PUBLICIDAD

Sobre las vacilaciones de la Pontificia Academia para la Vida

|

Y las del sospechoso elemento que aparentemente la preside. Y digo aparentemente porque en la Iglesia la presidencia efectiva de todo aunque muchas veces se quiera disimular está en otro sitio. Sin sinodalidades que valgan.

Pues el hombre de paja bis, por cargo y por nombre, entre sus ya varias fechorías ha querido ahora rebajar la Humanae Vitae de Pablo VI y pese a un indirecto respaldo específico de quien verdaderamente manda en la Iglesia, sin sinodalidades que valgan, el directo está en mantener esa Paglia, ante el escándalo que  se armó, parece no sostener ahora el diego donde todos entendieron dijo sino disimulando el dijo.

Francisco José Delgado dedica el tema, y a la Paglia, un buen artículo.

Concluyo esta entrada con las palabras con las que Delgado termina su artículo.

Solo le añado tres puntos. No sean mal pensados, suspensivos. O séanlo, es cosa del lector.

No nos toque… la moral.

https://www.infocatolica.com/blog/duropedernal.php/2208101247-la-pontificia-academia-para-l#more42998

 

 

Comentarios
10 comentarios en “Sobre las vacilaciones de la Pontificia Academia para la Vida
  1. Todo este lío («¡hagan lío!») tiene un único objetivo, que es cambiar por la puerta de atrás la doctrina moral de la Iglesia sobre la homosexualidad. En cuanto se abra la puerta a la anticoncepción, argumentando que en el acto sexual lo que importa de verdad es el amor carnal y la yuxtaposición de los cuerpos, y no tanto la apertura a la vida, por pura lógica hay que revisar lo que se ha dicho siempre sobre la homosexualidad. Por ahí van los tiros y a todos estos «indirectos» se les ve el plumero, nunca mejor dicho.
    No me extrañaría nada que en este asunto se siguiera el mismo proceder que con la comunión de los divorciados vueltos a casar. Una nota al pie de página donde se diga que la anticoncepción es legítima si la pareja hace un «discernimiento» etc. Al final el «discernimiento» es el salvoconducto para hacer lo que a uno le dé la gana.

    1. Uffffffff!!! SUSANA, qué ignorante es ud!!!. El Papa, el que sea, goza de INFABILIDAD cuando habla ex-cathedra. Para hablar ex-cathedra debe de ser en condiciones muy concretas que figuran en derecho canonico (no puedo dar cita porque debería tenerlo a mano). El Papa es asistido por el ESPÍRITU SANTO SÓLO EN ESAS CONDICIONES Y POR ENDE ES INFALIBLE.. pero no es infalible por el hecho de ser Papa… Por favor, estudie… Si acaso consulte el CATECISMO IGLESIA CATÓLICA… Pero no espete barbaridades…

  2. Monseñor Paglia tiene 77 años. Aún puede llegar al cardenalato. Tanto si lo nombran como si no, es de esos que harán todo el daño que puedan a la Iglesia mientras estén vivos (¿o es que alguien piensa que los malos se jubilan?).

  3. ASUNCIÓN
    Hoy te Has Dormido, Señora:
    Emoción,tristeza y llanto.
    Nuestro duelo es tanto,tanto,
    al ver que llegó tu Hora .
    Mas…,unos Seres arcanos,
    -tomandote con premura-,
    con indecible ternura
    te portan ya entre sus Manos.
    Que…,al mismo Cielo te Subes,
    Flotando en su azul celeste;
    y te Alejas por el Este
    entre radiantes Querubes…
    Y pues Llevaste en tu Seno
    a Aquél que Es Omnipotente,
    Coronar vemos tu Frente
    al Dios que Es Tres Veces Bueno…

  4. La doctrina moral de Bergoglio deja mucho que desear. No es que el dogma ande sobre raíles más seguros –recuérdese su concepto de la relación fe-eucaristía cuando un cónyuge, protestante, le preguntó si podía comulgar con el otro que era católico. Se armó tal lío mental sobre la comunidad de fe y el bautismo que dejó boquiabiertos a cuantos oyeron la salida disparatada, sin ambages. En todo lo relativo a la vida su acción a través de la institución dirigida por Paglia y la de Sánchez Sorondo es de bochorno por su dejadez ética. Adem´ás, cuando se les coge in fraganti, lo que sucede con mayor frecuencia de la deseada, las salidas de pata de banco son de esos altos representantes de Bergoglio son apoteósicas. Desde sus salones se han emitido opiniones contra la integridad del embrión humano o a favor del aborto como medida de contracepción. Todo eso en el marco de la atmósfera bergogliana de que ya está bien de hablar del aborto mientras descuidamos a los pobres nacidos, como si fueran dos asuntos contradictorios. Cuando a Sánchez Sorondo se le afeó que pusiera paño al púlpito para la defensa de tales tesis, no tuvo más remedio que salir en defensa del Papa afirmando que en el Vaticano hay plena libertad de expresión y que lo dicho en santa Marta no era la doctrina de la Iglesia,sino la de los «consejeros».

    En ese descalabro, Paglia habla de repensar la Humanae Vita y el general de los Jesuitas de que nadie grababa las palabras de Jesús. Ni ética, ni exégesis, ni dogma. Con Bergoglio no hay nada seguro. La ley natural al basurero, la inerrancia al desprecio y el Denzinger a la hoguera. No veo en la historia de la Iglesia un período tan confuso como el reinante en el Vaticano actual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *