Seminario interdiocesano de Santiago, Tuy-Vigo y Mondoñedo-Ferrol

|
José Antonio Castro Lodeiro: “La Biblia y Oriente son inseparables”
Lo fundan los obispos de Santiago, Tui-Vigo y
Mondoñedo-Ferrol. Nombran rector a José Antonio Castro Lodeiro de
Santiago y formadores a Juan Basoa de Mondoñedo y al actual rector del
seminario de Tuy. Me dicen que son de buena doctrina. Es un paso importante. Los
obispos de Lugo y Orense no se unen aunque se cree que los obligarán de
Roma.
El rector debía usar clergyman
Comentarios
9 comentarios en “Seminario interdiocesano de Santiago, Tuy-Vigo y Mondoñedo-Ferrol
  1. El rector del seminario fusionado es este señor del «coco liso»y descamisaooooo de mirada «seductoraaaa»??? Espero que tenga muy buena doctrina

  2. Es lo que quiere Roma. De esta manera la mayor parte de los seminaristas no vivirán la realidad de su diócesis durante los años de formación.

    Y, por cierto, es muy difícil vestir de seglar y ser de buena doctrina.

  3. Todo muy bien, Lodeiro es la persona ideal para el cargo de rector, es un sacerdote muy inteligente y preparado. Lo que no tiene sentido es poner al rector de Mondoñedo de formador, un ¿hombre con sus años, enfermo de corazón y que acaba de aterrizar de párroco en Villalba sacarlo de la vida pastoral a llevar horario de seminario?. Terminará quemado, ingresado o pidiendo la jubilación. No se merece eso Don Juan Basoa. Si su obispo le quiere bien que le haga canónigo, delegado de vocaciones o lo que sea, pero que no le hagan a su edad y situación hacer maletas de nuevo para ir a Santiago a batallar con seminaristas. Don Fernando Cadiñanos de mandar a un sacerdote de la diócesis de formador que sea a un cura joven que pudiera llevar parroquias rurales en la zona de la diócesis que limita con Compostela.

  4. La pinta, deliberada, de malote seductor con su cráneo afeitado al más puro estilo Bruce Willis, su camisa desabrochada y esa media sonrisa desafiante, dan la imagen de un sacerdote que no quiere ser tenido como tal. Contrasta con la imagen del pseudo-obispo y pseudo-sacerdote, el tal Pablo Rojas, el cual intenta dar una imagen de obispo antediluviano sin ser ni una cosa ni mucho menos la otra. Y yo me pregunto: No habría posibilidad de establecer un moderado TERMINO MEDIO, para intentar no hacer más daño a la cada vez más malograda Iglesia Católica?????. En empresas «normales», admítase, por favor, la comparación, estos individuos haría mucho tiempo que se habrían ido a engrosar las filas del INEM

  5. Un seminario en el que el rector tiene que ser obligatoriamente de Santiago, no es un interdiocesano, es, una vez mas el seminario de Santiago que les deja a los demás enviar allí a sus seminaristas. La línea la marca Santiago, los profesores son de Santiago, el plan de estudios es el de Santiago, y la forma mentis a inculcar en los chicos es la de la Archidiocesis. Su Menudencia Reverendísima no tendría que haber llegado ni a obispo, mucho menos a arzobispo, menudos veinte años que le esperan a la metrópolis.

    ¿Cuántos seminaristas tiene Tuy-Vigo? ¿Cuantos Mondoñedo-Ferrol? Se cuentan con los dedos de una mano. Y de todos esos ¿cuantos son da terra?

    Interdiocesano… Internacional… Misionero…

    1. Tal cual! Y la «forma mentis» lo peor, Santiago descontento de como salen del seminario los sacerdotes jóvenes invitando a las demás diócesis a seguir su «forma mentis», todo sea por mantener la burra averiada…

  6. Mejor aguantar que vendrán tiempos mejores con muchas vocaciones.
    Además está el Seminario Online: Sin seminario edificio y estudio en casa o con Seminario edificio y estudio en el seminario por Online. Y los dos a la vez también.

  7. Yo soy partidario de que si se unen los seminarios, se unan también las diócesis, se fusionen. Realmente sería lo mejor, visto lo visto. Ojalá sea el siguiente paso, a despecho de cabildos y organigramas curiales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *