PUBLICIDAD

Siempre hay que leer a Specola, hoy, más

|

Pues, léanlo. Y luego que cada uno piense lo que le dé la gana. Con acierto o sin él.

Nunca me he ocupado de las opiniones de los demás, que me las suelen refanfinflar, mientras no me insulten ni pretendan colarme como palabra de Dios, las que no pasan de estúpidas palabras suyas.

Las de Specola, sobre cualquiera de los temas que trata, de estúpidas no tienen nada.

https://infovaticana.com/blogs/specola/la-prehistoria-de-ucrania-vientos-de-guerra-en-el-vaticano-la-diplomacia-fiat-500-del-papa-francisco-el-carinoso-zanchetta-aldo-moro-kiev-y-san-miguel/

Y a los que les piquen, qué se rasquen.

Comentarios
3 comentarios en “Siempre hay que leer a Specola, hoy, más
  1. Como bien dice el blogger, que cada uno piense lo que quiera. Parece que Putin es el diablo y los demás los «santos». Y los medios de comunicación obvian los tratados y acuerdos, además de lo obvio: la Otan, y lo que supone, no es ampliable a paises del exeje comunista.
    Cuando el intento de Rusia de colocar misiles nucleares en Cuba, a los que se opuso EE.UU. por su cercanía a su territorio (y no estaban pegados a su frontera), a todos les pareció bien la actuación americana; ahora para Rusia, en igual-peor circunstancia, todo está mal.
    Y lo peor es que, por el apoyo a Ucrania se está preparando una Guerra Mundial. Si mi enemigo es obviamente más fuerte que yo, puedo hacer un intento honorífico de lucha, pero después o huyo o si no puedo, hago las paces. En el Evangelio Cristo se «mete» a estratega, y lo explica, de sentido común: queda clara la estrategia en Lc. 14,31, si el enemigo es mas fuerte que tu, negocia. Y el profeta Jermías hablando a Israel: «someteos a los asirios…»
    El derecho positivo, hoy tan de moda, no es el derecho primero y, en este asunto hay muchas complicaciones. Leyendo la «declaración de guerra» de Putin (sólo la he podidio leer en la Razón) hay plausibles razones para actuar pero, en temas complejos, no valen morales simples, que es lo que hacen muchos, sobre todo los medios de comunicación.

  2. Va a resultar que Putin es mejor que Santa Teresa y que los ucranianos son el diablo. No puedo concebir que nadie que se declare católico, en su sano juicio, pueda encontrar un milímetro de razón para justificar a un déspota como el presidente ruso

  3. ¿El buen entendimiento entre una libre asociación de países soberanos (y libres) y un autócrata debe incluir también el portazo en la cara a los pequeños países temerosos del autócrata? ¿Las condiciones de un tirano son aceptables?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.