Un cardenal que es una vergüenza

|

Jean-Claude Hollerich

Incomprensible que le hayan creado cardenal. Y hay memos que afirman que no digo todo lo que debo decir. El problema no es mío sino de los que, siendo analfabetos funcionales, su primera necesidad es aprender a leer.

Hollerich, de la Compañía de Jesús. más bien de la de Satanás, es un tumor maligno que reclama cirugía. Y en casos como el suyo, los retrasos pueden ser mortales.

<

https://infovaticana.com/2022/10/26/cardenal-hollerich-todos-estan-incluidos-en-el-reino-los-vueltos-a-casar-los-homosexuales-todos/

 

Comentarios
19 comentarios en “Un cardenal que es una vergüenza
  1. como dice el refrán, «la culpa no es del chancho sino de quien lo alimenta», por ende al final la culpa no es del mamarracho hollerich, sino de su argentinidad bergoglio quien lo hizo cardenal y lo sostiene en esa posición.

  2. …» Y separarse de la sujeción a la voluntad divina», afirma el comentarista sobre el comportamiento del cardenal HOLLERICH. ¡Cuánta arrogancia! ¿Y qué sabe usted cuál es la voluntad divina?
    Nota de F. de a C.: El que parece que no sabe nada es usted

  3. Nunca van a declarar el cisma, quieren vaciar de contenido sobrenatural a la Iglesia Catòlica pero dejandola entera, para poder usufructuar toda su estructura y organizaciòn para llevar sus herejìas modernas a todos los confines de la tierra… aprovecharàn su «catolicidad» y el antiguo concepto de obediencia a la sede de Pedro, para transformar la Iglesia en vehìculo de sus nuevas doctrinas.

  4. Hollderich no es nadie, es solo un apendice podrido de Bergoglio. Hollderich no hace mas que decir en claro y en alta voz lo que dijo antes Bergoglio de facto en la Amoris L. La destrucción de toda la moral católica.
    Ahora este mamporrerillo lo explica.
    Amoris L. destroza la moral y el evangelio. Destroza cualquier exigencia moral o cualquier pecado. Ya nadie peca y todos se salvan. Lo cachondo es que si estamos salvados ¿Para que necesitamos a la iglesia y a Mirdas?

  5. Tantos siglos de obsecuente obediencia incondicional, «perinde ac cadaver», en nuestra Iglesia nos han ido desacomodando a un pensamiento abierto, liberal, sincero, que sabe enfrentar los problemas y trata de buscar caminos. Somos un organismo vivo, no un objeto de museo, por lo tanto debemos seguir pensando y actuando conforme a esos nuevos caminos, ideas y proyectos. Hay una guía, pero esta no baja ni a cada detalle ni a cada duda ni a cada inquietud. El cardenal HOLLERICH es una figura prestante, señalada, honesta, que se atreve a hablar, pensar, decir y arriesgarse a esas cr´íticas tan furibundas que suelen cosechar los que se atreven a pensar. Démosle gracias por ello y si no estamos de acuerdo, menifestémoslo por los medios que tenemos a nuestro alcance como el presente. Pero sin ese lenguaje inquisitorial que recuerda más a épocas pasadas en que se quería llevar a la hoguera a todo el que no coincidiera con nuestro enmarañado pensamiento.

    1. «debemos seguir pensando y actuando conforme a esos nuevos caminos, ideas y proyectos»; si claro, los caminos, ideas y proyectos de satanas.

      «El cardenal HOLLERICH es una figura prestante, señalada, honesta»; hoy en día cualquier mamarracho puede ser una figura prestante, señalada, honesta.

  6. «“Veo una y otra vez que los jóvenes ni siquiera consideran el evangelio cuando tienen la impresión de que somos discriminatorios. Para los jóvenes de hoy, el valor más alto es la no discriminación. No sólo las de género, sino también las de etnia, origen y clase social. ¡Realmente molesta la discriminación!»

    Vamos, que lo importante es el número de los que «tenemos». La verdad, fidelidad a Dios, observar los mandamientos….. nada, nada, lo importante, el número.

    Materialismo teológico «pastoral». Vomitivo.

  7. Más incomprensible resulta que a Jorge Mario le permitiesen ordenarse sacerdote. En la verdadera Compañía de Jesús como mucho hubiese llegado a hermano. Mas, en la banda de Arrupe le aceptaron y ha llegado a convertirse en Francisco I el destructor…

  8. El capellán de príncipes y nobles de Luxemburgo habló. Jesuita, globalista y propagador de un nuevo paradigma religioso. Este cardenal S.J. es el mayor representante de que el Rhin desemboca en el Tíber de nuevo con esos aires de apostasía, de rebelión y de protestantismo. Es alemán o del radio de influencia vaya pues que se hagan protestantes, se larguen y nos dejen en paz y allí ordenen diaconas, sacerdotas o pongan en el altar a una burra como representación del mundo animal.
    Para más Inri presidente de la Conferencia Episcopal Europea con lo que ello significa. ¿Adónde camina hoy la UE? al desastre y colapso económico, moral y espiritual como nunca se haya visto en Occidente desde la caída del Imperio romano. Porque tengan algo claro, USA con sus problemas resistirá, pero Europa no porque aquí es donde se ha perdido la FE y en donde se da de pleno la Gran Apostasía de la que habla la Santísima Virgen, no lo duden, la prueba y la purga por la que hemos de pasar será considerable.

  9. Estimados, se ha perdido la noción de pecado en general y de pecado mortal en especial y por lo tanto no se advierten sus efectos. Se habla de homosexualidad, de adulterio, como si fueran categorías académicas que coinciden con la realidad de la creación del hombre.
    No se advierte que no lo son, el acto pecaminoso es personal, exclusivo, voluntario, una conducta que da la espalda y aleja de Cristo.
    Ese alejamiento de Cristo puede ser temporario o permanente pero nunca deja de ser personal porque somos creados personas exclusivas individuales.
    Es ese pecado personal es el que vino a redimir Cristo que murió por cada uno de nosotros.
    Claro que al Reino vamos a ir los pecadores, pero arrepentidos y perdonados, personalmente no por «categorías».

  10. «Nadie está excluido». Habría que preguntarle a este Cardenal Mangancha si también incluye en el Reino a Hitler y a todos sus seguidores… a los racistas, a los machistas, a los que discriminan, a los que se oponen a la ideología de género, a los antidemocráticos, en fin a los «políticamente incorrectos»… Para ver qué dice nomás…

  11. Tengo la hipótesis de que el cisma y apostasía, entendido de una manera amplia, como predicar una doctrina y pastoral diferente a la que ha hecho la Iglesia tradicional y a la que quiere Jesús, ya está de manera de facto, por la sola fuerza de los hechos, aunque carezca de reconocimiento jurídico, y que no es y posiblemente no será de iure, es decir, una acción aprobada por una autoridad competente (Bergoglio) y adoptada por una ley vigente (Código de Derecho Canónico), es decir, es una acción reconocida oficialmente.

    Pienso que nunca jamás habrá un cisma de iure porque ni Bergoglio ni el futuro Papa quieren pasar a la historia como los que rompieron la unidad de la Iglesia, aunque sea un acto justo, necesario, urgente e imprescindible para la salvación de las almas, con el fin de evitar el escándalo y, sobre todo, la confusión y la confrontación entre ortodoxos y heterodoxos en una diócesis, en una parroquia, en una orden o congregación, en un convento o monasterio.

    Por lo tanto, la razón de base para que sólo exista un cisma de facto, el cual ya ahora mismo es existente, sólo está basado en el miedo a dar el paso de separar el trigo de la cizaña, de deslindar la Ciudad de Dios que ama a Dios y al prójimo como a sí misma, y la Ciudad del mundo de los que se aman a sí mismos y ofrecen filantropía y humanismo desdivinizado, desacralizado, humanizado y secularizado.

    A fecha de hoy, y a mi entender, desde 2016-2017, momento en que se aprobó Amoris laetita y el rescripto de 5 de junio del 2017, por el cual este último consideraba como magisterio auténtico, con deber de obediencia bajo sanción de pena justa, a la comunión y absolución de adúlteros impenitentes, y que Seifert ya pronosticó que sería la bomba atómica contra la moral católica, debido a que eliminaba la doctrina de los actos intrinsece malum per se semper et pro semper, e instituía los actos morales luteranos bonum imperfectum et incompletum, por el que si en un acto intrinsece malum (adulterio, homosexualidad) hay un bien posible (amor, cuidados mutuos) entonces es un acto moral intrinsece bonum per se, que santifica y salva.

    En conclusión: el cardenal Hollerich ha hecho ya un irreversible acto cismático y apostático (entendido en su sentido amplio: apartarse de la doctrina eclesial -herejía- y separarse de la sujeción a la voluntad divina), pero en su modalidad de facto, no de iure, pues no hay un proceso judicial de excomunión, el cual nunca lo habrá por el miedo a romper la falsa unidad eclesial de hoy en día: el cismático apóstata no hará como Lutero, irse y fundar una Iglesia, sino que se quedará y excomulgará a los católicos ortodoxos. Es, pues, un golpe de Estado contra la estructura política de la Santa Sede y el Estado de la Ciudad del Vaticano, y a la vez, es un cisma apostático completo, perfecto e irreversible, pero sin reconocimiento oficial, el cual nunca llegará por causa del referido miedo.

  12. 1 Cor 6 9-10: ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No os dejéis engañar: ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los aladrones, ni los avaros, ni los bborrachos, ni los cmaldicientes, ni los estafadores heredarán el reino de Dios.

    Se ve que este cardenal sabe más que san Pablo.

  13. Ciertamente se ve su misión meramente mundana de la Iglesia, donde se conoce asimismo como un jefe o mandamás dentro de ella. Deja claro él mismo no saber cuál es su función como Obispo. Eso y que no lee el Evangelio, los textos de la Misa de hoy son clarividentes, pero no se inquieten, incluso Dios tenía presente la llegada de estas amebas personales. Así que, atender sólo lo que el Señor nos dice y prescindir de estos membrillos o tablas raras cerebrales. Tanto el Sr. Cardenal como la joven aludida deben posicionarse como cada uno de nosotros en que lado de la vida eterna queremos estar. La decisión es de cada cual. Feliz día

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *