PUBLICIDAD

Esta entrada no tiene la menor importancia. Excusan ustedes de leerla. Es sólo un desahogo personal.

|

Ver las imágenes de origen

Hay gente educada. Como por ejemplo Specola. Que agradece que se les tenga en cuenta. Y los que le tenemos en cuenta agradecemos su agradecimiento.

https://infovaticana.com/blogs/specola/gotti-tedeschi-parte-segunda-visita-al-torreon-vaticano-la-fuga-de-las-mujeres-gracias-a-wanderer-y-a-la-ciguena/

Es de biennacidos ser agradecidos. Pero hay muchos que no han nacido bien. Y que piensan, hay que ser imbéciles en no pocos casos, que hablar bien de ellos es lo obligado por lo que ni gracias proceden.

Se dice que los Reyes son desagradecidos pero que los Borbones todavía exageran. Pues la Iglesia, más.

Uno, lo crean o no, tiene muchos amigos en la Iglesia, De los que jamás he dado la menor pista. Y ellos saben de todo mi caluroso afecto agradecido.  Como yo sé del de ellos.

Pero, al indiferente, la ley vigente. O sea, la nada. Que es lo que puede esperar cualquier mortal, salvo derroche de euros de la ley. Que jamás me han llegado.

Uno, por particularísimas excepciones, ha tenido unas amistades impagables, pero no es lo normal. Será tal vez que a mí me abundan los amigos. Por gracia de Dios. Y procuro corresponder.  Pero  puedo disimular la primera y hasta tal vez la segunda pero si a la tercera tengo que llamarles lo que proceda, sin el menor problema. Que yo vivo en la Iglesia pero no de la Iglesia. Y eso me da una independencia absoluta. Que otros no tienen.

Comentarios
10 comentarios en “Esta entrada no tiene la menor importancia. Excusan ustedes de leerla. Es sólo un desahogo personal.
  1. Disculpe, señor Paco Pepe, que use este medio para el siguiente mensaje, porque no sé de qué otro modo hacerlo. Soy un sacerdote que le sigo en La Cigueña de la Torre desde hace buen tiempo. Quiero pedirle, si está en sus posibilidades, que me escriba un correo electrónico para establecer contacto con usted. El mío es: [email protected]

    Soy mexicano pero vivo en USA, asignado como vicario en una parroquia.

    Dios le bendiga.

  2. Tampoco veo qué haya que excusaros a Specola o a ti, Francisco José, la verdad; salvo que estéis atentos a lo que decís, porque sois personajes públicos y seguidos en un foro de internet.

    A Specola yo no la sigo mucho ya, porque cómo no sé quién escribe y parece algo así como muy «etéreo» e impersonal (aunque es verdad que atiende los comentarios), pues….

    Sandro Magíster, por ejemplo, no suele responder en los artículos (una pena; o igual no perdona el 4-0 de aquella final de Eurocopa, que les metimos ^^), pero como sabes su nombre, pues se le comenta.

    De todas formas yo no sé que pensará el Señor de unos o de otros, que ésto ya es un misterio para mí; pero éso sí: nunca le he visto pedirle a nadie (que trate de seguirle o que Él haya llamado) que cambie su carácter o forma de ser; ya que a cada uno lo llama por su nombre y lo ama tal cual es.

    PD: Bueno, el lenguaje y las fotos adjuntas siempre se pueden «mejorar», eh; pero éso es opinión mía, ya.

    1. Que Sandro Magister no responda es normal, pues lo que hace Infovaticana, me parece que es trasponer la versión en español de su Settimo Cielo de la Nuova Bussola Quotidiana. No estoy seguro, pero creo queven Settimo Cielo no hay habilitado comentarios. De lo que se comenta en Infovaticans Sandro no tiene conocimiento directo, pienso.

      1. Ah, pues muchas gracias Black; no tenía ni idea.

        Y yo venga a referirle comentarios, que plantea temas interensantes ahí.

        Estos italianos….^^

  3. Desde la lejanía, estamos muy unidos por tantas cosas. Cuando escribimos somos conscientes de que a algunos les puede gustar y a otros disgustar. No todos los días son buenos ni se acierta en la forma ni en el fondo. Es de agradecer que los lectores colaboren con sus críticas. Son maravillosas. también es de agradecer cuando nos dicen que les gusta lo que hacemos. Gracias de nuevo Paco Pepe, no tanto por tus inmerecidos elogios, sino por estar ahí y seguirnos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *