Un cura contagiado. Y emocionado

|

Ver las imágenes de origen

De Getafe. Parroquia de San Vicente de Paúl de Valdemoro.

Se llama Gabriel Díaz Azarola.. En la fotografía con sus padres y un hermano también sacerdote.

<

Impactante testimonio:

https://www.youtube.com/watch?v=8AGR3pQa9ZQ&feature=youtu.be

Tarda un poco en abrirse pero se abre.

 

Comentarios
15 comentarios en “Un cura contagiado. Y emocionado
  1. +En Granada no tenemos dificultad alguna para asistir todos los días a la Eucaristía. En todas las parroquias al menos hay una celebración al día y los domingos hay alguna más. y la comunión se puede recibir tanto en la mano con el la boca, eso si los que deseen recibirla en la boca tienen que ser los últimos en recibirla.
    El rito de la paz suprimido

  2. No tenemos más Rey que Jesús

    Fray Paul Marich OP
    13 de Marzo de 2020 |

    En los relatos evangélicas sobre la Pasión de Cristo, Su crucifixión va precedida por un episodio en el que la plebe niega Su Realeza.
    Poncio Pilato pregunta a la multitud si debe crucificar a Su Rey, y se encuentra con esta respuesta: «No tenemos más rey que el César» (Juan 19,15).
    Tales palabras son desgarradoras, especialmente si se tiene en cuenta el anhelo de los hijos de Israel de verse libres de la opresión romana.
    En esta confrontación dialéctica el pueblo y sus representantes se vendieron a sí mismos, cambiando al Hijo de Dios por un emperador pagano. Y cuando uno considera quién era este César, «vender» parece inapropiado.

    Este César no era Octavio Augusto, (que había ordenado el censo y el impuesto imperiales, en el momento de nacer el Señor), sino su sucesor, Tiberio, quien se convirtió en el segundo emperador romano en el año 14 d. C.
    En Lucas, el Evangelista lo menciona por su nombre. durante el comienzo del ministerio de San Juan Bautista, casi simultáneo al inicio. (Lucas 3,1) No hay más referencias directas a él en las Escrituras.
    En el momento del juicio de Jesús ante Pilato, Tiberio todavía gobernaba el imperio, pero, descendiendo a los detalles de su reinado, causa pavor tan sólo pensar en aquél que las multitudes llamaban su único rey.

    Sabemos por otras fuentes históricas, que aproximadamente una década antes, el hijo adoptivo y heredero de Tiberio, Germánico, emparentado con la familia Julia, por ser hijo de Agripina, y esposo de Agripina la Menor, madre de Nerón, fue envenenado por Cneo Calpurnio Pisón, Gobernador de Siria, a quien Tiberio había nombrado para controlarle.
    Tras la muerte de Germánico, Tiberio cae en un estado de ansiedad, que lo conducirá paulatinamente a la demencia.
    En medio de su angustia, se retira de la vida pública el resto de sus días, abandonando a su pueblo y encerrándose en la isla de Capri.
    Se entretiene con el libertinaje y la lascivia, y haciendo matar a los culpables de «ser sospechosos de conspiración.»
    Vivirá unos pocos años después del Viernes Santo, muriendo en el año 37 de nuestra era, a manos de su sucesor Calígula.

    Analizado el griterío de la chusma en el juicio de Jesús, dentro de su contexto, es posible extraer el siguiente sentido: «No tenemos más rey que un emperador terrenal que ha abandonado a su pueblo para entregarse a una vida depravada.»
    Esto puede darnos elementos de juicio para reflexionar sobre nuestra propia vida, especialmente en estos días de la santa Cuaresma.
    El pecado es una realidad de nuestra condición humana caída, por la que amamos algo creado y temporal en lugar de Nuestro Eterno Creador.
    Cuando pecamos, ya sea de pensamiento, palabra, obra u omisión, interponemos deliberadamente un obstáculo en el camino de nuestra relación con Dios.
    Al igual que aquella multitud del Viernes Santo, en lugar de reconocer a Jesús como Nuestro Rey, al pecar nos hacemos eco de la aclamación de la multitud: «No tenemos más rey que el César.»
    Cuando pecamos sustituimos sin más a César por el pecado, fruto de una torcida elección, con la que damos la espalda a Dios.

    A pesar de haber abandonado a Dios, prefiriendo nuestros pecados, el Padre no nos abandona.
    Con un amor admirable recibe al pecador arrepentido con los brazos abiertos, ofreciéndole curación y perdón. A través de la muerte de Cristo, Dios nos transforma, lavando nuestros pecados en la sangre de Su Hijo y adoptándonos como Sus hijos bienamados.
    Por la gracia de Cristo, nos convertimos en nuevas criaturas, elevándonos de la plaga del pecado a una nueva vida en la dinámica de Su gloriosa Resurrección.

    Este Tiempo de Cuaresma nos brinda la oportunidad de alejarnos del pecado mediante la oración, el ayuno y la limosna.
    Al unirnos más estrechamente a la Pasión y la muerte de Cristo, nos es posible valorar la fragilidad de nuestra condición humana y las zonas de nuestra existencia más necesitadas de ayuda.
    Pero, la penitencia cuaresmal es tan sólo un primer paso para poner un dique de contención a las acciones pecaminosas.
    Poniendo atención a las mociones y sugerencias del Espíritu Santo, debemos permitir también que la gracia de Cristo configure y profundice nuestra unión con Él. De esta manera, podremos exclamar con fiel veracidad: «No tenemos más Rey que Jesús.»

  3. En Valdemoro se han suprimido todas la Misas.Aunque alguna Iglesia está abierta para la oración.
    La Adoración perpetua del Convento de Clarisas está abierta, pero la Misa suprimida.

    1. No estoy de acuerdo en absoluto con suspender las misas. Se pueden tomar precauciones como mantener una distancia de 1 metro entre las personas tener más misa. Es lo que están haciendo en Polonia.

      1. Si poco inteligentes hay mucho, no pasa nada porque pienses asi. Sal mucho y extinguete pronto. Darwin es maravilloso. Si eres viejo caes pronto, y si no t recomiendo que visita a tus padres q seguro q agradecen tu visita.

  4. Me sorprende que el Párroco de Valdemoro diga a sus feligreses que hasta Julio no podrán comulgar ni recibir ningún sacramento, y confunda la gracia especial de una comunión espiritual con la res sacramenti o gracia sacramental, invocando para la ausencia del culto, el caso de necesidad. No muy distinta me parece la actitud del arzobispo Gregory de Washington, mandando cerrar las Iglesias.
    Menos mal que cerca de Valdemoro y en otros lugares de Madrid se seguirá diciendo Misa y atendiendo las necesidades espirituales de los fieles. Como recuerda el Arzobispo Monseñor Gadecky, ante cuyo curriculum quedé impresionado el otro día, en los hospitales se curan o intentan curar las dolencias del cuerpo, y en las Iglesias se tratan las enfermedades del alma. En el fondo de todo subyace una carencia elemental de estudios serios de Teología Sacramental y Sagrada Escritura. Cierto que hay ocasiones en que resulta difícil reprimir las emociones, pero, transmite sensación de inmadurez el hecho de convertir una comunicación en un melodrama. Encomiendo al Señor la pronta recuperación de este hermano Sacerdote y que esta coyuntura le sirva para ahondar en la plegaria y el estudio de la Teología.

    1. Ese virus no sobrevive a más de 27 grados. Hay tomar medidas para potenciar el sistema inmune, por ejemplo: tomar abundante vitamina C, D y A, los limones son una excelente fuente de vitamina C. De hecho en China están dando dosis masivas de este vitimina. También magnesio, equinácea que potencia el sistema inmune, infusiones calientes como el té verde que contiene muchos anti-oxidantes. No tomar paracetemol o semejantes porque no conviene intentar bajar la temperatura porque a través del sudor se va eliminando los patógenos. El ajo es un excelente remedio. No he visto que los médico recomienden estos remedos naturales. Supongo que es porque no les enseñan nada de esto.

  5. Hermenegildo: Acabo de entrar en el enlace, por si me hubiera equivocado y sale, perezoso, el vídeo del sacerdote de Getafe.

    1. Espero que ahaya cambiado de opinion respecto al cerrar parroquias y acabar con las misas, habla de los proximos meses, habeis sido muy irresponsables

    1. El Obispo en prórroga, de Canarias, según leo en la web de la Diócesis ha suspendido todas las Misas dominicales. Igualmente veo que en Roma se cerraron las Iglesias el miércoles, pero el Papa dijo hoy en un mensaje que no se podía caer en el radicalismo y que los fieles precisan en estas circunstancias la cercanía del Sacerdote. A raíz de eso el Cardenal Vicario ha ordenado reabrir los templos y que se celebre el culto como siempre con las debidas cautelas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *