PUBLICIDAD

Tengo debilidad por Iesu Communio

|

Estas diez jóvenes de Iesu Communio cuentan al mundo su testimonio vocacional / Iesu Communio

Y no lo oculto.

Las disfruto. En ocasiones, menos de las que quisiera, con ellas en La Aguilera. Es un chute de Iglesia. De fe, de esperanza y de amor. Cuando tantas cosas se hunden ahí están ellas, tan presentes, tan dándose, tan dándonos a Dios, a la Virgen, a la Iglesia.

Sales de allí con gozo. Y hasta con unas delicias de repostería que solo tienen un defecto. Aunque grave. Lo poco que duran. De buenas que están.

También cuando me las encuentro en los medios.  Como hoy.

Hay institutos con vocaciones. Como Iesu Communio. Ahí tenéis una muestra de postulantes y novicias que ya quisieran muchas otras. Da gusto verlas. Y oírlas

https://www.religionenlibertad.com/personajes/16197191/10-jovenes-monjas-de-Iesu-Communio-hablan-de-su-vocacion-sus-llamadas-miedos-y-encuentros-con-Dios.html

 

 

 

Comentarios
10 comentarios en “Tengo debilidad por Iesu Communio
  1. La Tradición admite que la versión de los Septuaginta tiene una especial inspiración.
    ἀδελφὸς ὑπὸ ἀδελφοῦ βοηθούμενος ὡς πόλις ὀχυρὰ καὶ ὑψηλή,
    Frater qui a fratre iuvatur quasi civitas firma-

  2. Cierto, Lector, por eso no cité literalmente ni el libro sagrado ni el lugar de éste. Me atuve al sentido. La nueva versión lo enfoca desde su lado negativo. De acuerdo con la Versión Oficial de la Conferencia Episcopal Española de la Sagrada Biblia, el versículo de Proverbios 18:19 dice: «Un hermano ofendido es peor que plaza fuerte, las querellas entre hermanos son cerrojos del castillo». No tengo a mano, por mor del confinamiento, la Biblia de Jerusalén, que es la que suelo manejar. Ni Comentarios al Libro de los Proverbios.

  3. De acuerdo, hasta la última coma, con el testimonio de D. Francisco José respecto de las hermanas de Iesu Communio. El Señor tuvo a bien llevarme a vivir a Burgos en 2018 y desde la primera vez que acudí, me «enganché», sintiendo la necesidad de ir cada vez más a menudo a La Aguilera. A pesar de los 80 kilómetros que separan el convento de San Pedro Regalado de Burgos.
    Últimamente, no he podido asistir con la frecuencia que quisiera, pero estoy deseando que pase esta pesadilla para recuperar mi costumbre de visitarlas todas las semanas, especialmente los sábados.
    Y en agradecimiento infinito por el bien que recibo de estas maravillosas hermanas, procuro adquirir, dentro de mis posibilidades, sus productos. Mayoritariamente para regalarlos o compartirlos, para así poder dar a conocer su exquisitez al mayor número de personas…

  4. Y hoy, en Iesu Communio, habrán rezado por usted. Una de las referencias bíblicas en apoyo de la comunión de los santos es el versículo del Antiguo Testamento, que dice «el hermano ayudado por su hermana es como una ciudad fortificada».

    1. Es una versión controvertida. Creo que incluso ha sufrido una gran transformación en la Neovulgata (latina), tratando de responder mejor al original hebreo. Y no creo que lo encuentre en ninguna biblia moderna (seria) en español.

      1. Es Proverbios 18, 19. Hoy totalmente transformado en su comprensión en todas las biblias, incluida la Neovulgata oficial (Nova Vulgata). Al parecer, la versión de la Vulgata tradicional procede del griego de los LXX (Setenta) y fue la que introdujo San Josemaria en un punto de «Camino», volviéndola bastante popular.

      2. En la Bover Cantera, sexta edición, se lo puede encontrar así todavía. No parece que a Cantera le convenciera lo de agraviado u ofendido, aunque deja constancia de ello en las notas (el pâsha’ masorético le parece texto corrupto). El texto hebreo se ha conocido desde antiguo (y así ha quedado constancia de ello en nuestra tradición, no sólo en las biblias complutense y regia, sino también en los comentarios como los de Chirino de Salazar), pero la venerabilidad de la septuaginta, utilizada por la tradición apostólica, ha pesado mucho entre nosotros. Es que estaba muy pensada. A veces el hebreo no se sabe muy bien adónde apunta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *