¡Toma clericalismo!

|

Ver las imágenes de origen

!Vaya artículo de Pedro Luis Llera!

Si es que nada va a ser ya igual.

<

Respeto, a quien se lo merezca.

Muchos se van a encontrar con que les siguen…, 126. O menos.

Pues…, a aprender.

Y entre otras cosas a ganarse las lentejas. Si ni quieren quedarse a la luna de Valencia.

Que como las esperen de Pedro y Pablo se van a enterar de lo que es pasar hambre.

Lean a Llera. Y sobre todo léanlo los monterillas de tres al cuarto empachados de clericalismo.

https://marchandoreligion.es/2020/05/clericalismo/

Y no le busquen tres pies a la fotografía. Ni al gato. Es simplemente por la luna de Valencia.

 

Comentarios
14 comentarios en “¡Toma clericalismo!
  1. Me siento muy identificado y muy en consonancia con lo que dice el artículo. Me tocó un párroco soberbio, vago, sinvergüenza y malo. Estuvo diez años en mi parroquia y llegó el momento de decirle las cosas; sin embargo, su único interés era hacerse la víctima y usar el púlpito para ponernos verdes a todos los que supuestamente «criticabamos». Su aptitud violenta y camorrista, sus ausencias, su chulería y sus amenazas a los que no le bailaban el agua hizo que su continuidad si hiciera insostenible después de diez años, nada más y nada menos que diez años. Con todo, hay unos pocos o, mejor, unas pocas, que no distinguen un huevo de una castaña…

      1. Para uno en concreto, Óscar: el sacerdote Guillermo Juan Morado. Pocos días antes publicó en su blog el artículo «¿Catolicismo? La tontería se va a acabar», que es el que remeda el título don Pedro. El de este sacerdote era otro artículo de los cinco o seis que ha escrito últimamente provocado por la campaña de los jóvenes que pedían a los obispos que levantasen la prohibición de celebrar misas públicas. En ese artículo este sacerdote venía a quejarse ahora de que esa petición no hacía más que equiparar la misa al servicio de una gasolinera, y que venía hecha por gente sin compromiso con la Iglesia, que se sentía dueña de ella por poner dinero en el cepillo, que desprecia a los sacerdotes (a lo que atribuye la falta de vocaciones) y que además se expresa desde la ignorancia (antes ya la había atribuido a mala voluntad).
        Y ahora ha respondido con otro artículo al de don Pedro en su blog en el que insiste en que quienes critican el cierre de iglesias y la crítica de la campaña para que vuelvan los sacramentos (que le parece hecha, dice, con malas formas y amenazas) no entienden ni su postura ni la de los obispos, y espera que no se les amordace. No consiente que por eso se le falte al respeto (a cambio, promete intentar hacer lo mismo con el prójimo) y pide para todos los criticados, sacerdotes y obispos, empatía, pues ser sacerdote mínimamente inteligente, dice, es incompatible con todo carrerismo, pues ese tipo de sacerdote huye de los puestos de honor (en ese caso, ¿quienes los ostentan son los más tontos? De ser así, ¿es lógico hacerles caso?, ¿o es que han sido -y esperan ser- lumbreras dulcemente obligadas a recibir un cargo y por eso no tienen réplica posible). Finalmente, invita a amar y servir de forma creíble y como Cristo al mundo, aunque yo pensaba, desde mi ignorancia, que Cristo no vino a amar y a servir al mundo, sino a otra cosa.

          1. E Infocatolica, siguiendo a su jefe Iraburu, ni una sola noticia del clamor pidiendo la vuelta del culto público.
            Y la cantinela de Iraburu: supongo que será el canguele típico de los neos, arguyendo que ahora que se conocen los virus y bacterias y su transmisión y causa de enfermedades (aunque estamos llenos de virus, necesarios para vivir) hizo bien la CEE (ni la CEE se lo cree, en realidad seguían órdenes del jefe).
            Antes que no se conocían los virus, quedaba el último recurso a las misas y procesiones, pero ahora siguiendo a la ciencia, el confinamiento. Una cho rrada monumental, desde siempre se supo que evitando el contacto se evitaba el contagio, por eso se cerraban ciudades asoladas por la pesto, nada nuevo, o se confinaba a los leprosos.

        1. Yo preferiría no personalizar en nadie en concreto. Y si alguien se da por aludido, problema suyo. Yo a nadie nombro: una cosa es el pecado y otra el pecador. Ya se sabe el dicho de que cuando el dedo del sabio apunta a la luna, el tonto mira el dedo.
          Casos de clericalismo hay a patadas. Hay muchos curas que nos consideran a los laicos creyentes de segunda. En eso de la comunión de los santos parece que no entráramos los padres de familia. Y curas que dirigen sus parroquias como si fuera su cortijo hay más de uno.

          1. Ya, don Pedro, en todos los sitios cuecen habas, y uno puede, y a veces debe, cambiarse de parroquia, y ni te cuento si uno busca dar gloria a Dios con la Santa misa de siempre, la eterna, la tridentina.
            Ahora bien, lo escrito en estos blogs y webs, escrito queda, y con el mismo derecho se puede replicar con efecto público también. He leído que en ese foro están cargando recientemente la mano con la censura, pues no veo el pecado en apuntar con el dedo en otro foro. No se, me parece a mí.

    1. Parece del gobierno, querido padre: siempre se explican mal, no conciben que puedan equivocarse, o cuando lo hacen, lo hacen de tal manera que se advierte que lo hacen de cara a la galería, porque se lo piden (para ganar un voto, una adhesión), no porque piensen o admitan en error (será que me he explicado muy mal: será, o sea, si ustedes lo dicen; y sólo admito error en la explicación). Qué lejos está eso de la humildad que le recordaba don PEdro por san Agustín, y que yo le recordaría por el patrón de los sacerdotes españoles, san Juan de Ávila, y sus grados de humildad. Espero que lo entienda dicho desde el respeto. Que no está reñido con la franqueza.
      Un saludo en el Señor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *