Sorprendente dimisión del prefecto de la Secretaría para la Economía de la Santa Sede

|

El 'ministro' de Economía del Vaticano dimite por enfermedad y el Papa nombra a su número dos

El jesuita español Juan Antonio Guerrero Alves, de 63 años.

Le operaron a comienzos de este año y da la impresión que de cáncer.

<

https://gloria.tv/post/3cvWtmYRyTe7BYNgGqaYGjtAC

Le sucede el hasta ahora secretario general de la Secretaria el laico, también español, de Mérida, Maximino Caballero Ledo

Rinuncia e nomina del Prefetto della Segreteria per l’Economia della Santa Sede

Il Santo Padre ha accettato la rinuncia all’incarico di Prefetto della Segreteria per l’Economia della Santa Sede presentata da P. Juan Antonio Guerrero Alves, S.I. per motivi personali. Essa avrà effetto a partire da giovedì 1° dicembre 2022. Ringrazia vivamente P. Guerrero per la dedizione mostrata nel servizio prestato alla Santa Sede. Il P. Guerrero è riuscito a sistemare per bene l’economia, è stato un lavoro forte e impegnativo che ha portato tanti frutti. Il Santo Padre gli assicura la Sua preghiera.

Il Papa nomina Prefetto della Segreteria per l’Economia il Dottor Maximino Caballero Ledo, attualmente Segretario Generale.

 

 

 

Comentarios
3 comentarios en “Sorprendente dimisión del prefecto de la Secretaría para la Economía de la Santa Sede
  1. Casi todo depende de casi nada. El cáncer se puede curar, pero falta encontrar el casi nada. El P. Pio lo dijo: Estoy muy contento, el cáncer se curará y ser´á muy fácil.

  2. A lo mejor esto es un disparate (si lo es, no se publique). Mi papá me enseñó a leer en 1966. Desde entonces soy un lector voraz. Recuerdo que, cada vez que un médico era entrevistado en el «Faro de Vigo», siempre se le preguntaba cuándo se vencería al cáncer y la respuesta siempre era la misma: «En el año 2000 habrá sido totalmente derrotado». Pongo esto como aviso para que se vea que una cosa es la ciencia y otra la predicción científica. Ahora nos abruman con pronósticos catastrofistas que se cumplirán (es mi opinión) como lo del cáncer. Acabo de enterrar a una persona muerta de ello (y estamos veintidós años después del 2000) y tengo a otras dos en estado terminal. Y con la capa de ozono, las vacas locas, la gripe aviar y otras predicciones también fallaron. Si este señor tiene cáncer y dimite, es que no hay mucho más que decir (salvo compadecerlo, como a cualquier otro enfermo).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *