PUBLICIDAD

Scalfari sigue atribuyendo herejías a Francisco

|

Creo que el problema no está en Scalfari. Todos sabemos quien es, lo que vale lo que dice y más con la edad que tiene. Lo grave no es el italiano. Pienso yo. La herejías de Scalfari no importarían nada a nadie si no tuvieran el respaldo que tienen. Más grave todavía si son falsas las imputaciones. ¿Qué necesita el respaldo para romper con él?

https://infovaticana.com/2019/11/07/scalfari-sigue-atribuyendo-herejias-a-francisco-ante-el-silencio-vaticano/

https://secretummeummihi.blogspot.com/2019/11/una-nueva-expresion-heretica-puesta-por.html

 

 

13 comentarios en “Scalfari sigue atribuyendo herejías a Francisco
  1. Todo esto no es lo que parece. Un Papa normal no concede tantas entrevistas a un tipo como Scalfari. Se trata de otra cosa. No es el Papa Francisco quien concede las entrevistas a Scalfari, sino al reves. Y en estas entrevistas no tratan de las creencias de su Santidad, sino de la marcha de los cambios en la doctrina y en la Iglesia. Cuando Scalfari comunica que el Papa le ha dicho que no cree en el infierno, no es que esto sea real, no sabemos si de verdad el Papa cree o no en el infierno, en el hades o en la mona chita acerca de este tema. Lo cierto es que este mecanismo de entrevistas y comunicados hereticos SON UN MECANISMO DE COMUNICACION de la marcha de los cambios previstos en la Iglesia, dirigido a iniciados de la masoneria y el gobierno mundial. Un Papa en su sano juicio hubiese salido como un toro de un toril a desmentir personalmente lo dicho por Scalfari, a menos que se trate de una estrategia.

  2. Aunque muchos se empeñen, Sotana Blanca no es el Anticristo.Todos tranquilos: de momento está en su aprendizaje.Falta saber si llegará al final de las clases y aprobará la asignatura: el profesor es muy exigente.Quien quiera entender, que entienda.

  3. Eso es hegelianismo puro. Bultmann redivivo: Cristo es simplemente el kerygma, considerado como la concreción de un sueño vivido por los Apóstolesy «predicado.» Quién da más? Si se niega la Resurrección, dice San Pablo: «Somos los más miserables de todos los hombres. Comamos y bebamos, que mañana moriremos.» Qué horror! En mal día ha salido ese dislate. Hoy es la Fiesta de la Basílica del Salvador, de San Juan de Letrán, la Cátedral del Obispo de Roma.
    Harían muy bien en el Vaticano desmintiendo eso, salvo que haya sido verdad. Con el precedente de la Pachamama, se puede pensar lo peor.

  4. Domingo 10 de Noviembre de 2019

    Domingo XXXII per annum

    Referencias bíblicas

    En el segundo libro de los Macabeos o Mártires de Israel leemos: «… Esperamos la resurrección prometida por Dios.» (2 Mac 7,14).
    En el Salmo 16: » Yo, gracias a Tu justicia veré Tu Rostro y al despertar me saciaré con Tu semblante.»
    En la segunda carta de San Pablo a los Tesalonicenses:» Que el Señor guíe vuestros corazones y vuestras obras en la caridad de Dios y la paciencia de Cristo.» ( 2 Tes2 ,16).
    Evangelio según Lucas: «Son hijos de Dios, por ser hijos de la resurrección.» (Lc 20, 27-38).

    En la persecución religiosa del pueblo de la Antigua Alianza, de la que nos habla el libro de los » Macabeos o Mártires de Israel,» vemos una esperanza distinta a la que durante siglos ha sido la de cada persona fiel, atenta a seguir y vivir, según la Ley de Dios, transmitida por Moisés.

    La recompensa en la Antigua Ley era una familia numerosa, feliz y con buena salud, colmada de prosperidad material.
    En el libro de Job se vislumbra un nuevo significado de la existencia humana frente a la miseria, los fracasos y la enfermedad.

    En los primeros días de Israel, el más allá a menudo se veía como una existencia aburrida, un tenue reflejo de la vida terrenal.
    El Sheol se parecía al Hades del mundo griego, como concepción de la morada pagana de los muertos.
    Pero la profundización de la fe y la reflexión teológica, conducirán al Pueblo de Dios a una esperanza completamente nueva.

    De ahora en adelante el más allá será la «supervivencia» personal con Dios y «dentro de Dios» después de la muerte.

    El salmo responsorial es más antiguo que el texto del libro de los mártires de Israel.
    Termina con una frase que podemos comprender desde la perspectiva de la resurrección : «Al despertar me saciaré de Tu semblante.»
    Sin haber experimentado ni estudiado su profundo significado, el hagiógrafo o escritor sagrado, queda impactado por el Espíritu de Dios, que le sugiere el misterio de la Resurrección. Tras el desarrollo de la Revelación a través de los siglos, esta expresión del salmista contiene la plenitud de la realidad que Cristo revelará claramente en el evangelio y que San Pablo expresa en todas sus cartas a las primeras comunidades cristianas.

    Dios es un Ser personal, un Ser vivo cercano a la vida del hombre: Él escucha, da la bienvenida, responde. Está atento a la oración de todos. No es sólo el Dios de Su pueblo, es el Dios de cada persona, el Creador del universo.
    Como en todos los salmos, vemos una interacción de diálogo entre Dios y la creatura.
    El final de la existencia terrena, la muerte no es la entrada a un lugar de descanso. Se convierte en una unión personal, misteriosa con Dios: «Gracias a Tu justicia, veré Tu rostro.»

    Se necesitará mucho tiempo para que el descubrimiento de este punto doctrinal sobre el significado de la vida, se convierta en el misterio de la comunión eterna del hombre con Dios.

    La vida humana tiene sentido y sólo puede tenerlo si se ve a través de algo más valioso que nos trasciende.

    Se trata de un tema que nos preocupa cuando no encuentra respuesta, o ésta es negativa, relativa e inútil.
    El ateo puede ser un gran humanista: Su humanismo acaba en una aporía o callejón sin salida donde la muerte lo despersonaliza, incluso si dice que la continuidad a través de otros seres es ya un valor esencial.

    La fe y la caridad implican otra certeza, serena, a veces difícil de realizar en medio de nuestras deficiencias y los caprichosos vaivenes del sufrimiento, pero, en definitiva, una certeza que eleva el nivel de nuestra vida.
    ««Del cielo recibí estas manos y por Su Ley las desprecio; espero recobrarlas del mismo Dios.» La muerte no cuenta para nada cuando ese enmarca en la perspectiva de la resurrección: La gloria de Dios es el hombre vivo, nos dirá San Ireneo: Gloria Dei vivens homo.
    Y San Pablo dice que nosotros somos herederos de Dios y coherederos con Cristo.
    Y el Señor nos dice hoy que si somos hijos de Dios es porque a su vez somos herederos de la resurrección. (Lucas 20. 36)

    Los saduceos no creían en la resurrección, porque constituían un grupo mundano sin ninguna perspectiva trascendente, para quienes la religión era un mero costumbrismo.

    No admitían la resurrección porque no se hablaba expresamente de ella en el Pentateuco, los cinco primeros libros de la Biblia, que constituyen la sustancia de la Ley Antigua.
    El Señor responde a su objeción con dos argumentos:

    1 – Mostrando que el mundo de la resurrección no es pura y simplemente la continuación del nuestro.
    San Pablo dirá: «Se siembra un cuerpo animal, pero resucitará un cuerpo espiritual» (1 Corintios 15, 44). Las imposibilidades y los límites de nuestro mundo, marcados por el tiempo, no tendrán sentido en el mundo transfigurado de la eternidad. La objeción de los siete matrimonios no vale para nada.

    2 – Al referirse a Moisés, se basan en la figura central de la Ley. Cuando Se revela en la zarza ardiente del desierto, al decir: «Yo soy,» Dios no manifiesta tanto Su longevidad sino Su perenne actualidad. Es el Dios de la vida, el Viviente por antonomasia.

    En el Apocalipsis los patriarcas no son sólo hitos del pasado. Están en Dios ahora, viven por Dios y son para Dios. Son seres vivos que resucitarán en el último día. «Todos viven realmente para Él.» (Lucas 20, 38).

    En este sentido debemos leer la segunda carta de San Pablo a los Tesalonicenses. Los fieles de esa Comunidad esperaban con ansia el inminente retorno de un Cristo glorioso. San Pablo les muestra un programa de vida, que también deberá ser el nuestro. «Déjaos consolar. «…» Dios, nuestro Padre, nos ha amado y nos ha regalado un consuelo eterno y una esperanza gozosa.»… Él es fiel ». « Que el Señor guíe vuestros corazones y vuestras obras en la caridad de Dios y la paciencia de Cristo.»

    «Que el Espíritu Santo preserve en Su justicia a los que han recibido la fuerza de lo alto.

    1. Muchas gracias Canali Hay iglesias donde no se profundiza en estos textos tan valiosos y significativos
      Otros estan desgraciadamente al minfulness o al budismo.Con todo respeto no solo es que nuestra generacion y nuestra Europa haya perdido la fe es que eso va acompañado de la barbarie cultural Se habla de culturas orientales sin apenas haber leido Lo mas significativo esta mediante el ingles que no controla la mayor parte de la poblacion A eso podemos añadir la imprecision linguistica y tenemos el resultado patetico que padecemos
      Teniendo a nuestro alcance la Biblia y la Tradicion
      Luego es cuestion de libertad de eleccion pero vamos a veces no se constata mas que puro reduccionismo a lo mas facil
      Que el Señor y la Santisima Virgen vengan en nuestra ayuda

  5. Paco Pepe, pero Wanderer dice que JPII era peor.
    Estemos tranquilos si lo dice Wanderer.
    Total…adulterio, Zanchetta, Mc Carrick, pedofilia, Su alumno con su novio en Washington,
    El infierno no existe, Jesús no es Dios, y no resusito.
    Pachamama , etc, etc, etc.
    Todo, muy Cristiano.
    Igualito a JPII

  6. Querido Paco Pepe, el asunto es mucho más grave de lo que a primera vista parece. Cierto que, según Scalfari, Jorge Bergoglio, Pontífice de la Iglesia Católica Romana, no cree en el dogma central de su fe, la Resurrección de Cristo. Fue el mismo Apóstol el que dijo Si Cristo no hubiera resucitado, vana es nuestra fe. En román paladino, seríamos idiotas creyendo en El. Recuerdo que, en la muerte de Menéndez Pidal, don Ramón le preguntó a Xavier Zubiri sobre su fe. Y el filósofo le respondió: «Don Ramón, Cristo resucitó».

    Cierto es que Scalfari es muy mayor, ateo confeso, partidario del aborto en sede parlamentaria y socialista en política, procedente del Partido Radical, el grupo de los famosos ataques a la Iglesia, como los de Darío Fo. Eso lo sabe Francisco porque lo sabe cualquier italiano. Y Francisco pudo decir, si Scalfari es un buen periodista y busca la verdad, ¿quién soy yo para negarle mis preferencias? Y a tenor del número de entrevistas, así ha ocurrido.

    Pero hay algo más. El grupo La Reppublica no es sólo el periódico. Un periódico que, sobre la ideología, tiene muy claro que no puede fabular ni mentir. No es sólo el diario. Edita revistas de alta divulgación científico. Le diré unos cuantos títulos, con los que he tenido profesionalmente relación directa, Le science, National Geographic y Mente e cervello. Comprenderá usted, que, en el sello, en la casa, no cabe ninguna ligereza que podría suponer el hundimiento del grupo, dada la sensibilidad del sector. Si en Le science apareciera un error, el prestigio de más de cincuenta años de existencia, se iría al garete. De hecho tuvieron que sacar toda la artillería contra un autor porque les engañó con un texto que había publicado en círculos académicos. No porque fuera erróneo.

    Scalfari sería viejo, será socialista, será ateo y será pro-choice (proabortista), pero no es infiel en su labor periodística. Por eso, los balones que echan fuera la entidad vaticana de comunicación carece de valor y fiabilidad. Estoy convencido de que Francisco dio pie a entender que negaba la Resurrección. Tal vez Scalfari no captó el matiz. Pero de que lo dijo, abrigo pocas dudas. Quizá por deformación profesional. Por eso urge una declaración que no eche tinta de calamar y se limite a recitar el Credo.

  7. A diferencia de Juan XXIII, Francisco no tiene carisma, ni es gracioso, la peor popularidad desde el medievo, para el ultraprogresismo europeo, resultó ser un chasco, un huevo podrido que no influye las masas, para el conservadurismo una pesadilla, ambos grupos lo han dejado solo, solo falta ver quién dispara el gatillo y se quitan el problema, aún no lo hacen pues al menos el grupo liberal está haciéndo su juego tras bambalinas, buscando apoyos y el sustituto ideal, Bergoglio tiene los días contados, un títere que no cambió el mundo, sinó que derribó su entorno, y ahora lo que genera es lástima

    1. Los capitostes arios del grupo de San Galo -inconfesables racistas- buscaron al muñeco «latino» de escasa inteligencia al que manejar a placer sin salir chamuscados. Pero siempre son inciertas estas maniobras…

  8. Es lo que tiene haber elegido papa a un personaje como Jorge Mario. El dislate está en el origen. ¿No había nadie más presentable? … Lo que está claro es que no hay que echarle la «culpa» al Espíritu por esta errata. Que este sujeto, desde el mismo día de su proclamación no haya cesado de pedir oraciones por las barbaridades que iba a perpetrar, ya es un aviso a navegantes. Sospechoso de toda sospecha. Más falso que un euro de madera.

  9. Puro sensacionalismo barato, trasnochado!. El escalfado ese, no sabe cómo llamar la atención y sigue con la murga carnavalera soltando de vez en cuando perlas. Es un marketing para vender sus escritos!!!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *