Sobre el Concilio Vaticano II

|

Dos puntos que me parecen evidentes.

Primero : Es un Concilio ecuménico de la Iglesia católica. Jamás lo he puesto en duda. Convocado legítimamente y desarrollado sin incidencias graves que pudieran invalidarlo.

<

Segundo: Es un Concilio fallido. Convocado para incrementar la vida de la Iglesia,  estas, la vida y la Iglesia, se han hundido hasta extremos que nadie podía imaginar. Vean, sin más, lo que está ocurriendo con los religiosos. masculinos y femeninos, en España, desaparecen.

Pues eso: un Concilio ecuménico desgraciadísimo en sus resultados.

¿O hay algún idiota que siga vendiéndonos lo que ya nadie compra?

 

 

 

Comentarios
12 comentarios en “Sobre el Concilio Vaticano II
  1. Yo también creo que es un Concilio ecuménico fallido como el V de Letran, el III de Constantinopla o el de Florencia-Ferrara. Hay que reconocerlo. Hasta hace 11 años nunca lo hubiese dicho, pero lo que estamos viendo estos 11 años interminables me lleva a la conclusión de que seguramente sería absolutamente imposible sin el Vaticano II y a los hechos me remito..si la intención del Concilio era primordialmente pastoral, hay que reconocer que los resultados de los últimos 60 años fueron un desastre para la Iglesia, encontrándonos ahora en la peor crisis de la Historia con casi toda seguridad.

    1. Pero sobre todo, como se declaro pastoral y no dogmático, puede ser dejado de lado sin mayor cargo de conciencia. Ahora, hay muchos «defensores» del concilio que parecen no haber leído ninguno de sus documentos, pues ahí queda claramente establecido que el idioma privilegiado de la liturgia es el latín, y saz, salen los perseguidores del latín, y además que la música propia de la liturgia es el gregoriano, del que casi no se escucha, entonces en qué quedamos, defienden el concilio de su imaginación, no el de los documentos.

  2. El Concilio Vaticano 2 ha sido el Chernobil de la Iglesia. Tan legítimo como letal. La llamada hermenéutica de la continuidad no ha sido mas que una piadosa ilusión salida del magín hegeliano de Ratzinger, que fue corresponsable directo del golpe de mano en el inicio mismo del concilio del que después se vino arrepintiendo aunque no del todo.

  3. Ninguna asociación ni grupo de laicos pedía los cambios que decidió el Concilio. Al contrario, hubo muchas personalidades católicas que escribieron al Papa pidiéndole la conservación del latín. A ningún seglar le molestaba la liturgia. Fueron cambios decididos por un grupito de cardenales, que al tiempo que decían que la Iglesia debía «abrirse al mundo», en realidad hacían lo contrario: mirarse a ellos mismos y sólo a ellos mismos, a sus neuras y a sus capillitas. Impusieron al pueblo de Dios unos cambios que nadie había pedido. Eso sí, después despotricaban contra el «clericalismo», y decían ensalzar «la participación de los laicos en la vida de la Iglesia». Es una táctica muy de izquierdas, muy «progresista»: hacer una cosa, pero sacar pecho diciendo la contraria, que es la que los medios de comunicación martillean a la gente hasta que se la cree.

    Mientras no haya un Papa valiente que proponga la anulación del Concilio Vaticano II (y dudo que lo haya alguna vez, ni que lo veamos nosotros), pienso que no hay nada que hacer. La bola de nieve sigue bajando, cada vez más grande; la situación empeora cada año y casi cada mes. Confiemos en aquello que decía Benedicto XVI: es la Iglesia de Cristo, no de los hombres. Él continuará guiándola, de alguna forma.

    1. Nadie pidió nunca ni comulgar con las manos, ni quitar los reclinatorios de los bancos, ni que los curas hagan shows de las misas. Todo lo han movido y mueven los eclesiásticos pretextando que el pueblo se aburre.

  4. Entonces, El concilio fuen indebidamente convocado, o mal combocado, o mal organizado, o mar dirigido, o mal resuelto, o mal …. Yo estudie en un centro de estudios teologicos, años 90, i el concilio era el catecismo, siempre presente. Y ¿Ahora que?. Cuando se habla de un sinodo universal, ¿ no hubiera sido mejor convocar un nuevo concilio universal?. Y siempre oigo a mi madre, una catolica recta, cuando decia «El diablo ha caminado por los pasillos del Concilio» Seria verdad. Y mi madre no era una canonista, ni teologa, ni liturgista, etc, ¿Quien pues, en un pequeño pueblo, una catolica normalita, sin contactos, le infundio estas ideas?, algoi me atormenta en esto.

  5. El Flordelisado habló del «humo de Satanás». Se quedó muy corto. Desde Roma llega un olor pestilente, nauseabundo desde 2013. Dicho hedor procede de las más elevadas esferas. El nefasto prefecto Ouellet, a quien Dios confunda, llenó la Iglesia de prelados pésimos durante diez años y el macabro pontífice que dirige la nave confirma lo corto que se quedó el Flordelisado. Media Europa y media América ya no son católicas, el colegio cardenalicio está a rebosar de desperdicios eclesiales y desechos de tienta. «Non praevalebunt», pero «praevalent». Cinco años más con este rumbo y no quedarán ni las raspas. Y lo peor, en otoño: otro consistorio para nombrar entre doce y catorce purpurados, quizá Lima, París y Caracas, algún inane español y unos cuantos religiosos (jesuitas, salesianos y franciscanos) escogidos entre los peores (¿hay alguno bueno?) y el desprecio casi seguro a toda Europa del Este, a Australia y a Vietnam. A este paso, en 2030 se cierra el chiringuito y aquí paz y después gloria.

      1. Sí. Creó dos cardenales polacos en su pontificado: los dos peores prelados polacos que encontró. Abra los ojos e infórmese.

  6. ¿O hay algún idiota que siga vendiéndonos lo que ya nadie compra?

    El problema no es que lo haya ahora, es que los hubo y muuuchos los que compraron el concilio. Incluidos papas.

    Menos uno, quizá dos o tres que ya advirtieron lo que se nos venía.

    Pues eso…. Sólo queda la FSSPX

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *