los dos bandos»… UN poco de Historia de la de verdad,por favor!

  9. No ha visto por lo que veo el mensaje de Navidad de Ayuso. Se nota que VOX han venido a salvarnos, no lo nota? Si estamos fenomenal! Menos mal que esta VOX!

    1. Yo sí lo he visto. Desde luego, quien se lo ha escrito parece ser católico. No así Ayuso. Le reconozco el valor de haberlo leído, aunque creo que ni lo había revisado previamente. De otro modo, no se pueden entender sus titubeos y dudas en la lectura. De haberlo leído antes, no sé si se hubiera atrevido a decir lo que ha dicho en publico. Pero vale, admito que tiene su mérito, al menos tener un asesor católico en quien confías. Quizá por eso se la quieran quitar de encima en el PP. Porque a los otros, a los pro-vida, ya se los quitaron de encima antes de las últimas elecciones: literalmente, los echaron.

      1. Yo no me atrevería a expedir volantes de catolicidad. Dejemos que Dios sea tal y reconozca a los Suyos. En vez de entrar en disquisiciones que sólo denotan malquerencia, y reduccionismo conceptual, prefiero aplaudir el detalle de alguien que gobierna y que da un superlativo testimonio cristiano. Cualquier observación en sentido contrario es para hacérselo mirar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *