PUBLICIDAD

Todo lo que hace el trío de la bencina francisquista y macarriano es malo

|

El cardenal Cupich defiende la entrega de la Sagrada Comunión a los políticos pro-aborto

Y es inevitable que Francisco, McCarrick, Tobin, Cupich y Farrell entren en el mismo pack. Porque Dios los crio y ellos se juntaron. Y se manchan todos entre sí.

http://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=35125

 

10 comentarios en “Todo lo que hace el trío de la bencina francisquista y macarriano es malo
  1. El destino de la Iglesia está anunciado. No sólo en la revelación privada (apariciones marianas y santos y no santos de la Iglesia) sino en la pública reflejada en las Escrituras y el mismo Catecismo de la Iglesia Católica . Por eso no hay que preocuparse aunque nos duela ver cómo se van desarrollando los acontecimientos anunciados ante nuestras narices. Hasta que llegue el momento culminante de la pérdida total de la fe por Roma y su conversión en la sede del anticristo. En eso estamos. Ánimo. Para los optimistas modernistas, ya llegará el momento que lo veáis. Aunque muchos no lo haréis y tendréis un tiempo horroroso en el día del Juicio. Para el pequeño resto de la Iglesia fiel a Jesucristo, que no se turbe vuestro ánimo, que el día de nuestra liberación se aproxima. Pobres de los secuaces de aquellos que están destruyendo la Iglesia, sin daros cuenta estáis en las garras de Satanas. ..

  2. Si se mancharan entre sí sería una delicia, el problema es que manchan a los demás y al rostro de la Iglesia. Son promocionados por la misma mafia que todos sabemos y que se ha descubierto bien honda. Su padrino sabemos todos quién es y quién los ampara, pero los hechos al final son incontestables y por sus hechos los conoceréis.
    Siempre quedará la duda de que si quien te promociona se metía a la cama con adolescentes aunque sea para pasar el rato, y ha abusado de tantos y tantos, cómo han sido elevados los acólitos y por qué méritos. Si luego apoyan que la Iglesia se convierta en algo así como una sucursal del movimiento gay la lógica lleva a pensar que son los jefes del lobby gay a los que han pillado con el carrito del helado.

  3. Se sale el que quiere. Ayer me dio gran tristeza hablar con uno que me dijo que era sedevacantista y quería convencerme de que Bergoglio no es Papa. Le dije: Mi carencia de simpatía por Bergoglio es manifiesta. Pero, en el tema de marras no es incumbencia mía entrar o salir. Simplemente rezo por el Papa, aunque tenga que tragar saliva, y pienso en el gran bien de la Iglesia, que es el Cuerpo Místico de Cristo y en su riquísima e inagotable Tradición. Lo demás son historias.

  4. Si sólo se mancharan entre ellos, seguirían perdidos, pero la fe estaría salvada. Lo gordo es el boquete que esa tenebrosa timba le está haciendo a la Iglesia: da pavor la decadencia, horror la desbandada. «Iglesia en salida», blasonan hinchando la voz de pito. Sí: en estampida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *