PUBLICIDAD

Un cura que me parece impresentable

|

Resultado de imagen de bandera de españa

Porque lo normal de un cura es felicitar a quien se suena en la bandera de España. Pues a mí un cura así me parece un mierda de cura. Y si su obispo se lo consiente, en eso una mierda de obispo.

Están jugando con pólvora y cualquier día les va a explotar. Porque no faltará gente que ante obispos que permiten a sus curas que arropen a los que se suenan en la bandera de España pues ellos se caguen en esos curas, en los obispos que los toleran y hasta en la madre que los parió.

¿Me he expresado claramente?

https://www.eldiario.es/murcia/murcia_y_aparte/Carta-cura-Dani-Mateo_6_845925407.html

 

Comentarios
17 comentarios en “Un cura que me parece impresentable
  1. Buenas tardes a todos.
    Después de seguir el blog desde la distancia (Vietnam), con muchas coincidencias y algunas pequeñas disensiones, vuelvo a escribir aquí. Un saludo al querido blogger y parabienes por sus últimas intervenciones y reconocimientos. Se ve que es una cigüeña de altos vuelos y grandes recorridos.
    A lo que iba. Estoy apenado, no porque un muchacho ordenado diga las cosas que dice. Al fondo pueden ser sus propias dudas, infantilismo o necesidad de estar en un lugar que le asegure el afecto de los demás. Lo que me afecta de manera especial, es que una Iglesia cuyos seminarios no aseguren de forma efectiva la Fe y la recta doctrina de sus ordenados, está cavando su propia ruina. Y dónde está el pastor de esa diócesis para corregir y ayudar a este pobre hombre.
    Estamos viviendo un tiempo de buenismo, de comparar a la Iglesia con un sistema político determinado, donde todas las opiniones tienen cabida, una Iglesia democrática. ¿Qué eclesiología estudian nuestros seminaristas? La Iglesia es una Comunión y se organiza jerárquicamente . Así lo quiso Jesucristo. ¿Es tan dificil entenderlo? Basta ya de círculos de opinión cuyos miembros están en los ochenta años y producen monstruos basados en los sueños de su razón. Nunca tan pocos han hecho tanto daño. Y mucho purpurado los teme más que al Obispo de Roma. En fin todo al revés.

  2. Este tío lo que no tiene es vergüenza, y su obispo menos.
    Y encima masón con la libertad, igualdad y fraternidad…seguida de la guillotina para 100.000 personas en la Vendée.
    Muy bonito el curita, sí señor.

  3. Un memo más en el redil de los tontos de capirote. Tendría usted que volver a recuperar aquella sección de los Bobos de Coria, para que ingresase el susodicho, así como la pasarela Cibeles del adefesio que también se echa de menos.

  4. Pero, hombre, haber empezado por el enlace. Ese no es «un» cura impresentable: es «el» cura impresentable, el de siempre. Como si su oronda, global e inclusiva humanidad le permitiera pasar inadvertido cada una de las múltiples veces que desmiente su condición sacerdotal.

  5. 1. Si no te gusta Europa coge un barco y vete a Àfrica a denunciar las injusticias que allí cometen sus dirigentes.
    2. Si quieres ser consecuente con tus ideas llena la iglesia donde trabajas de inmigrantes o mételos en tu casa.
    Basta de populismo barato y jueguecitos tranquilizadores de conciencia con las ONGs al servicio del NOM (Nuevo Orden Mundial).

  6. Personalmente no me siento representado por ningún obispo ni, por ende, por la Conferencia Episcopal Española. Por lo general, actúan como políticos, no como siervos de Cristo. SOLO DIOS BASTA.

  7. Imagino que don José Manuel Lorca tendrá cosas mejores que hacer que darle publicidad a las memeces de este “sacerdote” (un fósil del marxismo clerical de los años 70 que se apunta a todo). Lo mejor que puede hacer es dedicarle un desdeñoso silencio.

  8. Estimado D. Francisco, esto sucede con un cura de Murcia, usted alaba siempre a esa diócesis y sobre todo a su obispo. Yo no tengo nada en contra ni de la diócesis de Murcia ni contra su obispo, pero el obispo calla y callará. La cobardía y el miedo de los obispos en estos momentos presentes es así de lamentable. Si fuera un sacerdote que pone en juicio otras cosas… y todos sabemos cuáles son hoy en día, seguramente sería apartado de su ministerio o se publicaría una nota oficial, aquí no espere nada.

    1. El silencio y cobardía de muchos obispos en el 34 y 36 llevó a unos cuantos de ellos al martirio junto con miles de católicos seglares.

      Parece mentira que los hombres sean los únicos animales capaces de tropezar cientos de veces en la misma piedra.

      1. ¡¡¡Lo que os gustaría otros 36!!!
        Pero no va a ocurrir.
        Por fin España es libre, democrática y alfabetizada, y Europa no lo consentirá.
        Cristo no es rey de este mundo.

    2. Ya se cosas de este cura. ¿Quién le paga a este cura?¿A qué se dedica este cura dentro de la Iglesia para ganar el sueldo que gana y vivir en una casa de la diócesis? Menos meterse con la Iglesia que lo mantiene y más dedicarse a sus labores sacerdotales. Por cierto, el obispo calla y callará, sus energías las gastará en dar golpes a pobres curas que no tienen tanto poder mediático como el cura Joaquín. Pobre obispo y pobre diócesis.
      Señor De la Cigoña, cuando tenga que poner algo de la diócesis de Cartagena, asegúrese que le informan bien, porque usted no da una.

  9. Parece que este señor (no pienso llamarle «cura» a este sujeto, porque no cura almas sino que las envenena de maldad) es muy aficionado a la comunicación epistolar y a labores de tipo ONG.Un señor así sobra en la Iglesia.Creo entender que pertenece a la diócesis de Cartagena.Pues ya sabe el señor obispo con quién se juega su prestigio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *