Torra, sin pretenderlo, le ha hecho un favor a Omella

|

 

El de que católicos miren con más simpatía al cardenal con motivo de las muestras de desafecto de Torra, Puigdemont y la Generalitat:

«Con Omella hemos topado»

<

Esperemos que Omella no se aterre y corra a agraciarse con quienes le rechazan.

 

Comentarios
8 comentarios en “Torra, sin pretenderlo, le ha hecho un favor a Omella
  1. No sé si Torra le ha hecho un favor a Omella. Pero sí que nos ha hecho un favor a todos, porque ahora la radiografía de Omella es completa.
    Aparentemente en esta ocasión Omella ha obrado bien, defendiendo la libertad de culto, y denunciando la incoherencia de las leyes arbitrarias referente al número de visitantes turistas a un templo o el limite de fieles asistentes a una celebración religiosa.
    Pero es que Omella no ha defendido nada. Simplemente a mostrado al descubierto su sobrada primaria tozudez cuando algo no le agrada.
    Esa es la radiografía de Omella. Sus impulsos son pensando en sí mismo y nada más. A él nadie se le cruza en el camino. ¿Necesitan ustedes todavía más para conocerle? Él es él, y sus circunstancias. Y no hay más. Y por él mismo hace lo que sea. Aunque suponga enfrentarse a una macro multa que en definitiva no pagará de su bolsillo

    1. Ciertamente y a primera vista sí que le ha hecho un favor a Omella.
      Claro que si la actitud de Omella ha sido de casualidad como la fábula del burro flautista, no tardarán en volver a sonar los rebuznos omellosos, que son los más propios de la naturaleza del cretino de Cretas.

  2. Ciertamente torra ha hecho un gran favor a Omella. ¿Será omella capaz de capitalizar el regalo de torra? ¿Habrá cogido en La Rioja algo delos redaños riojanos? Por el bien de la Iglesia deseo que así sea y que no saque su cabeceo cutral.

  3. Ya comenté….p q no se me ha publicado.? Solo expreso la idea de que el Cardenal Omella tiene la oportunidad de ser un hombre religioso, SERVIDOR DE CRISTO Y EL EVANGELIO

  4. Aquí por parte de los dirigentes de la Gene, quieren y han querido utilizar la Iglesia en Cataluña para sus fines propios. AHORA por parte del Cardenal Omella va a ser la hora de la verdad. Por el caso de la MISA por las víctimas del COVID, el Cardenal está vez se ha portado como Arzobispo, como hombre de Dios y no al servicio político dd la Gene.,que dicho sea de paso, ahora resulta que sus dirigentes son CATÓLICOS aunque sean «cristianos P el socialismo» y paparruchas de éstas… Excusas de cocomocho, ese Torras y los bellos de raza superior PARA QUERER SUBYUGAR LA IGLESIA a sus intereses particulares y por supuesto, SEPARATISTAS. No hay marcha atrás y el Cardenal Omella tiene una oportunidad de ORO! para rectificar su postura, mantener su independencia, defender la Iglesia de los manejos políticos. Ser en definitiva un SERVIDOR DE CRISTO Y DEL EVANGELIO. Ojalá que así sea.

  5. «A fin de cuentas, la iglesia catalana siempre ha pensado en sí misma y en la mejor manera de mantenerse en el candelero. En su momento, a nuestros curas no les quedó más remedio que tomar partido por Franco, dada la molesta costumbre de los anarquistas de eliminarlos cual cucarachas. En los años 60, intuyendo acertadamente que el franquismo no iba a ser eterno, simularon cierto progresismo, potenciaron la catalanidad autorreprimida por la cuenta que les traía, redactaron unos cuantos sermones aperturistas y se fueron preparando para los nuevos tiempos que no iban a tardar mucho en llegar.»

    Ahí queda eso.

    1. A eso algunos, para justificar tal mimética actitud y cambio de chaqueta, le llaman: «dejar que el soplo profético del Espíritu nos guíe en los tiempos donde hemos de sembrar el Reino». O en vulgar castellano: «hago lo que me sale del arco del triunfo». Y se quedan tan panchos. Menuda cara más dura. Eso sí que es «autorreferencialidad». Arrimarse al sol que más calienta o al árbol que dé más sombra, según convenga. Y todo es y puede ser justificado por el Espíritu, que, por lo visto, tiene la voluntad que uno propiamente le dé.

    2. Lo de Cataluña no fue un cambio superficial sino una revolución en toda regla, liderada por Jubany. y alentada por Villot y Don Pablo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *