PUBLICIDAD

¿Tagle el sucesor?

|

cardinal-tagle http://adelantelafe.com/exclusiva-editorial-pio-pace-los-preparativos-del-conclave-cuidado-grandes-maniobras-editoriales-senalan-al-cardenal-tagle/ Sería muy preocupante. Pero yo también creo que le están comenzando a preparar la campaña.

Comentarios
27 comentarios en “¿Tagle el sucesor?
  1. ¿Conjeturas? Serán en Nueva York vistas o no vistas a propósito por Tony
    «John L. Allen del semanario americano progresista “National Catholic Reporter”.
    Ha sido precisamente Allen quien ha subrayado cómo Tagle, después de haber sido alumno del teólogo Joseph Komonchak de la Universidad Católica de América, ha formado parte de la escuadra de estudiosos que trabajó para Alberto Melloni y su maestro Giuseppe Alberigo – ambos discípulos y sucesores de don Giuseppe Dossetti – en su controvertida historia del Concilio. En el IV volumen de esta historia, publicada en 1999, dedicado al turbulento periodo conciliar del otoño de 1964, es precisamente Tagle quien firma el capítulo clave, el que está dedicado a la “tempestad de noviembre: la semana negra”.
    Discípulo de Komonchack en la Universodad Católica de América ubicada en Washingtom, precisamente de Komonchak que fue el editor en lengua inglesa de la Historia del Concilio de la Escuela de Bolonia en el que colabora destacadamente Tagle. Una teología la de Komonchak que está en línea con la del rabino Skorka en el sentido que la Biblia, Antiguo o Nuevo Testamento, dicen lo que dicen y no lo vamos a discutir ; pero el proceso evolutivo, la historia de cada día, las èpocas y la exigencia de la gente en cada período son los que imponen el significante, cómo y cuándo de la FE y su puesta en práctica.
    A tener en cuenta que Skorka ha dicho que él y Francisco, amigos fraternales, van a revolucionar el sentido de la religiosidad, ambos tienen hasta un libro dialogado; y así mismo que Sergio Berman, hoy ministro argentino de medio Ambiente y Desarrollo Sotenible donde podrá aplicar Laudato Si proclamó en su día a Bergoglio como su «raBino». Lo que quiere decir que participan de idénticos planteamientos
    Un rabino Berman en política , activista social, farmacéutico, y escritor que publicó el libro El Evangelio según Francisco, ni desmentido ni acotado en contra, para que no quepan dudas.
    Berman recibió su ordenación rabínica en 1992 responsabilizándose del templo Libertad, egresando del Seminario Rabínico Latinoamericano Marshall Meyer de Buenos Aires y del Instituto de Religión Judía de Jerusalén.En abril de 1962 Marshall T. Meyer fundó el Seminario Rabínico Latinoamericano.
    En el seminario funciona el Centro de Estudios de Religión, Estado y Sociedad (CERES). Desde su fundación se han graduado 88 rabinos, entre ellas 8 mujeres, incluyendo la primera rabina de Latinoamérica, Margit Oelsner-Baumatz. Todos ellos ejercen sus funciones en diversas comunidades de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Costa Rica, Colombia, Ecuador, República Dominicana, México, Paraguay, Perú, Puerto Rico, San Salvador, Uruguay, Venezuela, Estados Unidos e Israel.
    Es decir que es una ideología que ha ido permeabilizando estructuras, sociedades y mentalidades que ha captado a católicos influyentes al máximo en los enfoques de cuestiones de FE y Moral que cada día son más interreligiosas y menos católicos. Todo lo cual no hubiera sido posible sin Dossett¡i- Alberigo-Melloni herederos de la revista Conciium y de todo el aparato del IDO-C conciliarista que tanta guerra descatolizadra dio financiado por el Episcopado de los Países Bajos..
    No es una broma aunque todo parezca un embrollo paranoide inconexo.

  2. Conjeturas y mas conjeturas! NO presentas ESCRITOS, HOMILIAS, youtube o google donde el CARDENAL Tagle DISIENTA de la iglesia. Hasta aqui mi paticipacion. DIOS dirá!!!

  3. Ni miento ni levanto falsos testimonios, Tony de Nueva Yoirk, que con esa acusación falseada no me asustas..
    Te estoy diciendo y señalando el escrito de Tagle que firmó en la Historia del Concilio Vaticano II, IV volumen, editado por el Instituto para las Ciencias Religiosas de Bolonia. No hay peor sordo que el que no quiere oir. Y si los que están en esa tesis conciliarista como son los bolonios y demás comparsa en simpatía con esa Escuela de Bolonia son promocionados a responsabilidades eclesiales yo no tengo la culpa ni el mérito. Como tampoco que los únicos prelados CATÓLICOS ¡oh sorpresa! que han sido capaces y han tenido valor de enfrentarse con esas teorías y clase de gente interconfesionalizada hayan sido el arzobispo Agostino Marcetto y el cardenal Ruini ambos silenciados y neutralizados por los francisquitas pululantes.
    Es una hermenéutica como la de Komonchak que hace suya la tesis de su camarada Hünermann que había sostenido que entre los textos conciliares y las constituciones de los estados hay también diferencias, la primera de las cuales es que la autoridad de los obispos “constituyentes” deriva de Cristo. Gracias a esto él considera que se sustraen a la crítica del Papa.
    Es decir que los obispos en Concilio pueden anular la misión de salvaguarda última de la FE de la Revelación encomendada por Jesucristo a Pedro: Nos somos tanto como Vos y todos juntos más que Vos, que vendría a resultar un plante herético-cismático de la disolución de la Religión Católica.
    Esta gente bolonia que sigue la hermnéutica fenomenológica de Ricoeur están impregnados de la dialéctica más descarnada en la que los lugares teológicos de referencia no son los textos fijados que nos dan la FE de la Revelación y de la Doctrina de esa FE coherente y consecuente siempre fiel a si misma que tiene el deber de mantener el Magisterio enseñante, sino que concuiben la llamada
    «hermenéutica de la distancia»; lo que hace que surja una interpretación es el hecho de que haya una distancia entre el emisor y el receptor y en consecuencia la reelaboración del texto por parte del lector y por lo mismo el que que debe extraer el sentido hermenéuico.
    Es volver al libre examen incondicional después de todo.Y entender la FE de la Revelación como un proceso, por lo tanto inestable y de duda metódica, sin contenidos ciertos y verdaderos asumidos como Verdad firme e inmutable.
    «Es inútil que Komonchak, Ruggieri y otros digan que estas cosas no las escribieron así jamás, tal cual. Porque también la “Historia” que escriben ellos es un evento que va más allá del texto, tiene una recepción y produce un pensamiento y una praxis.» escribió Magister con tino.
    Lo remachó benedicto XVI:»»La hermenéutica de la discontinuidad afirma que los textos del Concilio como tales no serían aún la verdadera expresión del espíritu del Concilio. Serían el resultado de componendas, en las cuales, para lograr la unanimidad, se tuvo que retroceder aún, reconfirmando muchas cosas antiguas ya inútiles. Pero en estas componendas no se reflejaría el verdadero espíritu del Concilio, sino en los impulsos hacia lo nuevo que subyacen en los textos: sólo esos impulsos representarían el verdadero espíritu del Concilio, y partiendo de ellos y de acuerdo con ellos sería necesario seguir adelante. Precisamente porque los textos sólo reflejarían de modo imperfecto el verdadero espíritu del Concilio y su novedad, sería necesario tener la valentía de ir más allá de los textos, dejando espacio a la novedad en la que se expresaría la intención más profunda, aunque aún indeterminada, del Concilio. En una palabra: sería preciso seguir no los textos del Concilio, sino su espíritu». Eso o su equivalente de impulsar el activismo pretextando que las teologías son contradictorias y debatibles entre eruditos, cuando el hecho cierto es que la teología Católica es irreductible e inmixtifucable con las teosofías de libre exámen dialéctico de la hermenéutica fenomenológica.
    Camaradas de Tagle, en idéntica ideología y adscripción doctrinaria, escribían esta tremendas enormidades:
    Theobald subrayaba esta frase de Alberigo: “El Concilio como tal, en cuanto evento de comunión, de confrontación y de intercambio, es el mensaje fundamental que constituye el cuadro y el núcleo de su recepción”.

    Ruggieri comentaba: “El Concilio se ha trasmitido a sí mismo. En este sentido la nueva ‘doctrina de la iglesia’ no es el fruto de la Lumen Gentium y de los otros fragmentos eclesiológicos presentes en los varios documentos conciliares, sino de la celebración conciliar en cuanto tal. El problema de la recepción del Vaticano II es primariamente el de la sinodalidad de la Iglesia toda”.

    ¡EL INVENTO DE LA SINODALIDAD que se nos viene encima, NO por los textos bíblicos que dan la FE de la Revelación sino por la celebración conciliar en cuanto tal! Inenarrable.
    ¿Vuelvo a preguntarme: La Curia papal en general y en concreto Francisco están con la Doctrina Católica de Benedicto XVI en este punto crucial o con Tagle y sus camaradas incluido Tony de Nueva York?
    El 23 de junio 2013 el Papa Francisco recibió en audiencia privada a Melloni junto a otros representantes del instituto de Bolonia por él dirigido, haciéndoles creer de nuevo que estaba de su parte.
    Me es muy grato, con todo, reproducir la ejemplaridad pastoral humanista de Tagle que le honra en cuanto a su estar sacerdotal hasta el presente: «el estilo con el cual ejerce de obispo, viviendo sobriamente y mezclándose con la gente más humilde, con gran pasión misionera y caritativa».
    En la editorial Sígueme está publicada en español la Historia del Concilio de los Bolonios.Por supuesto que no aparece la expulsión forzada de Dossetti como secretario-consejero-cocinero de Lercaro y sus colegas responsables.
    Pero regresemos al arzobispo Tagle, que apenas nombrado en Manila ha sido inmediatamente denominado con el título de “new papal contender” por el vaticanista John L. Allen del semanario americano progresista “National Catholic Reporter”.

    Ha sido precisamente Allen quien ha subrayado cómo Tagle, después de haber sido alumno del teólogo Joseph Komonchak de la Universidad Católica de América, ha formado parte de la escuadra de estudiosos que trabajó para Alberto Melloni y su maestro Giuseppe Alberigo – ambos discípulos y sucesores de don Giuseppe Dossetti – en su controvertida historia del Concilio. En el IV volumen de esta historia, publicada en 1999, dedicado al turbulento periodo conciliar del otoño de 1964, es precisamente Tagle quien firma el capítulo clave, el que está dedicado a la “tempestad de noviembre: la semana negra”.

  4. Vamos Joel, sigues copiando lo que has leido en articulos MAS NO presentas PRUEBAS de tales escritos, ufff tan dificil es? ======== Hay una lista larga de obispos y cardenales de sus escritos que DISIENTEN de la fe Catolica y aun asi fueron PROMOVIDOS a altos cargos. ========= Que el Cardenal participo en este o aquel grupo no quiere decir que el este deacuerdo en TODO lo que se dice. =====Por amor a la VERDAD que es CRISTO no podemos mentir y levantar falsos.

  5. Copio de Sandro Magister:
    ROMA, 11 de diciembre del 2007 – Por casi dos años, el memorable discurso con el cual Benedicto XVI había criticado y rechazado la interpretación del Concilio Vaticano II como “discontinuidad y ruptura” había permanecido sin respuesta. Ninguno de los historiadores y teólogos aparentemente puestos en la mira había replicado a los argumentos del Papa.

    Pero hoy finalmente llegó la respuesta, en forma casi oficial, con cuatro ensayos de cuatro estudiosos muy representativos, publicados en el último número de “Cristianesimo nella storia”, la revista del Instituto para las Ciencias Religiosas de Bolonia.

    El Instituto de Bolonia, fundado por don Giuseppe Dossetti y por el profesor Giuseppe Alberigo, es de donde salió la “Historia del Concilio Vaticano II” más leída en el mundo, en cinco volúmenes completados en el 2001 y editados en siete idiomas. Una “Historia” que interpreta el Concilio más como “evento” que por sus documentos, más en el “espíritu” que en la “letra”, más como “nuevo inicio” que en continuidad con la Iglesia precedente.
    En este comentario, como también en el ensayo sobre el “Cristianesimo nella storia”, Hünermann sostiene la semejanza entre los documentos del Vaticano II y “los textos constitucionales elaborados por las asambleas constituyentes representativas”.

    Benedicto XVI, en el discurso del 22 de diciembre del 2005 había criticado esas tesis de la siguiente manera:

    «De esta manera, se considera el Concilio como una especie de Asamblea Constituyente, que elimina una Constitución antigua y crea una nueva. Pero la Asamblea Constituyente necesita una autoridad que le confiera el mandato y luego una confirmación por parte de esa autoridad, es decir, del pueblo al que la Constitución debe servir. Los padres no tenían ese mandato y nadie se lo había dado; por lo demás, nadie podía dárselo, porque la Constitución esencial de la Iglesia viene del Señor».

    En realidad Hünermann había sostenido – y ahora lo confirma – que entre los textos conciliares y las constituciones de los estados hay también diferencias, la primera de las cuales es que la autoridad de los obispos “constituyentes” deriva de Cristo. Gracias a esto él considera que se sustrae a la crítica del Papa. Y gracias a esto Komonchak cierra así la disputa
    …………………………………………………………………………………………………………………………………………….
    Los cuatro estudiosos que intervienen en “Cristianesimo nella storia” no se limitan a sostener que las críticas del Papa no los tocan.

    Ellos colocan a Benedicto XVI de parte suya. También lo ponen entre los partidarios de la “discontinuidad” de la Iglesia antes y después del Vaticano II.

    Komonchak concluye así su artículo:

    “Este fue ‘el giro epocal’ que Giuseppe Alberigo propuso como significado histórico del Concilio Vaticano II. Lejos de ser repudiado, a mí me parece que el mismo ha sido confirmado por el Papa Benedicto XVI”.

    A juicio de Komonchak, la discontinuidad ejemplificada por el Papa no es del todo “aparente”, sino real. Sobre esta y otras cuestiones, la separación respecto a los siglos anteriores es demasiado evidente. En la sustancia, por tanto, también el Papa está de acuerdo con quien ve en el Concilio Vaticano II el más grande cambio de la Iglesia en los últimos siglos.

    Ruggieri es más sutil. Si el Papa, en el discurso del 22 de diciembre, ha defendido la continuidad del Concilio con la anterior tradición del magisterio católico, es porque desde el punto de vista “típico del teólogo”, que era el suyo, “no podía sino suscribir esta concepción”

    Pero desde el punto de vista histórico, objeta Ruggieri, todo cambia. La “novedad” del Vaticano II es un hecho innegable. Y el mismo Ratzinger contribuyó, cuando en el Concilio fue el experto de confianza del cardenal alemán Josef Frings. Según Ruggieri, fue el joven Ratzinger quien escribió el explosivo discurso que Frings leyó en el aula durante al primera sesión, discurso de plena ruptura con el magisterio eclesiástico de los últimos dos siglos. De lo que Ruggieri deduce:

    “Lo que en la ‘Historia’ dirigida por Alberigo se afirma sobre la novedad del Vaticano II está bien resumido en esa intervención de Frings”. Léase de Ratzinger
    ¿Si pues también Benedicto XVI es reclutado entre los buenos, quien queda entre los malos?

    Komonchak y Ruggieri dan nombres y apellidos: los irrecuperables son el arzobispo Agostino Marchetto y el cardenal Camilo Ruini.

    El primero, un diplomático de la curia romana, es el autor de numerosas y puntillosas críticas de la “Historia” dirigida por Alberigo, recogidas en un volumen publicado por la Libreria Editrice Vaticana en el 2005, algunos meses antes del discurso de Benedicto XVI sobre la interpretación del Concilio.

    El segundo, vicario del Papa para la diócesis de Roma, en la presentación al público del volumen de Marchetto, dijo entre otras cosas:

    “La interpretación del Concilio como ruptura y nuevo inicio está terminanda. Es una interpretación que hoy es muy débil y sin asidero real en el cuerpo de la Iglesia. Es tiempo que la historiografía produzca una nueva reconstrucción del Vaticano II que sea también, finalmente, una historia de verdad”.
    Añado: en esta enorme cuestión de vida o muerte está Tagle en el bando de Alberigo-Melloni. Que es la cuestión que llevó a Benedicto XVI a su dimisión.
    ¿Sigue Francisco a Benedicto XVI o a la Escuela de Bolonia de Tagle y compañía?
    Elemental, querido Watson.

  6. Tony de Nueva York, si te parece poco romper la continuidad del Magisterio presentando el Vaticano II como ruptura quiere decir que estás conforme con la hermenéutica conciliarista de la ruptura y no la hermenéutica de la continuidad, aunque parezca una cuestión verbalista propia de mentalidades clericales alambicadas. Y esta toma de postura de tagle está escrita de su puño y letra en el IV volumen de la Historia del Concilio editada por la Escuela de Bolonia.
    Ahora bien, si es así una ruptura con la anterior dinámica dogmática y dispositiva de la Religión Católica y su Iglesia, resulta que hemos cambiado de Iglesia y estamos en otra innovada de nueva planta que no es la católica.
    Esa es la suma gravedad del hecho. Manteniendo las estructuras se ha trasvasado el contenido.
    De Lex credendi lex orandi hemos pasado a lex orandi lex credendi, justo al revés.
    Y esa doctrina es una hetero-doxia evidente, sea porque el Concilio ha sido de ruptura sea porque Tagle y sus colegas de pensamiento bolonio así lo entienden.
    Entre tantos otros textos del Nuevo Testamento, o sea bíblicos, el de San Pablo en 1 Tim 6 ,3-6 es determinante.Aunque por supuesto se le puede ignorar y hasta contradecir como se hace con Rom 1, 21-32 hasta con la parresía de todo un Sínodo Ordinario y Extra.

  7. Me parece que el papa no ha nombrado tantos cardenales progresistas. Aparte de los cardenales Nichols, Sturla, Dew, Baldisseri y Clemente el resto no creo que puedan considerarse progresistas en su mayoría.

  8. Mientras el pontífice siga en su puesto, las quinieleas solo son eso y nada más.Muchos de los peores purpurados de la Iglesia pierden su voto entre este año y los dos siguientes.Muchos cardenales, con y sin voto, morirán este y los dos años siguientes (fallecen entre diez y doce al año).Además, los purpurados que ha hecho este papa son bastante mejores que los que nombró su predecesor, y, en dos o tres años, a muchos posibles candidatos se les habrá pasado el momento.Cuando Su Jorgidad no esté, su sucesor tendrá en torno a setenta años.No me creo que, por tercera vez, se elija un pontífice tan viejo como los dos últimos.

  9. Nadie esperaba a San Pío X sino a Rampolla, que fue vetado por el emperador de Austria. Lo mismo Roncalli, que en tiempos de Pío XII, hasta su inesperado ascenso a la Nunciatura en París, estaba predestinado a la jubilación. No puedo decir lo mismo de Juan Pablo I, Juan Pablo II y Benedicto XVI. Y a pesar de lo que se diga, Bergoglio fue una sorpresa.

  10. que hay cardenales progresistas? claro que si! pero son una minoría casi minúscula dentro del colegio cardenalicio. el problema del cónclave de 2013, fue una vez mas, que la gran mayoría conservadora del colegio cardenalicio se dejo estafar con la elección de bergoglio. por cierto, por defender la fe católica muller se ha ganado de enemigos a casi toda la abominable conferencia episcopal alemana y fue uno de los mas acerrimos opositores a la comunión de los que viven en adulterio y parolin en la universidad gregoriana defendió el celibato para los sacerdotes en la universidad gregoriana.
    posdata; Sturla, Dew, ademas de baldisseri, si que podrían ser catalogados como progres, nichols, tal vez, y eso, pero lucunza progre? lo dudo mucho! es solo un desnortado.

  11. de los cardenales nombrados por bergoglio, muller no es progresista, parolin, no es progresista, el patriarca Berhaneyesus de la iglesioa etiope, menos! y podría seguir. pero suponiendo que bergoglio haya nombrado mas cardenales progresistas que conservadores, sumados los cardenales nombrados por juan pablo ii y benedicto xvi, los cardenales conservadores todavía siguen siendo una mayoría (casi) aplastante en el colegio cardenalicio.

  12. Una vez más Aarvend erigiéndose en portavoz de todos los católicos… y sentando cátedra. La lucha de poder, que sin duda existe, no es entre ‘conservadores’ y ‘progresistas’, sino entre ‘conservadores’ -los que conservan el Depósito de la Fe, como es su misión- y ‘destructores’ -que no progresistas, porque no progresan nada-. Es una broma leerle lo de la ‘visión sobrenatural’, que sin duda también tenemos los católicos, pero que no sé qué tendrá que ver con usted, por más que siga empleando, como en otros comentarios suyos, el plural mayestático.

  13. en el próximo cónclave los cardenales conservadores -que son mayoría- no se van a dejar a estafar tan fácilmente como les paso con la elección bergoglio, y ademas entre dichos cardenales conservadores hay tanto papabiles como grandes electores de gran peso. por ende, para los que impusieron a bergoglio en el cónclave de 2013, en el próximo cónclave les va a resultar mucho mas complicado imponer a tagle, a maradiaga o algún otro cardenal de tipo bergogliano. por lo que el próximo cónclave sera tan feroz como una guerra de trincheras.

  14. El 13 de marzo de 2013 «La Razón» traía en portada que había dentro del cónclave una lucha encarnizada entre los Cardenales Scola y Scherer. Evidentemente, era todo una fantasía para entretener a los lectores, pues en ese momento, con el cónclave cerrado, no había información real disponible.

    Desde aquella mañana, pienso que todas las informaciones sobre posibles Papas son fantasías.

    Para corroborar esta, recuerdo que en febrero o marzo de 2005 el periodista Urdaci, ¡¡que vívía en Roma desde hacía casi un año!! publicó un libro bien documentado históricamente sobre los Cónclavescó, pero que al hacer su cábala sobre el ya cercano sucesor de San Juan Pablo II indicaba veinte papables… ninguno de los cuales era Joseph Ratzinger… Del cual decía expresamente que no tenía ninguna posibilidad de ser elegido, aunque sí de influir en la elección.

    Cómo para fiarnos de predicciones…

  15. Yo sólo espero que los cardenales sensatos anden más espabilados en el próximo cónclave y no permitan que les den coba como en el último.

  16. Ars: Ese dicho falla más que una escopeta de feria, además de que últimamente se está quedando desfasado: el Cardenal Ratzinger entró al cónclave como Papa… y salió Papa; y se dijo en su momento que el Cardenal Bergoglio fue el segundo más votado en aquel cónclave de 2005… y ocho años después salió Papa también. Con la elección del Papa, muchas veces hay grandes sorpresas; pero otras veces sale el que se esperaba, que solía ser el preferido o señalado por el Papa reinante antes de morir, como fue el caso de Pío XII tras Pío XI; de Pablo VI tras Juan XXIII; y de Juan Pablo I tras Pablo VI.

  17. Tagle como tapado viene ya de lejos. Su fulgurante ascensión a las cúpulas del templo donde se dan las tentaciones ha sido realmente espectacular y más si se tiene en cuenta que en condiciones normales eclesiales estaría descartado para cualquier puesto o representación de responsabilidad en la Religión Católica puesto que ha sido el hombre que en la Historia del Concilio editada por la Escuela de Bolonia, de Dossetti-Alberigo-Melloni, o Instituto de las Ciencias Religiosas, ha dejado su impronta personal de hermeneuta de la ruptura y no de la continuidad respecto a la significación y trascendencia del Vaticano II. Concilio de ruptura y no de evolución lo que supone la innovación de una iglesia de nueva planta con las bases pastoralistas seculares, ya no dogmáticas, que se fueron vertiendo en la revista ultraprogre Concilium de los grandes voceros teosofantes de renombre como Ivan Illich o Hans Küng perejil de todas las salsas…
    Si pues el Vaticano II supuso la ruptura con la praxís precedente, ya no es una praxis católica. Y además si es ruptura de praxis como lo ha sido de hecho al trasvasar el Ecumenismo Católico a Ecumenismo Interconfesional-Interreligioso inevitablemente sufre y se deteriora como le venimos experimentando la dogmática por más que el Concilio haya elaborado Constituciones Dogmáticas de intenciones mixtas que en realidad han quedado inactivadas por la Declaración Nostra Aetate y la Unitatis Redintegratio que se han convertido en quicio y actividad constituyente eclesiástica y eclesiológica conciliarista.
    Si Francisco sigue la dinámica intelectual de su hermano en religión arrupita cardenal Martini al que ha calificado de padre de la iglesia, quiere decirse que el conciliarismo como ruptura de praxis y de teología dogmática está en plena aceleración con el eufemismo de profundizar en el concilio y de la paz universal religiosa entre confesiones igualmente dignas y válidas. En esa tarea y reafirmación Tagle es un abanderado y hasta pionero meritorio al modo de la reforma del pionero Lutero.
    Le han nombrado para adquirir vínculos populares, además de los contactos oficiosos interreligiosos ya establecidos, presidente de Caritas Internacional. Es un filipino, nación donde los arrupitas tienen un influjo eclesiástico decisivo y donde el actual Prepósito General jesuítico arrupita Nicolás dejó escuela desde sus años de rector del Instituto de Pastoral de Manila con un influjo enorme sobre el episcopado de Asia Oriental. Todo lo cual supone una trabazón y plataforma estratégico de lanzamiento para este cardenal Tagle con primer apellido de localidad cántabra y segundo de su madre china.
    Visto el próximo futuro del Sinodalismo de las iglesias autocéfalas patrióticas y China en perspectiva de consenso , resulta el candidato idóneo para las fuerzas que operan en el Vaticano y sus terminales.
    Merece la pena leer a Sandro Magister, formidable periodista católico que ya en tiempos del pontificado de Benedicto XVI destapó al personaje Tagle

    .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.