PUBLICIDAD

Un artículo importante de Juan Cejudo por todo lo que revela

|

 

Las protestas, las firmas, los apoyos, las Comunidad de base o populares, el MOCEOP… todo es un absoluto camelo. No son nadie, no existen… No hay más que un aparato propagandístico que vende humo haciendo creer a los necios que hay fuego bajo el humo cuando es todo un trampantojo engañabobos. Y lo reconoce uno de sus más conspicuos animadores: Juan Cejudo. No existían y parecían omnipresentes.

Algo así como los mil asistentes, año tras año, al Congreso de la Juan XXIII hasta que se publicaron, por despiste, las fotografías de los asistentes y se terminó la mentira repetida todos los años.

Pues la comunidad de Cejudo, lo mismo aunque en lo infinitesimal. Y  lo cuenta el propio Cejudo. No hay malquerencia alguna. En sus mejores momentos ni llegarían a dos docenas. Y eso que contaban con un animador, Cejudo, infatigable. Todo fue decayendo y han pasado de las reuniones quincenales a dos o tres al año en las que se encuentran cinco o seis personas. Unos se han muerto, otros se aburrieron, no han enganchado a nadie, ni a sus hijos… Son la nada. Supongo que el obispo de Cádiz leerá encantado la confesión de su inexistencia. Aunque sigan firmando y los de siempre continúen jaleándoles.

Pues eso es lo que hay: un monumental fracaso. Y a confesión de parte.

Léanlo y en lo sucesivo den a esas manifestaciones su verdadero valor. Ninguno.

También deberían preocuparse los que para esta nada son las grandes figuras de la Iglesia: Castillo, Pagola, Tamayo, Forcano, Masiá, Torres Queiruga… Como todos sus seguidores sean como estos tampoco a ellos les sigue nadie. Más humo hábilmente vendido.

«Historia de la Comunidad Cristiana Popular San José de la provincia de Cádiz»

Creo que estos párrafos lo dicen todo del fracaso existencial:

«Últimamente, desde hace ya algunos años el ritmo del grupo ha ido disminuyendo; algunos fueron falleciendo (3) otros 3 dejaron de asistir al grupo, nos hemos ido haciendo más mayores, los compañeros que vivían en La Línea volvieron a Cádiz, su ciudad de origen, otro matrimonio de Cádiz se ha ido a vivir a Madrid, el compañero que nos convocaba a todos y nos coordinaba hace algunos años falleció….Todo esto ha complicado mucho la marcha de la comunidad y las reuniones no tienen ya el ritmo de periodicidad quincenal de los años anteriores.

Pero el contacto y las reuniones no se han perdido del todo, aunque a veces tardamos varios meses, especialmente, aprovechando que los compañeros de Madrid vienen a su casa en Conil y aprovechamos para vernos algunas veces.

Siempre nos da mucha alegría encontrarnos los que podemos: a veces somos 5 ó 6 a veces 8…Más que nada para interesarnos unos por otro y compartir las situaciones personales de cada uno, comer juntos en algún sitio y también comentar la actualidad, sea política, social o eclesial….

La última vez fue a finales del 2019. Teníamos un fondo económico en el grupo y, después de una votación decidimos aportarlo para sufragar los gastos del teólogo José M.ª Castillo que estuvo en Cádiz para presentar su último libro “El evangelio marginado”.

Uno de los compañeros de Madrid está en una comunidad de base y otro miembro de Cádiz está muy integrado en el grupo cristiano de Reflexión- Acción de Cádiz que se reúne con carácter mensual. Otros miembros asisten a otra comunidad de base por la zona de Jerez».

 

10 comentarios en “Un artículo importante de Juan Cejudo por todo lo que revela
  1. Pues éstos son los que hacen el flaco favor de acolitar a Vez y sus secuaces. Son los que se plantan con pancartas en los juzgados. Casi no pueden sostener las pancartas de la edad…son la iglesia de base….¡Ay Dios mío!

  2. ¡Qué bien se sabe vender la nada a sí misma!
    Y recordal la genial reflexión de Churchill recogida hace pocos días en este portal:»La mentira ya ha recorrido medio mundo cuando la verdad se empieza a poner los pantalones»…

  3. He tenido la paciencia de leer todo el artículo. No, no son comunistas. Tuvieron la desfachatez de brindar con champán cuando ganó Zapatero en 2004 y volvieron a celebrarlo en 2008. Les gustaba la dictadura socialista de Andalucía y la querían para toda España. ¡Qué gente!

  4. Es su obra, el fruto de los desvelos de una vida: mini-núcleos en extinción de provectos esperando medio olvidados la guadaña. La Iglesia se unció a ese yugo y muere a chorros también. Les sostiene con migajas el Sistema y con eso se crecen aún. Como el cura segundón (ni del nombre me acuerdo) del «Padre Ángel» en el portal de Vidal-Bastante: exigiendo más harakiri a la Iglesia para proponer a sus desarbolados círculos de achacosos y terminales como fermento de nuevos mundos. Hay que j…

  5. Para información de los lectores, comunico los años de nacimiento de los teólogos nombrados en la página: Castillo, 1929; Pagola, 1937; Forcano, 1935; Masiá, 1941; Torres, 1940 y Tamayo, 1946.Podría añadir a otros veinte teólogos más a la lista y algunos incluso mayores que estos (Aradillas, Casaldáliga, Raguer, Martí, Botam, etc.).

  6. Vuelve a repetirse lo de Juan 15, 5. En Hispanoamérica vemos también repitiendose historias asi, cristianos convertidos en furgones de cola de utopías materialistas, haciendo daño a la Iglesia y extinguiendose.

  7. Zorni respirará aliviado. Los demás constatamos el inmenso fracaso pero, ¡qué ruido siguen haciendo! O más bien, lo poquito que hacen es jaleado, magnificado, por los de RD.
    Me hizo mucha gracia la supresión del Congreso de «teología» de la Juan XXIII para este año, porque afirmaban, entre otras cosas, que » como la mayoría de los miembros superaban los 75 años», eran población de riesgo con el coronavirus y no era prudente reunirse. Ya hasta ellos reconocen lo atractivo de sus propuestas, todos mayores de 75, nadie hay detrás, porque todo lo abonaron con sal y nada puede crecer.

    1. la asociacion de pseudoteologos juan xxiii esta destinada a la extincion, como sus rancias y obsoletas ideas, solo hay que ver la edad de sus miembros progres y casposos para saber que estan del mas alla que del mas aca. game over!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *