PUBLICIDAD

Si es que ya no hay secretos. La elección del Papa Francisco

|

Ver las imágenes de origen

Se ve que las excomuniones les traen sin cuidado a muchos. Y en un libro se cuenta con todo detalle el Cónclave. La mano en el fuego no la pongo pero resulta verosímil.

Y todos los más suyos al C9. Les pagó los servicios prestados.

https://gloria.tv/article/jXMHjssDCDr4142f1ttd3o8PH

 

11 comentarios en “Si es que ya no hay secretos. La elección del Papa Francisco
  1. No hay peor necio que el que no quiere entender: Bergolio no es ni ha sido nunca papa según el Espíritu Santo.
    NO respetó los lineamientos del Código de Derecho Canónico establecidos por JPII.

    Su elección fue decisión humana.

    Mientras no se aclare esto, todo lo demás es opinión.

  2. Sorprendentes los datos que trae el artículo por cuanto que, si es cierto lo que se puede leer en algún sitio, la propia Sra. Piqué se fue de a lengua revelando algunas cosas interesantes y problemática. En una de las votaciones -siempre según esas fuentes- Scola alcanzó la mayoría requerida y hasta fue elegido papa Juan XXIV (Juan Pablo III en alguna otra fuente), lo que por un rato apareció anunciado en el sitio de la CEI, en la Wikipedia y hasta el el sitio del propio cardenal. Al descubrir luego que había una papeleta de más, o una papeleta duplicada pero con nombres distintos, se habría anulado la votación (con infracción del dictado tajante del art. 69 de la c. a. «Universi Dominici gregis»). Y en la nueva votación habría resultado ganador, ahora sí, el cardenal Bergoglio. Claro que, en realidad, bien pudo ocurrir que se aprovechara un error formal como vehículo para que los italianos y curiales dejaran tirado a Scola en favor de Bergoglio (porque un sector del colegio quería «sacar» la tiara de Europa y colocársela bien a un sudamericano bien a un chino).

  3. Si en efecto el autor es el marido de la periodista Piqué reportera de la Corte bergogliana, no puede tomarse a broma o despacharse como una mierda, con perdón, en calificativo de UNO, las revelaciones del secretismo conclavista de una elección a papa-obispo de Roma.
    Cabe pensar qué persiguen con estas revelaciones. Sumo Pontificado de la Religión Católica es lo único que aún queda por derribar. Cuando Francisco se presentó como papa-obispo de Roma no era una salida sin repercusiones. ¿Se proclamó papa-obispo de Roma pero no Sumo Sacerdote de la Religión Católica en el oficio sagrado y sacralizador de San Pedro? ¿Considera Francisco a la Religión Católica como única verdadera de la Iglesia fundada por Jesucristo que cimentó en Pedro y en nadie más, al que sus sucesores han de atenerse, única verdadera precisamente por dimanante de La Fe de los Apóstoles presididos por Pedro y en la que se contienen por dotación de Cristo los Sacramentos de Salvación sobrenatural que es el fín para la que fue fundada como continuadora de la obra de Salvación de Cristo después de habernos redimido?
    Son las cuestiones fundamentales que nunca ha aclarado que se sepa y al contrario se ha procalamado explícitamente a sí mismo como Lider del cristianismo en visperas de su viaje al CMI en Ginebra que supuso la desautorización de sus predecesores y la aprobación implícita del gnosticismo cristiano por a-católico, poniendo por ese mismo hecho en el mismo plano a la Religión Católica y por consiguiente un gnosticismo más de cultura antropológica y culto a los muertos de un deismo ecuménico.
    ¿Sirve ese libro para «desmitificar» el Papado y poder presentar al papa-obispo Bergoglio como primero entre iguales sin función, oficio y consagración de Sumo Sacerdote de la Religión Católica única verdadera de la Iglesia de Jesucristo?

  4. A Tauran ya le han dado para el pelo desde arriba, en pago de sus «servicios» o «ser vicios»; veremos qué les pasa a los demás.

  5. Parece que Bergoglio fue elegido gracias a Scola, que pidió a los suyos que votaran al argentino. Si les hubiera pedido que votaran a Ouellet, que era el tercero en votos, el canadiense sería hoy Papa.

  6. Como nos dice el evangelista Lucas en la Parábola de la lámpara: «Pues nada hay oculto que no llegue a descubrirse, ni nada secreto que no llegue a saberse y hacerse público.»

  7. El libro donde se refiere todo sale el 3 de mayo. El autor es el marido de la periodista Elisabeta Piqué, que es una de las mamporreras del bergogliato. Me parece a mí que las «documentadas fuente» del panfleto no visten de rojo, sino de blanco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *