Sin ánimo de polemizar

|

Caballero Medieval A Caballo, Preparándose Para La Lucha Justa O,  Ilustración Vectorial Ilustraciones Vectoriales, Clip Art Vectorizado Libre  De Derechos. Image 16935444.

Que ya adelanto no voy a hacer. Expongo mi opinión que no mantengo como dogma de fe y con conciencia de que puedo equivocarme. Actitud que deberían también adoptar otros aunque se crean investidos de la facultad de excomulgar. Que naturalmente no tienen.

Mi posición sobre el Papa Francisco pienso que ni preciso manifestarla por ser meridiana. Es el Papa, no tengo otro y tengo clarísimo que no tengo como católico la menor obligación de aplaudir hasta con las orejas cuanto diga y haga. Y no lo hago. Manifiesto lo que me parece equivocado en el Papa sin el menor problema. Ya en la mañana de la tarde en la que fue elegido Papa manifesté mi opinión sobre el cardenal Bergoglio y su mirada torva. La mirada del pontífice no mejoró.

<

Sin embargo es manifiestamente mejorable no poco de lo que dice y hace y es lícito opinar sobre ello aunque el insulto no añade nada positivo a la opinión. Más bien le resta no poco. Disentir, argumentándolo, de la Traditionis Custodes o de la Amoris Laetitia es lícito en un católico, que el argumento sea llamarle trilero de la Pampa u okupa de Vaticano, hereje, apóstata, antipapa o seguidor de Satanás es ya cuestión muy distinta. Y reclamar que ese sea el lenguaje de sacerdotes y obispos, tachándoles de vendidos, carreristas y otras lindezas por el estilo a quienes no se expresan de tan elegante modo pues como que puede ser pasarse unos cuantos pueblos.

La herejía, la apostasía, declarar a alguien antipapa, el pecado mismo, son cosas muy serias para frivolizar y frikilizar sobre ellas. No basta, para declarar a alguien mal católico, comprobar que un domingo no ha ido a misa. Pudo haber ido el sábado por la tarde, estar indispuesto. haber  caído en una tentación y arrepentirse luego, y hasta no haberse dado cuenta de que ese día era domingo.

Pues con lo de Francisco hereje, apóstata, antipapa, no Papa y demás variantes similares, que en teoría es una posibilidad, ocurre lo mismo.  Es algo muy serio y muy grave como para que quede a la decisión personal de cualquiera, tenga conocimiento sobre el tema, un mero barnicillo cultural o una supina ignorancia. Eso es  libre examen puro y duro. Lo que a mí se me ocurra va a misa, y es misa que obligatoriamente tienen que oír todos los demás si no quieren que les ponga de chupa de dómine.

Deponer un Papa, declararle hereje o apóstata, no queda al arbitrio del vecino del quinto sino que es muy ardua cuestión con la que tendría que enfrentarse la Iglesia y que seguramente causaría un cisma de imprevisibles consecuencias. Con lo que no cabe tomárselo a la ligera.

Tampoco cabe considerar posibilidades como certezas inapelables. El lamentable, en mi opinión, acto vaticano con la Pachamama no supone necesariamente que Francisco haya adorado a un dios falso.  El lamentable, en mi opinión,  acto de Asís,  tampoco supone necesariamente  que Juan Pablo II considerara iguales todas las religiones. Se necesitarían más datos para llegar a esa conclusión. Y no sería malo que quien la sostuviera añadiese lo de «en mi opinión» para no investirse de una autoridad que no tiene. Claro que eso pondría a no pocos en su lugar. Porque, qué importa a nadie la opinión de Celedonio Pertiérrez  de la Chungalera.

Otra muestra de absolutizar todo como recientemente ha ocurrido en algún comentario del Blog fue reprochar a un excelente sacerdote de óptima doctrina que mostrara respeto a unos equivocados. El error no merece respeto, sentenció. Pues los equivocados o los disidentes merecen algunos respetos. Yo si me encuentro a un luterano en el ascensor, respondo a sus buenos días, no le tiro piedras ni le llamo hereje y tampoco voy a argumentarle los que yo entiendo errores del luteranismo. Pues no faltará algún ultrapurísimo que me considere vendido al protestantismo por haber respetado a ese protestante que me encontré en el ascensor. Aunque si me diera por investigar las hazañas de tan heroico paladín de la verdad me encontraría con el cero absoluto. O como mucho con un insulto, naturalmente bajo nombre supuesto, contra alguien que se está partiendo todos los días la cara por Dios y por su Iglesia.

Comentarios
37 comentarios en “Sin ánimo de polemizar
  1. mientras no se demuestre la invalidez canonica de la eleccion del conclave de 2013, bergoglio seguira siendo el papa legitimo hasta que renuncie o fallezca, nos guste o nos guste. pero otra cosa muy distinta es que bergoglio, como papa, sea un demagogo, un populista, un estafador, un indigente intelectual y moral, un hipocrita, un inepto, y un absoluto desastre eclesial sin excusa alguna.

  2. Toda esta falta de respeto al Santo Padre incluso con insulto, que es tan habitual ver en esta página y a la que ahora el bloguero quiete poner un poco freno, es consecuencia de lo que están ustedes sembrando. Parece que se asusta de las dimensiones que está adquiriendo esta actitud, pero sin duda es usted también responsable de ello.

    1. Es consecuencia de lo que la Suà Santità está sembrando y de la retahíla de insultos de esa boca papal. Ya estamos hartos de maltratos del Sumo Pontífice.

    2. La lista es larga. He encontrado esta que reproduce a su vez una del blog de Marco Tossati: https://religionlavozlibre.blogspot.com/2019/05/larag-lista-de-insultos-de-bergoglio.html

      O también: https://infovaticana.com/blogs/cristo-era-sabio/poesia-insultos-papales/

      O sea, el Papa no es quién para jugar a un gay ni la homosexualidad, pero para juzgar, criticar e insultar a sus hijos católicos, entonces sí es quién.
      Es el Papa legítimo, canónicamente elegido. Pero el respeto él mismo ha hecho que se le pierda, se ha acreditado indigno de merecer respeto alguno. Y poco se le califica para lo que se ha ganado a pulso.

  3. Muy bueno Pacopepe!!!! Muchas gracias!! Y excelente lo de «Celedonio Pertiérrez de la Chungalera»… podría servir de buen seudónimo para usar en los blogs.

  4. Por muchas sotas de bastos que pretendan trucar las cartas machacando este tablero (que no es de juego precisamente ), les aseguro que conocemos bastante bien la calaña de los tahúres fulleros contrincantes. Por eso persistiremos en la Contrarrevolución; y para que conste que al menos nadie habrá de perdonarnos que callemos como perros mudos, firmamos, además, con nuestro nombre y apellidos.

  5. Después de esta comunicación, confieso que en muchas ocasiones he sentido el dolor de notar que el blog se le estaba «escapando de las manos» a su titular, y sin embargo nunca me atreví a advertírselo (a pesar de nuestra íntima amistad).
    Hoy me congratulo de la evidente intención correctiva, porque corregir es de sabios. Efectivamente no se debe traspasar la línea roja que separa la elegancia y la grosería; lo adecuado de lo impertinente; lo lícito de lo inadmisible; el respeto a las instituciones sagradas de la crítica a las personas inconsecuentes que las encarnan, sean del nivel que sean.
    Por todo lo cual, hoy estoy con la Cigüeña de la Torre más que nunca. ¡Adelante Paco Pepe! Fortiter in re, suaviter in modo.

  6. Tú estás donde estabas cuando empezó este pontificado y donde estabas hace 40 años, porque este pontificado es continuación de los anteriores y fruto evidente del CVII.
    Otros no se movieron de donde estaban hace 60 años, antes del 1789 de la Iglesia.
    Otros hemos ido de acá para allá y evidentemente no somos los más indicados para ser ejemplo de nada.
    Y Dios nos juzgará a todos según la luz que hayamos recibido y, sobre todo, según la caridad que hayamos practicado por gracia de Dios o dejado de practicar por nuestros pecados.
    A mí este pontificado, por ejemplo, me ha dado mucha luz. Antes era conservador y hoy soy tradicionalista. Pero mi currículum es lo suficientemente accidentado como para que valga de algo lo que soy o dejo de ser. Me vale a mí y poco más.

    1. Entonces que tenia que hacer san Pablo que fue celoso perseguidor de Cristo, por que me persigues?
      Lo mismo que el rehabilitado de la droga es el mejor guardian contra la misma, los que hemos padecido la abominable lepra del modernismo y del neoconismo, si no hablamos, no es que hablen las piedras, es que las piedras hablarian lapidandonos.

    2. Identificado con este comentario. Durante este pontificado, me he dado cuenta de cosas que no cuadran y no cuadraban. Las contradicciones, la división entre lo de antes y lo de ahora (que decían incluso los conservadores. Que gracia tiene el catolicismo entonces?), los abusos litúrgicos que se hacen pasar por liturgia
      bien celebrada… Y así, podríamos seguir. Incluso a nivel parroquial las cosas no cuadran, desde el comportamiento de los laicos en misa, las catequesis, la falta de sentido de lo sacro, la ignorancia de la fe y la falta de esta, ocultar los novísimos o las palabras sacrificio, penitencia, virtud, vicio…Gracias a Dios, cada vez más gente está abriendo los ojos

    3. Antes no es que fueras conservador o neoconservador, Luis Fernando, es que eras antitradicionalista furibundo y radical, más radical incluso que S. Pablo cuando perseguía a los cristianos… Es bueno no maquillar la realidad cuando hacemos análisis retrospectivos. En todo caso enhorabuena por el cambio. Si me permites que te lo diga, hace años cuando leía tus invectivas antitradicionalistas y viendo tu evolución espiritual y tu capacidad intelectual sabía que terminarías llegando al catolicismo tradicional.

      1. Pedro, ese es mi problema. Que he sido siempre, y sigo siendo, bastante furibundo y radical. Scripta manent: Yo de Lefebvre escribí que era un neo-Lutero y de los tradicionalistas que rechazaban las novedades del CVI escribí que eran «solo Traditio» en vez de «sola Scriptura» como los protestantes. Y a finales del siglo pasado, antes de emprender el camino hacia la fe católica, escribí que los dogmas marianos eran paganos y que sus apariciones eran cosa del maligno. Así que ahora me quedan pocas ganas de escribir y de hecho ya no escribo ni en las RRSS ni en mi blog. Públicamente solo lo hago aquí y en el blog de Wanderer muy de vez en cuando.
        En cuanto al cambio, si es para bien, que así lo creo, es por gracia de Dios. Y si no lo es, pues es por mis pecados.

        Oscar, obviamente no soy San Pablo. Además, se pueden hacer muchas cosas interesantes detrás del telón. Por ejemplo, ayudar a formar a los que hablan y hablarán.

        1. Me refería a q si hay q haber tenido vida ejemplar para poder hablar, hablar en el sentido de actuar, entonces apaga, porque solo Uno es Santo. Más errores cometidos, más razón para pelearlos, de hecho la pelea suprema es la Cruz

  7. Estoy de acuerdo con que a Francisco no se le debe insultar. Ni a el ni a nadie. Pero creo que sí podemos decir que, desde que él es Papa, los problemas que tenía la Iglesia antes de su pontificado se han multiplicado por 1000. Siempre ocurriendo escándalos del tipo que sea. Por lo que, después de 8 años de pontificado, yo ya me he cansado de justificar lo injustificable. Una de dos: o Francisco es el promotor de lo que pasa o es que es idiota. No hay término medio. Eso que dicen de que «lo engañan los de alrededor» y todas las excusas que se han puesto, son solo eso: excusas. Por lo que solo caben dos opciones. Que cada uno coja la que más le convenga

  8. Sr de la Cigonia:
    Por alusiones:
    Da la impresión de que usted trata de defender a su amigo o admirado D. Santiago Martin.
    Perdone que le diga pero vive usted en su mundo. Si se toma la molestia de documentarse podrá constatar que llamar hereje al Papa puede ser algo fuerte o descortes, pero puede ser completamente cierto y justificado. Es cuestión de leer el derecho canónico y los canones de algunos concilios. No es tan dificil. Es solo que usted se empeña en taparse los ojos.
    Un Papa u obispo es hereje o no, no porque alguien se lo diga sino porque incurra en el ilicito señalado como tal por la Iglesia que basicamente es enseñar de manera reiterada, sin arrepentimiento y con constancia como verdad de Fe algo que no lo es o atacar una verdad de Fe negandola. Es muy sencillo si usted quiere enterarse si no no.
    Se pongo facil para que incluso usted que no quiere enterarse no le quede mas remedio que captarlo, aunque parece que en este asunto es usted tan valiente como ese general que no se rendía ni ante la evidencia.
    Mire usted, si alguien con funcion magisterial en la Iglesia enseña que se puede comulgar en pecado y sin arrepentimiento en la iglesia y lo sostiene y no rectifica es un hereje. Sea Agamenon o su porquero. Entre otras cosas esta vulnerando la esencia de la Eucaristia del sacramento de la Confesión, y hasta del matrimonio cuando se emplea como excusa para ciertos amancebados. Si ademas de enseñar eso por escrito, se ratifica uno y no quiere contestar los Dubia cuando es su primera obligación, pues blanco y en botella leche.
    Incluso algunos pensamos que es la herejía perfecta, pues hasta ahora los herejes se situaban fuera de la Iglesia pero estos nuevos herejes se han aporderado de la Iglesia y lo que pretenden hacer es echar ellos a los que no lo son. Un boton de muestra el tradicionis custodes.
    Y usted puede pensar que Bergoglio es su Papa, y tal vez pudiera serlo o tal vez no. El problema es que hay indicios inquietantes, pero que muy inquietantes que no me he inventado yo, de que bergoglio es Papa de facto pero pudiera serlo no de iure. Ya sabe, la acusación del Cardenal Dannels nunca desmentida a pesar de la verborrea y energía de Bergoglio para misericordiar a quien le parece. Tal vez no se atrevió no fuese que Dannels tuviese alguna prueba.
    Yo no puedo probar una cosa o la otra, pero la duda es tan legítima o mas que su certeza.
    Por cierto afirmar que la misa nueva es la única lex orandi pudiese ser otra herejía. Si es que el que hace un cesto hace ciento.
    Y que quiere que le diga, llamar el Trilero de la Pampa o el Trolas porteño (por alusiones) a un obispo que ha jurado preservar el deposito de la fe, y que no sabe decirle a una protestante porque no puede comulgar en católico, que permite el circo de la PACHA MAMA, que afirma y sostiene contumazmente que se puede comulgar en pecado y sin arrepentimiento entre otras cosas, me parece una metafora muy pero muy benevolente.
    Si su esposa le engañase la mitad de lo que nos ha engañado Bergoglio estoy seguro que usted no emplearía metaforas.
    Supongo que sabe que un trilero es alguien que engaña a quien en el fondo esta deseando dejarse engañar.
    Tenga en cuenta que los votos de Bergoglio no solo le obligan ante Dios con la misma intensidad que los de su esposa a usted, sino que tambien le obligan ante nosotros. Y decir eso es una manera de informarle de que no somos idiotas y que no nos dejamos engañar ni vender burrras viejas aunque sea con la verborrea porteña.
    Y sobre Don Santiago, o testigos o complices. Comprendo que su postura no es fácil, pero con la que esta cayendo tengo la sospecha de que el y muchos tal vez deberían hacer algo mas serio, que podría empezar por sumarse a los Dubia. Mientras el y otros muchos especialmente obispos no lo hagan para mi no tienen ninguna credibilidad, porque son como medicos recetando aspirinas para un resfriado a un paciente con cancer. Si mañana le descubren un tumor y su oncologo solo le receta jarabe para la tos lo va a entender muy bien. En realidad es muy facil de entender, solo que los respetos humanos o la ignorancia o la comodidad o la cobardía hace que mucho no quieran enterarse. Siempre he dicho que el problema de España y de la Iglesia no son los malos sino la inacción de los supuestos buenos.

    1. Estoy de acuerdo pero solamente en parte. Como he dicho en un comentario anterior, al principio podría colar que le aconsejan mal o que le envenenan los que le rodean. Pero después de ocho años, viendo de quién se ha rodeado y a quién ha cesado, está clara la línea a seguir. Por otro lado, estoy en desacuerdo en juzgar al Papa. Yo no soy quien, ya le juzgará Dios mismo. Mucho menos insultar. Con salvarnos los míos y yo con la que está cayendo me parece suficiente y a Dios gracias. Lo único que cuando salió el cardenal Bergoglio a mí me dio mala espina. Yo no le conocía, pero cuando los medios anticatolicos que odiaban a rabiar a Benedicto, empezaron a aplaudir a Francisco y a decir que bueno era me dio mal presentimiento. Que tus enemigos hablen bien de ti es preocupante. Cuando me enteré que era jesuita ya fue lo peor, visto como estaba y está la compañía. A esto se añadió la frases fuera de tono, incluso despectivas y la falta de claridad para que cada uno intérprete lo que quiera. Malos tiempos nos vienen y, no nos equivoquemos, en el hipotético caso que fuese una infiltración de modernistas en la Iglesia, esto va a tardar mucho en pasarse. No empezó con Bergoglio y no se acabará con él. Por tanto, en tiempos recios amigos fuertes de Dios y a rezar el rosario todos los días. Estamos en sus manos.

      PD: en cuanto a la infiltración en la Iglesia es algo que aterroriza pero no creo que sea descabellado.

    2. Juan Nadie, totalmente de acuerdo con usted, de principio a fin. Nos llamarán barcinillos los lumbreras amigos de Licenciados del Tocomocho y Matemáticos de la Universidad Complutense del Churumbel pero en un examen de teología o de Magisterio de la Iglesia o Derecho Canónico veriamos que nota sacaban. Estos no se han leído el Catecismo como para leerse el Dezinger.
      Ni nos chupamos el dedo, ni nos hemos caído de un guindo.

  9. II Jn. 9-11
    9 Todo el que se aventura más allá de la doctrina de Cristo y no permanece en ella, no está unido a Dios. En cambio, el que permanece en su doctrina está unido al Padre, y también al Hijo. 10 Si alguien se presenta ante ustedes y no trae esta misma doctrina, no lo reciban en su casa ni lo saluden. 11 Porque el que lo saluda se hace cómplice de sus malas obras.

  10. Respeto muchísimo se esclarecida opinión, don Paco y hasta admiro su total independencia a cualquier respeto humano para emitirla. No soy de los que acusan de trilero al papa ni caigo en bajezas. Pero permitame poner un poco de matiz en algunas de sus palabras. Estoy de acuerdo con usted que para acusar hay que demostrar. Pero en un exiguo espacio de comentarios de un blog, pienso que se pueden esgrimir convicciones personales apoyadas en hechos: «e videns» es lo que se ve por sí mismo y no precisa demostración, según el tomismo. En Francisco los hechos hablan por sí mismos: persecución, comisariamiento, ostracismo y ninguneo a la melior pars de la Iglesia y exaltación de la Iglesia desalienada, desmitificada, revolucionaria, gay, idolatríca, puesta al servicio de la ideología neo marxista y marxista que quiere acabar con la propia Iglesia. Eso no puede ser una coincidencia. Eso no puede sino obedecer a un plan de demolición. Las estrategias para combatir ese plan de destrucción pueden ser más o menos prudentes, y todas legítimas y santas, inspiradas en el amor al Cuerpo Mistico de Cristo. Pero lo que no se puede negar, es la existencia de ese plan que lleva ya casi un siglo denunciado desde San Pio X hasta nuestros días por notables hombres de fe. Negarlo si me parece que le hace mal a la Iglesia. Decir que se precisa se pruebas para reconocer que el enemigo ya llegó a la cúspide de la Iglesia ademas de las que vemos dia tras día pareciera innecesario para un comentario de un blog
    Reciba un afectuoso saludo y mi más completa admiración por todo su trabajo.

  11. Respetado Don Francisco José:

    1.º Siempre he dejado claro que me expreso a título personal, haciendo uso de la libertad de expresión de la que todavía disponemos al amparo de la Constitución Española y, cómo no, al arbitrio del Blogger, pues ésta es su casa, y es Usted quien decide quien entra y quien sale o se queda.

    2.º Sobre el P. Santiago Martín ―al que siempre he dicho que respeto― no comparto en absoluto su desmedido interés por nadar y guardar la ropa, por hablar con la boca pequeña, vamos: o estás dentro, o estás fuera. No con un pie a cada lado de la línea, que es, en mi opinión lo que hace el referido sacerdote. Y esta observación por mi parte ―en la que coincidimos muchos comentaristas― en absoluto deja traslucir que sea un mal sacerdote. Mas, para decir lo que dice, mejor sería que guardase un prudentísimo silencio. A mí me gustan los que hablan claro, con valentía, como, por ejemplo, el P. Aberasturi o el P. González Guadalix, valientes defensores de la Iglesia de Cristo.
    Recuerdo cuando Usted defendía a Osoro a pesar de la deriva que estaba tomando su labor desde el mismo día en que fue nombrado arzobispo de Madrid y luego cardenal. Como no puede ser de otro modo, respeto su opinión. Entiendo que finalmente se ha dado cuenta de quién es en realidad el pasiego, y de cuáles son los fines que persigue, opuestos ―siempre en mi opinión― al bien.

    3.º Sobre Francisco I, no voy a reiterar mis opiniones, pues son de sobra conocidos por todos los asiduos a ésta, su casa. Jorge Mario es lo que es. Y no de hoy, ni de ayer, sino desde toda la vida: una mala persona. Que, en la auténtica Compañía de Jesús, jamás hubiese sido ordenado sacerdote debido a sus graves deficiencias intelectuales y morales. Lo dijeron en su día los propios jesuitas.
    Por tanto, Francisco I, a pesar de que es un papa legítimo, no es mi papa. No me merece el menor respeto, y prefiero ignorar sus constantes ataques a los valores que se comprometió defender, que no son otros que la fidelidad a Nuestro Señor Jesucristo, los padres y doctores de la Iglesia de Cristo ―que no la de la Pachamama― el Catecismo, el código de Derecho canónico y, por ende, una tradición de dos milenios… Para mí, SOLO DIOS BASTA. Y será el Señor quien nos juzgará a todos. Francisco I incluido.
    Como sea que “el algodón no engaña”, ¿cómo se justifica que los adeptos más fanáticos de Francisco I sean los enemigos internos y externos de la Iglesia de Cristo?
    No le deseo ningún mal a Francisco I, aunque me niego a rezar por él. Es mejor orar por la infinidad de personas a las que ofende todos los días con sus continuos desafueros y desbarres. No voy a negar, empero, que le pido al Señor para que Su Santidad Benedicto XVI sobreviva a Francisco I. La vida es un don de Dios. Dios nos la da, y solo Él la puede quitar. De modo que es el Altísimo quien sabe cuándo ha llegado la hora de cada uno de nosotros. Francisco I incluido. Y, también, el juicio que cada uno nos merecemos. Por tanto, todo lo que escribo en este Blog ―el único en el que participo― lo hago desde mi sometimiento al juicio divino.

    Decir, finalmente, que, del mismo modo que un tatuaje te acompaña hasta la tumba, lo que se publica en Internet, sobrevive. Por tanto, es muy fácil comprobar qué es lo que ha escrito cada cual. Incluso quienes se amparan en el anonimato. Hay muchos sistemas para que en un Blog no se permita opinar desde el anonimato. Mas, quienes tienen que tomar la decisión de implantar esta solución son los propietarios de “Infovaticana”. Los contenidos ganarían en calidad, aunque, por motivos obvios, fuese ligeramente menor el número de comentarios.

    Con el agrado de siempre, reciba mis más atentos saludos, junto con mi oración.

  12. De acuerdo con D. Francisco José.
    En este pontificado, tan distinto a los anteriores, polémico como no ha habido otro, todo lo bueno no es nuevo, y todo lo ‘nuevo’ no es bueno.

  13. Entiendo que alguien opine lo contrario, porque quizá es posible que se haya metido en muchos charcos. Sin embargo, estoy de acuerdo con lo que Vd opina en esta ocasión.
    Desde mi punto de vista, que admito pueda ser equivocado, le felicito por su escrito. ¡ FELICIDADES !

  14. Paco Pepe
    Ya son ganas de abrir la caja de Pandora.Y ya sabemos lo que acostumbra a salir de ella.
    Tu Torre siempre ha sido una rara avix,en el sentido de constituir un foro auténticamente libre.
    Personalmente, doy fe de hasta qué puntos me has tolerado.Desde los tiempos del deslenguado Ramblas-que brindaba puntapiés a los cataplines reverendos,hasta ahora mismo.
    Esa libertad sólo puede sobrevivir si tú continúas dando tus puntos de vista,y los demás, los propios;aun si son contrarios.
    Ello conlleva que aquí se contapongan las visiones sobre Santiago Martín, sobre J.M.Bergoglio,o sobre san Serenin del Monte Hermon.
    Sin que ninguna de las partes se escandalicen ni se enfaden.
    Pido a todos tranquilidad, buenos alimentos y mejores vinos.
    Y esa pizca de humor de quien sabe que, hagan lo que hagan el demonio y su tropa,tienen el partido perdido.

  15. Por fin algo de cordura. Les podrá gustar más o menos el Papa, pero es el Papa al final del día. Y como tal obediencia y respeto. ¿En qué cabeza cabe llamar a un Papa «trilero» u «okupa»? Ni siquiera a un desconocido se le dice eso. Eso es de vergüenza. Cuidado con la levadura de los fariseos dice el Evangelio…

    1. efectivamente bergoglio es el papa al final del dia, pero aun asi es un pesimo papa.
      obediencia y respeto, esas cosas se ganan.
      por cierto, yo me preocuparia mas por la levadura de bergoglio que por la levadura de los fariseos.

    2. Obediencia y respeto??? fíjese en toda la trayectoria de su pontificado??? personalmente cuando le dio a Lutero su «título» de TESTIGO DEL EVANGELIO, sin conocer las anteriores barbaridades, me dije :este señor, papa o quien sea, NO VOY A OBEDECER…con los dichos y escritos, su ejemplo y vida por descontado, de los anteriores papas, tengo material de sobra para estar dentro de la Iglesia y ser buen miembro de Ella. Tengo además el CATECISMO IGLESIA CATÓLICA Y LA BIBLIA según Magisterio Tradicional… Voy a obedecer a quien no es creyente de Cristo y SI MUNDANO???

      1. Lo siento, pero si es necesario que a estas alturas les explique que a los obispos y sacerdotes se les debe obediencia (por regla general, recalco) y respeto como sucesores de los Apóstoles es que tienen que darle más de una vuelta a ese Catecismo.
        Es absurdo que por censurar algunas actitudes estamos llegando a negar el sacerdocio al estilo protestante.
        Ya lo he dicho, yo no soy hincha del Papa, pero por más que se suban por las paredes es el Papa. Con Pachamama, sin Pachamama, con Lutero y sin Lutero… Es el Papa.
        Yo no me he olvidado nada. Lo que aparece en el Evangelio es la levadura de los fariseos, Bergoglio hasta donde yo sé no aparece.

      2. Lo siento, pero si a estas alturas es necesario que les explique que los obispos y sacerdotes merecen obediencia (por lo general) y respeto es que tienen que darle más de una vuelta a ese Catecismo. Y hasta donde yo sé Francisco es obispo y Papa. Como es evidente, nadie está en la obligación de obedecer lo que cae fuera de la fe, por eso digo generalmente.
        Es absurdo que ahora vamos a negar el sacerdocio al estilo protestante por censurar algunas actitudes. El sacerdocio para algunos, claro.
        En el Evangelio aparece la levadura de los fariseos, a Bergoglio no lo veo por ningún lado. Lo necio de Dios es más sabio que los hombres dice también la Escritura. Así que menos peticiones de principio que no existen.

  16. Usted no quiere polemizar, tampoco yo tengo ningún interés, entre otras cosas porque ya veo que los comentarios que no le bailan el agua no los publica y tampoco es cosa de perder el tiempo que tampoco sobra y a mi no me dan nada por comentar en su blog, será por blogs.
    Usted es el dueño del blog y tiene libertad de publicar lo que le de la gana y los demás de no volver a publicar comentarios. Y ni tan siquiera leerle, punto. Ni usted va a dejar dormir y yo menos.
    Me encanta que últimamente se haya vuelto usted tan respetuoso, me alegro, pero de ahí ya a dar lecciones, señor Cigoña…En los años que lleva usted de blogger a puesto a bajar de un burro con calificativos autenticamente desmesurados e irrespetuosos a obispos, religiosos y todo lo que se movía por el firmamento eclesial, como para que ahora venga dando lecciones y escándalizandose porque algunos llamemos hereje al que lo es o digamos que el padre Santiago Martín miente interesadamente en su video, porque lo hace y se lo he demostrado en el comentario que no le ha dado la gana publicar.
    Y nadie haya dicho que sea mal sacerdote.
    Tiene usted el problema, en mi opinión, de ver la Iglesia desde una perspectiva sectaria, a los lideres hagan lo que hagan no se les critica, salvo que el lider le caiga a usted como una patada y lo ponga hasta de «maricomplejines, inútil, vago, calamidad y demás lindezas». Como no quiero polemizar, no le voy a recordar otra vez a Murgui con el que usted no ha mostrado el respeto que le tendría a ese supuesto luterano que menciona.
    Decir que lo ocurrido en la ceremonia de la Pachamama además de la colocación de las estatuillas en las capillas laterales de la Basílica de San Pedro, no indica que el Papa es favorable a eso, es como decir que el cardenal Mcarrick no es pederasta porque metia en su cama a seminaristas. Pues nada oiga, aqui el que no se contenta es porque no quiere pero no nos traten de tontos a los demás.
    Que aunque seamos barcinilinos culturales y Celedonios pertiérrez de la Chungalera no nos chupamos el dedo.
    Por cierto, usted no es Premio Nobel, tiene carrera universitaria como millones de españoles, no ha descubierto ninguna galaxia que yo sepa.
    Todo esto lo digo en mi opinión, para que no le suba la tensión, ahora que se nos ha vuelto tan fisno y tan honoris causa por la Escuela de Diplomáticos de Pertiérrez de la Chungalera.
    ¡Ay Señor Cigoña, si los ojos del Puente de Coria hablasen! allí donde mandaba a tantos bobos sin la misericordia que ahora pide para los que le convienen o si la pasarela Cibeles del adefesio volviese, cual fantasma del pasado del Cuento de Navidad de Dickens, recordando los bellos calificativos que dedicaba a los premiados.
    No haga usted ahora en la vejez, como la vieja del visillo, que todas son fisgonas , murmuradoras y deslenguadas menos ella.
    El problema es que los barcinillos culturales y Pertiérrez de la chungalera seremos muy torpes y tontos pero tenemos memoria y usted tiene pasado.
    No va a publicar este comentario, como ha hecho con otros pero como leer lo va a leer, me vale.
    Como ve yo tampoco tengo ganas de polemizar pero ya voy a una edad que no trago hipócritas.
    Que siga con sus éxitos en su blog de censura.

  17. Recuerdo muy bien aquel comentario sobre la mirada torva de aquel cardenal que estaba entre los que podían se elegidos, mi esperanza de que tal cosa no sucediese y el impacto que me causó comprobar que finalmente había resultado elegido. Entonces no sabíamos nada de lo que sabemos ahora, pero ya entonces aquella mirada nos causaba un temor difícil de explicar. Aquello sí fue una premonición. Reciba un fraternal saludo en Cristo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *