PUBLICIDAD

¿Se precipita la popularidad del Papa?

|

Ver las imágenes de origen

Con el crédito que quepa dar a las encuestas parece que sí.

Y a las norteamericanas, sumamente importantes porque no son de Singapur o del Yemen, hay que añadir los vacíos clamorosos de la Plaza de San Pedro, Chile, Irlanda…

https://infovaticana.com/2018/09/13/la-popularidad-del-papa-cae-en-picado-en-estados-unidos/

Cinco años parecen haber hundido el crédito de un populista compulsivo  lo que tiene que ser muy duro para quien hacía de eso su imagen.

A mí la de Bergoglio, por quien tengo un notable desinterés, podría hasta alegrarme que se precipite pero el hombre es el Papa y no está hundiendo a un argentino-italiano de cortas y rústicas cualidades, que ahí me las den todas, buon pranzo, sino también a la Iglesia, a mi Iglesia, y eso  es ya mucho más serio.

Y algunos mitrados deberían considerar que supone mostrarse incondicionales de quien puede ser caballo perdedor. Que ya no es sólo perder el dinero de la apuesta sino también quedar como gilipollas si el que nos vendían como ganador seguro va de último en la penúltima vuelta.

 

 

12 comentarios en “¿Se precipita la popularidad del Papa?
  1. Este papa es un mamarracho.
    Es muy triste decirlo, pero es una verdad tan grande como una catedral…
    Y, por lo mismo, grave es el daño que le está causando a la santa Iglesia…

  2. Como católico de a pie me ha llenado de vergüenza la sonrojante y babosa carta de monseñor Osoro sobre Francisco. Esta mañana, cuando un amigo me la ha leído por teléfono, cría que se trataba de una broma. Esa no es la carta de un prelado católico, ni siquiera la de un amigo que corre en auxilio de un amigo en dificultades. Es la de alguien que ha confundido la Iglesia con un club de fans, la cátedra con el discursillo en unas bodas de oro. Pero lo más indignante es que no parece ya distinguir entre el propio Cristo y su vicario, entre Dios y la criatura. Es Bergoglio, según el zumbado Osoro, quien nos beneficia con su misericordia, es a Francisco a quien se refieren las palabras del Evangelista. Esto no es siquiera papismo, sino lengüetazo de subordinado de tercera ¿Es éste el nivel de la Iglesia española? ¿Podemos asombrarnos de los desastres pasados y de los aún por venir?

    1. Efectivamente, es vergonzosa la actitud de Osoro. En este caso en particular, porque aspira a suceder al papa jesuita. Se cree el más cualificado para seguir una línea continuista. Esto es, acabar la demolición que Bergoglio dejará inconclusa. Mas, no caerá esa breva. Osoro es un sin vergüenza que antepone su egolatría al bien de la Iglesia a la que debería de defender, en vez de atacarla aliándose con los más acérrimos enemigos de la misma. Y lo peor es que presta su imagen a diario en un libelo difamatorio que, financiado por la propia Iglesia, es el órgano oficial de los enemigos internos de la misma: a la vez que en dicho medio digital se idolatraba a Osoro, se atacaba a su hermano el obispo de Oviedo. ¿Y Osoro? Consintiéndolo. Si Osoro sintiese un mínimo amor por Dios, se negaría a aparecer en dicho panfleto.

  3. el show de bergoglio, el tirano peronista, esta perdiendo audiencia. a ver que payasadas se les ocurrira a bergoglio y a sus lacayos aduladores para recuperar la audiencia perdida.

  4. Lo lamentable es que todavía tenga algo de popularidad.
    Juan Manuel, no es Bergoglio el único que está acabado. También lo están los pelotas que le apoyan.
    Con el próximo Papa, al que los Cardenales le van a hacer hasta análisis de orina antes de elegirlo, se les acaba el chollo a los arribistas y pelotas.

  5. No se preocupe, querido don Francisco José, por quienes apoyan a Su Jorgidad Porteña.Su apoyo durará hasta exactamente un minuto después (ni un segundo más) de su muerte (o renuncia, que puede ser pero no veo probable).Se pasarán con armas y bagajes al nuevo pontífice y cumplirán aquel refrán español que decía “a puto el postre” y que, más claro, significa “maricón el último” (con perdón por la grosería).Otra cosa es que los purpurados electores se dejen embaucar por los chaqueteros sobrevenidos, pero mi impresión es que, siendo pésimos los electores en gran parte, se lo pensarán dos veces antes de repetir la hazaña del último cónclave.

        1. No creo que vuestras ganas de que Bergoglio desaparezca y haya un Papa en la Iglesia superen las mías Pero creo que eso no va a pasar por una renuncia, y menos inminente

      1. De entre sus opciones, prefiero a Eijk. Además de que emprendería una reforma del episcopado de los Paises Bajos.Erdo no sería mala opción, como transición. Worlki, sobresaliente en su defensa e impulso de las acciones en contra de la intercomunión. Pero algunas declaraciones suyas hacen pensar en una de cal y otra de arena (matrimonio homosexual por ejemplo), ademas no fue sobre Woelki sobre el que se informo de que no le hacia gracia que sus seminaristas asistiesen a la misa por el modo extraordinario???

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *