PUBLICIDAD

Toledo, vivero de obispos

|

Ver las imágenes de origen

Un muy querido amigo me envía esta relación de lo que Toledo, léase también Don Marcelo, ha supuesto episcopalmente en la Iglesia:

       De los sacerdotes formados en el Seminario de Toledo, y de algunos profesores vinculados con el Seminario, hasta el momento, diez y ocho han sido ordenados Obispos, y otros muchos están ocupando cargos de responsabilidad en el Vaticano y en Nunciaturas Apostólicas, y siendo un fuerte apoyo pastoral en diócesis y prelaturas de misiones y en diversas diócesis españolas. Estos son los nombres de los sacerdotes que han alcanzado el episcopado (hasta diciembre de 2016). Profesores: D. Santiago Martínez Acebes, Arzobispo de Burgos (+); D. Rafael Palmero Ramos, Obispo emérito de Orihuela-Alicante; D. Juan García Santa Cruz, Obispo de Guadix-Baza (+); D. Demetrio Fernández González, Obispo de Córdoba; D. Ángel Rubio Castro, Obispo emérito de Segovia; y D. Javier Martínez Fernández, Arzobispo de Granada. Alumnos: D. José Ángel Saiz Meneses, Obispo de Tarrasa; P. Jesús Sanz Montes, Franciscano, Arzobispo de Oviedo; P. Eduardo Carmona Ortega, (del Seminario de Olías del Rey), Obispo de Parral, en Méjico, de la Confraternidad de Operarios del Reino de Cristo; D. Rafael Escudero López-Brea, Obispo de Moyobamba, en Perú; D. José Ignacio Munilla Aguirre, Obispo de San Sebastián; D. Francisco Cerro Chaves, Arzbispo de Toledo; D. Domingo Oropesa Lorente, Arzobispo de Cienfuegos, en Cuba: D. Salvador Cristau Coll, Obispo Auxiliar de Tarrasa; D. Juan Nzue Edjan Mayé, Arzobispo de Malabo; D. Tulio Luis Ramírez Padilla, Obispo Auxiliar de Caracas, en Venezuela; D. José Rico Pavés, Obispo Auxiliar de Getafe; D. Ángel Fernández Collado, Obispo Auxiliar de Toledo y, actualmente, obispo de Albacete. A ellos se une hoy D. Luis Miguel Muñoz Cárdaba, Arzobispo y Nuncio en Sudán y Eritrea, que será el número 19.

¿Hay alguna otra diócesis que se le aproxime con semejante cosecha? Y además todos buenos y algunos excelentes.

18 comentarios en “Toledo, vivero de obispos
  1. No creo que sea lo mejor juzgar al Seminario de Toledo (60 seminaristas actualmente) por dos sacerdotes que usted conozca…Más les gustaría al resto de Seminarios de España tener la formación intelectual, humana y espiritual que tiene el Seminario de Toledo actualmente, y eso sin estar en la mejor época del mismo por un grupo bastante incompetente de formadores…De todas formas, es cierto que salen sacerdotes mediocres (e incluso malos), pero eso ha pasado, pasa y pasará en todos los Seminarios y lugares de formación del mundo, por desgracia.

  2. Don Marcelo, si no me equivoco, fue Arzobispo de Barcelona. Los fanáticos catalanufos( no los catalanes) le hicieron la vida imposible. El slogan de «volem bisbes catalanes» ( queremos Obispos catalanes) se llegaba a corear por estos… Sinvergüenzas que ni iban a Misa ni les importaba un pepino Cristo y su Iglesia. Este slogan, hace tiempo que no se oye porque la Iglesia en Cataluña es lo que es… Y el fervor y nivel doctrinal y moral… PA morirse… Que ha habido Sacerdotes y Obispos de Toledo que después hayan sido una calamidad… Libertad mal utilizada para servir a Satanas, allá ellos… pero eso no quita que DON MARCELO debió de ser un hombre de Dios… Y POR SUS FRUTOS LOS CONOCEREIS». Bravo D. Marcelo! SEÑOR QUE HAYAN MUCHOS COMO EL EN NUESTRAS DIÓCESIS.

  3. No sé por qué concentras en mi tu bombardeo de preguntas retóricas cuando somos varios los que hemos puesto sordina al entusiasmo del bloger. Por lo demás tu párrafo es bastante confuso.

  4. El que fuera obispo de Guadix, Garcia-Santacruz, se distinguió por su mediocridad, tirando también a malo, más adornado de defectos que de virtudes, de perfil teológico bajo, intelectualmente gris, con poco ardor pastoral… de hecho un prelado dijo de él que su función en la conferencia episcopal era la de distribuir las carpetas entre sus hermanos obispos.

    1. Pues igual de malo o peor Paquito Cerro…Mediocre y timorato. Estampitas mil y fervorires de 3 al cuarto. Aliado de los ricos y mil cosas q calló…

  5. Yo conocí a quien hace pocos años fue rector del seminario menor de Toledo hasta que se fue por las buenas con una mujer. Ruego a nuestro bloger que me disculpe pero no puedo compartir su entusiasmo. A estas alturas yo veo a D.Marcelo en el proceso de autodemolicion de la Iglesia de España como una figura muy parecida a la del poli bueno, siendo Tarancón el malo. Vamos que no supuso una resistencia al proceso autodemoledor más allá de ciertos límites más cosméticos que otra cosa. La prueba está, entre otras cosas y como ya otro comentarista ha señalado, en la falta de peso específico, o como quieran decirlo, de la conferencia episcopal española.

    1. ¿Y qué habría podido hacer D. Marcelo según tú aparte de lo que hizo? Bastante hizo dada la situación. Lo cierto es que incluso si la totalidad de los obispos españoles hubieran sido como él poco habrían podido hacer. Lo que pasó en aquellos años no fue culpa de Tarancón. Lo que pasó en aquellos años fue un gigantesco proceso de cambio cultural y social que arrolló a los obispos de entonces. Lo que hizo D. Marcelo en Toledo fue lo único que cabía hacer: salvar lo que se pudiera y esperar a que pasara el torrente. ¿Que de su Seminario salieron malos sacerdotes? Cierto. Pero, los malos sacerdotes de los años 60-70, los que se secularizaron en masa, ¿acaso no salieron de los supuestamente maravillosos seminarios anteriores al Concilio? Que salga algún mal sacerdote de un seminario, eso le puede pasar a cualquiera pero ¿que salgan tantísimos? ¿no es señal de que algo se estaba haciendo muy mal en la formación sacerdotal ya antes del Concilio Vaticano II?

  6. Yo he conocido dos sacerdotes formados allí. Uno se ha secularizado y el otro, es una verdadera fuente de ateísmo. Un seminario como otros muchos. Antes se decía lo mismo del seminario de Valencia.

  7. Y siendo unos cuantos buenos….¿cómo es que no ejercen su influencia positiva en la CEE para que reme en dirección a Xto y sus intereses, sin tantas «salidas de pata de banco» y traiciones? Porque de veras que la «colegialidad» solo está funcionando en un único sentido que no se corresponde con el que intentó labrar D.Marcelo en estas almas.

    1. Quieran o no, porque son un grupo ultraminoritario: solo 10 de los 20 formandos en Toledo forman parte de la CEE, que actualmente consta de 86 miembros activos.

      1. Ser una minoría no es obstáculo para ser significativos. Y es que el problema no es que sean una minoría sino que son irrelevantes. Te recuerdo que San Atanasio estaba solo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *