PUBLICIDAD

Un conocidísimo jesuita chileno también acusado de abusos.

|

Es el P. Renato Poblete, El padre Poblete  que fue importantísimo en la Iglesia chilena y een la Compañía de Jesús de aquel país, era democristiano de inclinación, capellán del Hogar de Cristo (enorme institución caritativa jesuita) , muy introducido e influyente en círculos políticos y empresariales. Hasta hay en Santiago  un parque con su nombrecon su nombre.

Fallecido en 2010 ahora sale su nombre mezclado en una cuestión de abusos o relaciones sexuales que la Compañía dice que va a investigar. Sea o no cierto lo que se le imputa al Padre, que todo puede ocurrir, de la Iglesia de Chile, podridísima, no va a quedar ni los rabos. Lo único positivo es que lo único, y poco, que permanecerá, serán los de fe arraigada que no suele coincidir con el progresismo. Curas y obispos progresistas se van a quedar sin fieles, Aunque ya casi ni los tienen.

¿Y Francisco, qué? Porque la Iglesia de Chile no es su fracaso sino uno más de sus fracasos. Claro que todo esto venía de antes aunque también de ahora. Pero el perardo le ha explotado a Francisco y es él quien tiene que hacer frente a la situación. Cosa que de momento no se ve.  Una grotesca renuncia colectiva del Episcopado que ha quedado en agua de borrajas y una trágica situación de aquella Iglesia que parece agonizar sin remedio.

Esto es lo que dice la nota de la Compañía de Jesús de Chile:

https://www.jesuitas.cl/comunicado-de-prensa-4/

https://www.latercera.com/nacional/noticia/abren-indagacion-fallecido-padre-renato-poblete-denuncia-abuso/490064/

 

 

10 comentarios en “Un conocidísimo jesuita chileno también acusado de abusos.
  1. Inducidos por Satanás, deslumbrados por el mundo y seducidos por la carne. La tentación es demasiado y muy por encima de las escasas fuerzas para cualquier humano y máxime si no practica una profunda devoción a la Santísima Virgen, la gran olvidada en esta época sodomizada, y de la que nadie quiere hablar por considerar la pureza una auténtica cursilada perteneciente a otros tiempos. Estamos en el mundo pero no podemos ser mundanos. Nadie nos habla de ello; los sacerdotes cada vez son menos y más viejos.
    Se impone un magno concilio -a ver quién lo convoca- como el de Trento; el concilio de la pureza; que renueve la faz de la tierra; que disponga la expulsión sin contemplaciones de todos aquéllos religiosos, cualquiera que sea su jerarquía, que no comulguen con las disposiciones allí aprobadas aún cuando ello signifique dejar doce obispos en el mundo y setenta y dos sacerdotes. La Barca de Pedro no puede naufragar.

    1. José Miguel, suscribo su comentario, de la A a la Z. La falta total de amor y devoción a María Santísima, es la causa principal del declive del clero corrompido y putrefacto . Un saludo.

  2. Canali,
    “In extrema persecutione…” de ninguna manera se aplica al actual pontificado, en cuanto que la Iglesia actual bajo Francisco, no está siendo perseguida a sangre y fuego. “In extrema persecutione” es literalmente una persecución de exterminio total, radical, una persecución a sangre, una persecución martirial en el sentido más literal (más extremo) de la palabra. Este lema de san Malaquías, no se aplica TODAVIA a lo que estamos viviendo en la actualidad. Falta muy poco, y no será bajo el pontificado de Francisco.

    1. En las leyendas de los Papas de la Profecía de San Malaquías vemos que a Benedicto XVI le corresponde: De gloria olivae. A continuación viene: In extrema persecutione SRE. No se trata del último Papa -Bergoglio-, pues esta frase tiene un punto. Y acto seguido viene otra: Sedebit Petrus Romanus, o sea otro Papa: Pedro Romano. No quiero pensar en ninguna similitud.

  3. Un difunto, aunque hubiese sido culpable, como es obvio, no puede ejercitar un derecho fundamental, que es el de la propia defensa. Creo que en esas historias se está cayendo en la caza de brujas. Igualmente me horroriza ver al Cardenal Barbarie, primado de las Galias, en los tribunales por un asunto muy grave, pero ocurrido 20 años antes de que tomase posesión de la archidiócesis de Lyon. Aunque difuntos, ya metido en harina, pueden juzgar a los Cardenales Villot, Decountray y Billet. Quién da más? No en vano San Malaquias, hablando del Papa actual dice: In extrema persecutione Ecclesiae.

  4. En estos tiempos, dada la situación actual de la Iglesia y de manera especial de los jesuitas, todo es posible. Pero, sin saber nada de los implicados, simplemente leyendo la noticia y al margen de que sea cierto o no, todo resulta extraño:
    – Extraño el abuso de una mujer de 19 años
    – Extraño que el abuso se prolongara hasta cumplir los 27 años
    – Extraño que se retrasara la denuncia hasta 8 años después de la muerte del acusado, fallecido con 85 años
    – Extraña la denuncia por carta
    – Extraño que en país que parece podrido hasta la médula en su clero, les escandalice tanto un hecho supuestamente ocurrido 25 ó 30 años antes y con una persona adulta y perpetrado por un anciano que falleció hace 8 años. Parece seguir el proceso seguido por ciertos sectores que dicen que es verdad que asesinamos a diez mil personas, pero vosotros asesinasteis a uno, luego todos somos asesinos, o robamos cien millones pero vosotros cien, luego todos somos ladrones o somos putas, pero fulanita se acostó con su novio, luego todas putas o somos unos degenerados pero fulano engañó a fulanita, luego todos somos iguales. Confundiendo que todos somos pecadores con que son iguales los arrepentidos que los que no y que lo mismo es el asesino múltiple o el terrorista que el que mata en un momento de ofuscación y pasión.
    – Extraño y lo más extraño de todo, es que los jesuitas con merecida fama de herméticos y cautos, publicaran inmediatamente la denuncia sin más averiguaciones.

  5. La iglesia y sus clérigos toman partido, y pretenden arreglar las cosas del mundo como si ellos fueran elegidos por el pueblo en las urnas, y no se dan cuenta de que fueron elegidos por Dios para corregir a las almas y llevarlas al cielo, no quiero decir que no tengan que denunciar injusticias mundanas. Pero algunos parece ser que su razón de ejercer el ministerio sacerdotal es usurpar el poder a los políticos, entonces abandonan a las almas y vienen otros y se las llevan. Ellos mismos se empiezan a contaminar de lo mundano, y en lo mundano el celibato es muy duro, porque los políticos están casados. No sé ya hay mucha confusión con el papel que debe de jugar la iglesia. Yo creo que todas estas órdenes religiosas en su fundación jugaron buen papel, pero hoy en día no hacen más que enredar. ¡sólo Dios sabe!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *