PUBLICIDAD

Sacerdotes acusados y encarcelados que resultan inocentes varios años después

|

padre santiago martin Y el acusador en falso se llevó cinco millones de dólares. Uno de los sacerdotes murió en la cárcel. Tolerancia cero con la pederastia y los abusos sexuales pero a los acusadores calumniosos habría que crujirles. No se puede jugar así con la vida y el honor de los inocentes. Y seguramente también al juez que envió a la cárcel a quien no debía y enriqueció injustamente a quien tampoco debía. El testimonio del sacerdote Santiago Martín me parece, una vez más, inapelable. Oídlo: http://videos.religionenlibertad.com/video/proGtoRjuQ/El-sacerdote-presunto-culpable

Comentarios
0 comentarios en “Sacerdotes acusados y encarcelados que resultan inocentes varios años después
  1. Un testimonio realmente impactante. Pero curiosamente el propio ponente dice que, habiendo arruinado la vida de los falsamente acusados, no habría nada que decir si hubieran sido culpables.
    Sin embargo no es esta la posición social-penitenciaria para otros delitos más graves: asesinatos, robos, palizas a muertes, calumnias que llevan a la cárcel. Para los otros delitos se pide reinserción, aceptación de la sociedad, nueva oportunidad, etc.
    ¿Estamos en tiempos farisáicos de una sociedad en que, viviendo generalmente de forma corrompida lo referente a la sexualidad muy mayoritariamente, sin embargo ésta es la culpa mas punible?. No lo sé, pero me parece que sí. Y dentro de esta forma vivencial, sin embargo no se quieren leyes que limiten pretendidas «libertades» en ese mismo aspecto.

  2. La cosa parece clara, se trata de ingeniería social. Si basta lo que una mujer diga para que su pareja, hombre, lo tenga todo perdido, ¿por qué nos vamos a extrañar que ocurra igual con el clero? Es más, con mayor motivo. Y además, y para aviso a navegantes, cualquiera que se relacione con el clero, católico, está también en peligro.
    .
    Es lo que les decía ayer, persecución blandita. Nadie protesta porque al fin y al cabo tampoco los van a matar. Al parecer sí. Los feligreses de estos sacerdotes debieron ser convenientemente anestesiados por los medios, porque en los USA la gente no se corta para salir a protestar. Aquí, cuando ocurra, ni siquiera hará falta que los medios insistan mucho, no nos movemos en ningún caso.
    .
    Y no hace falta ponerse conspiranoicos, en este caso, el policía que lo investigó señaló las contradicciones y el tribunal hizo caso omiso, los sacerdotes y el profesor estaban condenados de antemano, sin tener que elaborar ninguna trama complicada, simplemente por la acción de un juez.
    .
    Y nuestros obispos mirando al tendido. Es lo que dogo siempre, la Iglesia es la verdadera, porque con lo que tenemos, si no lo fuera ya se habría hundido.

  3. Señor Cigoña: ¿Ha visto usted el programa que van a emitir los de Movistar + que se llama «La nueva generación trans»? En el trailer se ven unos niños de unos 10 años de edad que se supone que representan la nueva generación de transexuales.
    Es un documental hecho por unos cineastas (si se les puede llamar esto) americanos.
    Los padres de estos niños ¿pueden hacer con sus hijos lo que quieran sin que nadie ponga un poco de sensatez? ¿Pueden jugar a las muñecas con sus hijos?
    La pederastia es siempre algo malo, pero me asquea cómo los mismos que arrojan los casos de pederastia contra la Iglesia permanecen impasibles ante estas abominaciones.

  4. Mientras el sistema judicial sea lento como en el siglo XIX, parece obvio que nada cabe esperar de él en el año en que estamos.Mientras no haya separación de poderes, no habrá justicia.Mientras no se tipifique el perjurio y se permita que un asesino dé hasta media docena de versiones de su delito y no le ocurra nada, es inútil esperar justicia.Mientras la judicatura siga funcionando con documentos escritos en papel, como si estuviese en el siglo XVI, y no se informatice por completo, no habrá justicia.En resumen: o se moderniza el sistema o estamos condenados a no tener justicia jamás.A veces, la justicia española me da vómitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.