PUBLICIDAD

Un artículo blasfemo del nuevo delegado episcopal para la cultura y la pastoral universitaria de Almería

|

Gómez Cantero

Ya me dirán como se entiende esto:

Para un católico, la Encarnación de Jesús no fue «un indeseable embarazo de madre soltera en aquellos tiempos».

Y para un obispo, por calabacín que sea, menos.

Pues él verá lo que hace.

Porque algo tiene que deshacer,

https://www.diariodealmeria.es/opinion/articulos/estatua-San-Jose-Dios_0_1560744066.html

Comentarios
15 comentarios en “Un artículo blasfemo del nuevo delegado episcopal para la cultura y la pastoral universitaria de Almería
  1. D. Fco José, no se perdió el comentario. Le pido disculpas. Pero en cualquier caso, los informáticos de la casa son como las fincas de Extremadura o casi.

  2. No creo que el artículo constituya una blasfemia. Peca eso si de pretencioso y banal, de postureo y hasta de narcisismo del autor. Cualquiera puede cambiar de opinión o convertirse incluso viniendo de Podemos, el problema es que lo que este artículo muestra no tiene facil cura ni reconversión.
    Si esto es lo mejor que ha encontrado el obispo para el cargo, habrá que pensar que a quien tiene que echar es al obispo. No se si por malo, pero si completamente por incapaz e ineficiente.

  3. Pueden ser dos cosas. O una herejía como la copa de un pino, que le atribuye a la Virgen María un embarazo indeseado -es decir, negaría la concepción por obra del Espíritu Santo- o simplemente, que el autor es un botarate que no sabe ni expresarse. Evidentemente, hasta el propio José -lo dicen las Sagradas Escrituras, no yo- tuvo dudas y él evitó la maledicencia social y cosas peores que hubieran recaído sobre María. Pero el articulista se expresa tan rematadamente mal, que lo que parece es lo de la herejía. Un dislate.

  4. Me pregunto ¿si un obispo actúa fuera de la Fe De la Iglesia se le debe obedecer?
    Este hombre demuestra que es incapaz y no tiene una formación mínima como para evitar la herejía y la mentira

  5. Suma y sigue la calabaza. Vaya circo tiene montado este obispo sin cerebro y guiado por sus cuatro payasos paniaguados.

    Un delegado episcopal que blasfema con sarcasmo e ironía sobre la Madre De Dios.
    El obispo es culpable también de lo que piensa y dice su nuevo delegado.

  6. El obispo no va a deshacer nada porque está feliz con lo que ha hecho. Porque va en la línea de destrucción que emprendió cuando llego a la diócesis y no va a parar… al tiempo y lo verán.

  7. Evidentemente que esta es la calabacinada más grande del calabacin, achacable también al calabazón que le promocionó para obispo, creo que entre los dos no hacen ni una chamfaina…..

  8. Según me contó el cardenal, este hombre fue nombrado porque ya no es militante de podemos y además, la Iglesia no se mete en política.

    Debió contarle al obispo lo suficiente de su «ideología moral» como para que este lo considerara idóneo para el cargo. ¿Que debió informarse más? Pues teniendo en cuenta sus orígenes, seguramente. Eso no lo sabemos.

    Entiendo, personalmente, que se debe dar un voto de confianza al obispo, aunque no sea más que por la presunción de inocencia.

    Ahora, después de este artículo, la pelota está en el tejado del obispo.

      1. Hermenegildo, claro que SI, pero como dice el delegado episcopal comunista: «Que yo esté en este equipo es la voluntad de una persona, Antonio Gómez Cantero, que piensa que también se pueden hacer las cosas de otra manera»

  9. Decir tal cosa sin duda es formalmente una blasfemia.
    Pero más en el fondo,es la supina imbecilidad que sólo puede deponer un ignaro acabado.
    Ya se sabe:La ignorancia es muy,muy,muy atrevida.
    Entre otras cosas,le hubiera bastado a la Virgen con Musitar:NO.
    Ningún embarazo ha sido más Proyectado,Acariciado y Deseado que Ése:Por parte del Dios Eterno,en un a priori eterno.Por parte de Nuestra Señora,en el SÍ más Rendido que ninguna criatura haya otorgado.

  10. Lo dicho: es cuestión de neuronas. Lo mismo da que se le ponga a dirigir una escuela primaria, que una pequeña empresa, que la tienda de la esquina, que una cafetería, parece que para lo único que vale es para obispo; tienen la Fe de que la Iglesia es insumergible y por eso exageran.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *