PUBLICIDAD

Tremendo de Wanderer sobre Francisco

|

Siguen los reproches a Francisco - Infovaticana Blogs

Lo grave no es que sea tremendo, tan duro, sino que pueda haber motivo para que resulte así.

El lector opinará:

http://caminante-wanderer.blogspot.com/2022/06/psicopatia-e-inminencia-del-fin.html

 

 

Comentarios
5 comentarios en “Tremendo de Wanderer sobre Francisco
  1. Creo que esa deriva de Francisco es desde sus inicios como sacerdote. No era de la Teología de la liberación? Tuvo Mn. Héctor Aguer problemas con él cuando éste era Arzobispo de La Plata… Y antes más cosas? Verdad que a veces Francisco suelta que su psicóloga o psicoterapia de Buenos Aires le decía o le dejaba de decir?… Y muchas cosas que Wanderer ha comentado de Francisco cuando estaba en su Buenos Aires querido? Acaso desde su primer viaje, con «mal de altura» no dice tonterías? Vemos desde el primer año cosas extrañas en el – falsa humildad – y «excentricidades» teológicas y morales? Y mucho más? Pues que esté algo mochales AHORA o/y se añada con el tiempo de pontificado más animaladas, pues eso es COHERENCIA de una persona con poca instrucción y deformada, con poca o ninguna fe etc, etc.

  2. Está perfectamente claro que en la auténtica compañía de Jesús, fiel a su santo fundador, un tipo como Jorge Mario jamás hubiese sido ordenado sacerdote. Mas, como no se puede esperar nada bueno de la banda de Arrupe, he aquí, en la figura de Francisco I el destructor, el fruto más podrido que ha dado el arrupismo.

  3. No sé qué decir, salvo que quizá se produzca un «efecto rebote» cuando llegue el cónclave (que creo que no será este año y tal vez tampoco el que viene). ¿Qué quiero decir con lo del «efecto rebote»? Se lo explico: usted tiene el cabello con exceso de grasa; se compra un excelente champú y se lo echa; el primer día, el efecto es milagroso: adiós grasa y adiós picores; la segunda vez, el resultado ya solo es aceptable; tres o cuatro aplicaciones más y las glándulas sebáceas (hartas de que les toquen las narices) empiezan a producir grasa a mansalva y los picores son mayores cada vez. Va usted al dermatólogo y le contesta: «efecto rebote». Es experiencia personal. Si a uno le tocan mucho las narices e intentan meterle a la fuerza algo, se «rebota» y sufre un violento ataque de rebeldía. ¿Quién nos asegura que no habrá «efecto rebote» en el cónclave?

  4. Pues sí, verdaderamente es así, o es malo, malo, o está mal de la cabeza,este pobre Bergoglio, así es todo más fácil de comprender. Que Dios se apiade de este pobre ser humano cuando le llegue la hora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.