PUBLICIDAD

También se unifican los Franciscanos españoles

|

Franciscanos e Dominicanos: os mendigos que renovaram a Igreja no séc ... http://www.catalunyareligio.cat/articles/66299 Esta ruina general de las grandes órdenes religiosas de la Iglesia, y también de las congregaciones, está llevando a una unificación que en principio no es buena ni mala pero que es consecuencia de una quiebra total. Esas órdenes y congregaciones, antaño numerosísimas, hoy se mueren en España. Sin vocaciones, cada vez más envejecidas, contemplan impotentes, y desgraciadamente impasibles, como se van retirando de muchos lugares en lo que es anticipado anuncio de una desaparición más generalizada. Varias provincias, con centenares de miembros, son hoy poco más que un gran geriátrico donde los jóvenes son los sexagenarios. Se empezó por reunir los noviciados. El problema no era tanto el de las provincias que no tenían ni un novicio sino el de aquellas que tenían uno. Centro, formadores, director, padre espiritual, eran insostenibles para una o dos vocaciones. Y además le experiencia resultaba traumática para el novicio único, sin más trato que con ancianos o casi. Así se comenzó con un noviciado general que por lo menos reuniera a varios jóvenes. Aunque no llegaran ni a media docena. Y con problemas añadidos. Hoy buena parte de las escasísimas vocaciones son de personas ya con unos cuantos años y hasta con carreras civiles ya concluidas. La mezcla de quien acaba de salir del bachillerato con personas que han superado los treinta años o están a punto de alcanzarlos es también problemática. Es también novedosa la situación que se produce cuando llegan al noviciado personas de una edad en la que antiguamente ya eran ordenados o estaban muy próximos a ello. Y la de institutos en los que el noviciado no lo es ya para los de una provincia sino ni siquiera para los de una nación. Pues los hay que reúnen ya a los de diversas naciones europeas con los consiguientes problemas de idioma, diversas mentalidades… La marcha de diversas localidades, en las que estuvieron los religiosos hasta cientos de años en ocasiones, suponen, además de una lamentable pérdida en la religiosidad de los pueblos que ahora se abandonan, un engañabobos que no se sostiene. La falta de vocaciones, y por tanto de renuevo, ha hecho que los tres frailes, o las tres monjas, de 69, 78 y 85 años que había en A pasen a incrementar la comunidad de los cinco de B que pasarían a ser ocho. Pero si tenemos en cuenta que los cinco de B tienen a su vez 61, 69, 76, 85 y 89 años, el refuerzo es mucho más teórico que real. Y dentro de tres o cuatro años será preciso fundir a B con C. Pero en ese caso ya seguramente con un único sexagenario e inútiles o casi inútiles para los ministerios los restantes. Estamos pues ante una reunificación que no pasa de antesala de la muerte. Bueno es que lo sepamos todos.

Comentarios
0 comentarios en “También se unifican los Franciscanos españoles
  1. No me extraña que no tengan vocaciones, yo he querido entrar en dos Congregaciones Religiosas como hermano, y en las dos me hacían estudiar los cinco años de Teología, cosa que me niego rotundamente si no me voy a ordenar como sacerdote. Como sigan así se quedarán sin gente.

  2. Lo bueno de este declive es el enriquecimiento que supone para la oferta hotelera de nuestro país. Los monasterios son lugares exquisitos para un fin de semana de escapada rural, con amenos claustros y buena temperatura en verano, y los hay con muy muy buenos restaurantes. Además suelen ser muy céntricos. En este sentido es algo positivo.

  3. Mis saludos a don Francisco porque es la priemra vez que mando un comentario en este nuevo nido de la cigüeña.
    Dios quisiera que los franciscanos se vistieran como en la foto. Hoy van vestidos como cualquier otro. Muchas veces lo comento con mi mujer, que es mexicana, como ya he dicho en otras ocasiones. Porque en México entré en una iglesia regentada por mercedarios y éstos sí que llevaban hábito. Allí hay mucha más fe. Aquí va en declive. Es terrible lo que pasa con los institutos religiosos en España. Supone la pérdida de la presencia de la Iglesia en lo pastoral, pero también en la asistencia social en muchos pueblos de España. Quizá hasta el fin total.
    Puede que sea lo mejor, porque, para tener religiosos infieles a Cristo, es mejor que no los haya.
    Aquí en Leganés, antiguamente había un convento de agustinos, pero ya se fueron hace muchísimo tiempo, como treinta años. Queda un colegio de las Hijas de la Caridad, pero deben de quedar como dos o tres, tan mayores, que no sé qué va a ocurrir con el colegio. Hundimiento total. Ojalá surjan nuevos institutos que revitalicen la vida religiosa en la Iglesia.

  4. Hermenegildo, el iter de la mayoría de las Órdenes, en España, ha seguido unas pautas comunes y están recogiendo los ruinosos frutos de la siembra.

  5. El problema de la convivencia en estos centros de formación, no es tanto la diferencia generacional, sino el tener que convivir con sudamericanos y africanos.

    Estos frailes como tantas Órdenes y Congregaciones, no han querido dar el brazo a torcer y han perseverado en el iter que conduce al caos.

  6. «Hoy buena parte de las escasísimas vocaciones son de personas ya con unos cuantos años y hasta con carreras civiles ya concluidas. La mezcla de quien acaba de salir del bachillerato con personas que han superado los treinta años o están a punto de alcanzarlos es también problemática».

    Paco Pepe: hoy día, esta situación es corriente también en todos los seminarios diocesanos de España.

  7. Acabo de encontrar que la nueva provincia va a llamarse de la Inmaculada Concepción, y efectivamente recoge las anteriores provincias españolas, excepto Galicia y Aránzazu (País Vasco). La noticia de catalunyareligio.cat demuestra que no quieren utilizar el nombre de nuestro país, España, en ningún momento, y prefieren cometer el error de hablar de península Ibérica aunque no esté Portugal.

    Más información sobre esta unión:
    http://www.sanantoniocolegio.com/60re/10/2/1/03provi.php
    http://capitulo.ofmfranciscanos.org/index.php/presentacion

  8. Yo en catalán ando un poco flojo, pero en el titular de la noticia dice que se unen en una provincia los Franciscanos de la Península Ibérica. Luego, sin embargo, no aparece referencia a Portugal, o al menos yo no he sido capaz de verla, incluso he consultado en internet y aparece que en Portugal tienen su propia Provincia (Portugallia – SS. Martyrum Marochiensium) no citada en la relación de las que se van a unificar, según la noticia. Podría extenderme dando mi opinión sobre este «lapsus», pero seguro que a nadie con dos dedos de frente se le escapan los motivos del mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *