Rumores levantinos

|

Del que me hago eco sería, de confirmarse, un premio gordo de la lotería para la maltratada Orihuela-Alicante. El obispo de Tortosa Enrique Benavent.

Por fin tendrían un obispo, de lo que carecieron en los penosos años de Murgui

<
Comentarios
15 comentarios en “Rumores levantinos
  1. Irónico y cínico. Querido San Vicentero. Siempre hablan los que más han de callar sus “noches de bodas sacerdotales”. ¿Se cree vd que pasó desapercibido aquella noche? Es vd un estómago agradecido.

    1. No sé de qué habla, pero yo celebré mi noche de bodas nupciales y celebro aniversario de boda y cumpleaños de mi hijos. Volvemos a juzgar.

  2. No todo es malo. El obispo Murgui deja un equipo de vicarios episcopales que es la envidia de todas las diócesis. Muchas quisieran tener un equipo así de preparado e implicado en la evangelización. El equipo que ha mantenido la animación pastoral de la diócesis es la joya de La Corona.

  3. Es que eso de que los obispos sean de la tierra no es habitual prácticamente en ningún lugar, salvo País Vasco y Cataluña (y no siempre, recuérdese aquel «tal Blázquez», como le llamaba el ex jesuita Arzallus), Y en estos dos territorios porque la iglesia asimila la doctrina nacionalista: en Cataluña hay sólo obispos de los paisos catalans, sean catalanes, valencianos o algún balear, el caso de Omella es por ser de la franja de Teruel y hablar más o menos catalán. Y en el país vasco sólo se nombran vascos y navarros.

  4. Aquí estamos muy desanimados. No sé si Benavent podrá resucitar este muerto. Muchísimos problemas internos y externos, no le va a ser fácil

  5. Sr. Fernández de la Cigoña: Usted califica de «penosos» los años de Murgui al frente de la Diócesis de Orihuela-Alicante. Se queda corto, muy corto. Han sido años trágicos y será muy difícil la recuperación de la Diócesis. Una tragedia griega en toda regla.

    1. Claro, ni los feligreses, ni sobretodo algunos sacerdotes, tienen nada que ver en la situación que describes. Claro todos somos fieles observantes del catecismo, de la liturgia y de la práctica de los sacramentos. Por eso tenemos los números que tenemos, por qué D Jesús se dedica a ir a las iglesias a decir que no entren, que están locos (nótese el sarcasmo).
      Por cierto, no sé en qué círculos te mueves, pero parece algo más personal hacia el Sr Obispo que real.

      1. Estimado sanvicentero: Como bien sabe usted, la máxima autoridad en la Diócesis es el Sr. Obispo. Y, por tanto, es el responsable de que algunos curas sigan causando escándalo en algunos pueblos. El Sr. Obispo sabe perfectamente qué curas deberían estar suspendidos «a divinis». Sin embargo, siendo conocedor de todo, les permite que sigan dañando al Pueblo de Dios. ¿Qué piensa usted sobre el asunto?

        1. Como bien Sabrá la palabra obispo viene de vigilante y como tal tiene responsabilidad. Pero me gustaría saber qué hacen sus hermanos sacerdotes con estos sacerdotes que crean “escándalo” y que parte de responsabilidad tienen los laicos en que algunos sacerdotes creen escándalo. !viva la corrección fraterna¡
          Claro que el obispo tiene responsabilidad dentro de la diócesis, pero todos somos corresponsables de nuestras parroquias y de nuestra diócesis.
          Esto es como cuando en las parroquias se dice que van fatal, que antes iba mejor y, claro la responsabilidad única es del párroco, como si los feligreses no tuvieran responsabilidad en cómo va la iglesia.
          Si las cosas van mal todos tendremos que hacer examen de conciencia y no demonizar a nadie. Buscar el bien común.
          De todas formas a parte de la 4o5 cosas que he visto en estos foros, cosas muy graves a las que no quito un ápice de gravedad, describen una diócesis en plan sodoma y gomorra, cuando esta imagen es totalmente injusta. Ya que esta es una gran diócesis.
          Algo más de mesura y caridad en el hablar, ya que en las formas de hablar del obispo, del vicario y de la diócesis mucha caridad no se ve. Se puede denunciar sin faltar.

  6. A día de hoy seguimos sufriendo la absoluta insuficiencia «mitral» de Murgui. Y lo que es peor, las canalladas del maléfico Vicario general, Vicente Martínez Martínez. Esta pesadilla no tiene fin. Nos harán sufrir hasta el último día.

    1. Estoy de acuerdo, aunque igual aún tiene que esperar un tiempo para el relevo de Cañizares.
      Tendría sentido que volviera a su diócesis donde fue auxiliar casi una década. Muy querido además, o eso me parecía.
      Pero demasiado bonito para ser cierto, además de que no es habitual (a parte de Cañizares) obispos valencianos en Valencia.

      1. Aquí estamos muy desanimados. No sé si Benavent podrá resucitar este muerto. Muchísimos problemas internos y externos, no le va a ser fácil

      2. Pues en Valencia no será habitual, pero en Sevilla lo de arzobispos de la tierra es que es inexistente . Así que no se quejen, que hay quien está peor que ustedes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *