PUBLICIDAD

Un artículo sobre monseñor Vallejo Balda

|

http://www.periodistadigital.com/religion/vaticano/2016/01/25/la-vida-diaria-de-lucio-angel-vallejo-balda-en-su-jaula-vaticana-iglesia-religion-jesus-dios-papa-vatileaks-palacio-tribunal-arresto-domiciliario-cruz.shtml Me parece respetuoso. Y revela una cierta indefensión. Al no poder nombrar el abogado que estime oportuno y no tener acceso a los medios lo que sería necesario para articular su defensa. Veremos en qué queda todo.

Comentarios
0 comentarios en “Un artículo sobre monseñor Vallejo Balda
  1. ¿Prisionero? Mala suerte para él. Por algo será. Nadie se interesa. Tranquilidad y buenos alimentos.
    ¡Cuanto más conozco a los hombres más quiero a mi perro!. Y no tengo perro.Hasta ese grado hemos llegado.

  2. Ahora parece que se le quiere hacer pasar como un Charamsca menir a la española, enlugar de polca, que son las dos culturas de religion Cartólica a batir . No tenía interés por las mujeres! afirma la Chaouqui y ni hubo fornicio con ella ni con su blanda prima. ¡Son apócrifos metidos por terceros en el odenador del cura Vallejo, asegura esta mujer cuyo marido era precisamente el controlador ojo avizor del cordón de seguridad exterior internáutica del propio Vaticano .
    Siendo esto así no se podría pensar que en el Vaticano hay gentuza, aparte de gente en auxilio del vencedor dispuesta a acabar con la Religión Católica. ¿Desde cuando?.
    Y Vallejo el chivo expiatorio, curilla entusiasta inexperto en mares de tiburones y orcas marinas, preparado para la degollina, aquí paz y después gloria para quien la merezca. ¡Pero qué horror de gente!.Que no hable ni se defienda. Precedente los Franciscanos de la Inmaculada en el tormento de la Cama de Procusto ya 928 días. Sin que se levante una protesta universal contra los déspotas y sus sicarios.Son muy claros ejemplos de las misericordias que proclaman y que se gastan la gente dignísima de su humanismo sectario..
    Cuando toso losdioses son Duos todas las trapisondas están justificadas por débito al gran buey cornamental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.