PUBLICIDAD

Rurales, pocos y mayores

|

El aspecto, ciertamente rural. Alergia al clergyman generalizada. Veinte curas de once diócesis. Muchas diócesis y pocos curas. Pertenecientes al Movimiento Rural Cristiano y al de Jóvenes Rurales Cristianos. Si la España Rural está vacía de jóvenes también lo está de curas Y no digamos ya de curas jóvenes.

https://www.meridabadajoz.net/sacerdotes-de-la-diocesis-participan-en-un-encuentro-del-movimiento-rural-cristiano/

Pues bueno.

Y seguro que muchos, o todos, son buena gente.

17 comentarios en “Rurales, pocos y mayores
  1. Hay que denunciar las situaciones sí, pero también hay que rezar por ellos. La diócesis está bastante perdida. Entre esto y las prácticas de yoga…están arreglados.

  2. Mare mía: Como esta el clero …Q camioneteros los curas de la foto ??Y Coria/Cc a la cabeza .Y el sociólogo que no falte,que cada día está más inflado …En fin el fin del mundo no tardará en llegar.La ESPAÑA esquilmada por tanto buitre ….ESTO CON EL GENERALÍSIMO NO PASABA….1

  3. La sotana. Nunca se me olvidará el pésimo y deplorable efecto que me causó que la extremaunción que le dieron a un familiar se la diese un señor en vaqueros y camisa de cuadros.

  4. La España vaciada un sinfín de posibilidades….en verano claro está!!
    El resto del año a pasarlas canutas sin infraestructuras,sin servicios y unos políticos locales meros cobradores de su sueldo.A 30 kms de la quinta ciudad de España,ya solo nos queda ir con el candil
    Igualmente pasa con las vocaciones sacerdotales y con los presbíteros que pocos quieren ir allí

  5. Desde que no importa la religión o religiosidad que se profese, carece de importancia una u otra, cura de más o de menos intercambiable, porque todas las religiones lo son de salvación y no es necesaria la conversión ni La Fe en el Dios Católico estando como estamos todos salvados por Derecho Humano; si Dios nos ha creado resulta que el sacerdocio católico en cuanto que sacerdotes liturgos de Cristo se ha desvanecido y todos desempeñandose como curas-pastores como presidentes de «asambleas» escuálidas.Sinodalismo dominante asambleario al menos de título.
    Este es el resultado espeluznante de la invasión bárbara en el Vaticano II. Nos han cambiado de religión y hasta han declarado la prohibición del proselitismo- o sea las conversiones- por ser «veneno antiecuménico» la conversión a la Religión Católica única verdadera de la Iglesia fundación de Jesucristo cimentada en Pedro. Quedémonos en la ecología campestre rural de los descartados. Más que penoso. Salvando la buena voluntad y las excepciones honrosas.
    De cura-sacerdote liturgo a pastor protestante inevitablemente gnóstico. Ni sucesión apostólica importa ni Liturgia católica sacramental santificadora. Secularismo que dicen secularidad. ¿Magisterio? El presente y todo lo demás una antigualla. Iglesia del tiempo y a medida de las necesidades que reclame la gente innovando lo que sea necesario y declarando prescrita por suscesivas modificaciones o no usual la Doctrina de La Fe Católica desde San Pedro.

  6. La verdad es que es un problema el de la falta de curas. Por eso hay sacerdotes que llevan hasta 15 pueblos.

    Ahora bien, al problema de la España vacìa y la falta de presbìteros se le une el de la rentabilidad de las parroquias.

    Ya que muchas iglesias en los pueblos no son viables econòmicamente.

    Lo que genera un agujero sin fondo del que se tiene que hacer cargo el obispado. Porque las facturas hay que pagarlas.

    Esta muy bien y no tiene precio la labor que realizan los sacerdotes pero desde luego que si no hay sacerdotes, no hay gente y no es econòmicamente viables igual hay que pensar en hacer una restructuraciòn.

    1. ¡Claro! ¡La pela es la pela! ¿Qué más da la salvación de las almas, si son de personas rurales y de campo? ¿Solidaridad entre regiones, entre diócesis? ¡Y un jamón!

      Mientras, en parroquias «bien puestas» de Madrid se sacan del ofertorio de las misas varios miles de euros. ¿Pero para qué darles un duro a los católicos de La Pedriza, o Cuenca, o Teruel… si son unos muertos de hambre? Mejor nos lo gastamos en fiestecitas, en figuras a las que nadie tiene devoción, en retiritos todos los meses, en comprarle coche al señor párroco (es que en metro se agobia, ¿sabe?), en comprar locales para «usos parroquiales varios…», en ordenadores Apple para el despacho parroquial (es que las partidas de bautismo en Word no salen bien, jaja…). ¿Y usted era el que pedía dinero para financiar sus estudios eclesiásticos y ser ordenado diácono? Madre mía.

      Por cierto, los acentos inversos (`) en castellano no existen, y se consideran una falta ortográfica.

      1. Ya sabes que cada diócesis funciona de manera independiente, igual que los conventos. Lo mismo hay monjas que dependen del banco de alimentos para comer y otras que generan más de lo que necesitan. Si, sería necesario crear un fondo de solidaridad pero no van a querer. Muchas diócesis dependen de las subvenciones y de la x, y por tanto no son auto suficientes económicamente. (Lo que hace que la iglesia se venda al gobierno de turno y demás). Otro problema es que la mayor parte de personas que asisten a la Iglesia son personas mayores, a medida que estas vallan falleciendo él número de ingresos disminuirá en proporción.

        1. «Ya sabes que cada diócesis funciona de manera independiente». Si, pero no. Buena parte de los ingresos de cada diócesis española proceden del Fondo Común Interdiocesano (FCI), que es aprobado por los obispos, en Asamblea Plenaria.

          «Sería necesario crear un fondo de solidaridad pero no van a querer. Muchas diócesis dependen de las subvenciones y de la x». Que atrevida es la ignorancia. El FCI es sustentado por los ingresos de la X de la Declaración de la Renta, y por la aportación que cada diócesis hace. Una aportación que cada diócesis debe hacer según sus habitantes, renta per cápita, y si su «capital diocesana» coincide con una capital provincial.

          Esta aportación es distribuida de manera indirecta a cada diócesis según sus necesidades (por ejemplo, seminarios o número de sacerdotes), si bien también cada diócesis recibe «una cantidad lineal. Para atender gastos mínimos y beneficiar así a las diócesis más pequeñas.» Fíjese que hasta se paga un extra a las diócesis que tienen territorios insulares, por la desventaja que les supone esa geografía.

          En resumen:
          1) Usted tiene muy poquita idea. O eso o lo de que «cada diócesis es independiente» se lo ha explicado alguien con muy poquita idea.
          2) Hay diócesis pequeñas que cubren pocos gastos. Hay diócesis mayores que pueden y deben asumirlos, en base a un principio de solidaridad.
          3) El alma de un señor de un pueblo en Lugo vale lo mismo que la de un señor de Barcelona capital.
          4) Mejor vamos a rezar por nuestro amigo lucense, y por el sacerdote que como usted indica, tendrá su parroquia y otras 7 o 15.
          4) «vallan» es con «v».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *