PUBLICIDAD

Rosario para hombres ayer en Buenos Aires

|

Entre los asistentes el arzobispo Aguer.

https://www.youtube.com/watch?v=bYAk9qpZnTQ

 

 

Comentarios
4 comentarios en “Rosario para hombres ayer en Buenos Aires
  1. Don Francisco José, estoy un tanto molesto con los organizadores del Rosario de hombres anunciado para ayer Domingo en la Plaza de España a las 7 de la tarde. Usted se hizo eco del evento, naturalmente con toda la buena intención, ciertamente. Puse un comentario, diciendo que Dios mediante, asistiría sin falta, y usted no me puso el comentario. Hoy, veo que ha borrado usted la noticia del evento en Madrid. Muy mal por los organizadores: Allí no apareció nadie y además con el chacachaca de la música sudamericana, quién iba a rezar el Rosario con ese bullicio. Si las cosas que se organizan, son todas así, pues usted me dirá, hacia a donde vamos. Los unos por los otros, la casa sin barrer. A mi me hicieron perder el tiempo y esperar allí como un idiota. Lamentable.

  2. «Congreso extraordinario del Opus Dei… para adelantarse al enemigo jesuita (I)»

    «Lo que está en juego es la llamada universal a la santidad. Si lo prefieren, el papel de los laicos en la Iglesia. Cuanto más predica la Curia contra el clericalismo, más crece el clericalismo en la Curia.»

    «El Opus Dei atraviesa una crisis muy seria, los jesuitas atraviesan una crisis terminal. Esa debería ser la principal preocupación de ambos»

    https://www.hispanidad.com/sociedad/congreso-extraordinario-opus-dei-adelantarse-enemigo-jesuita_12037359_102.html

  3. Para poner en España
    Cristiana Piedra Angular,
    La Virgen -sobre un Pilar-
    Puso El Fruto de su Entraña.
    Que…, si el Boanerges venido,
    -por la impiedad que encontraba,
    junto al Ebro flaqueaba-,
    y se dolía vencido…,
    Hubo la Madre Bendita
    de Llegarse aquella Hora,
    para Ser La Fundadora
    de nuestra Iglesia Hispanita…
    Y sobre fuste marmóreo,
    Se Presentó de repente;
    para asombro de la gente,
    en su Ser Mortal, Corpóreo…
    Santiago,al mirar sus Ojos,
    volvió a ver los de Caná;
    e intuyó cuán pronto ya
    trigo habría en los rastrojos.
    Pues, si del agua Lograra
    que Escanciara El Señor vino,
    Su Hijo,otra vez-Divino-,
    Pan de estos surcos Sacara…
    Santiago siguió Sembrando,
    con Ilusión renovada .
    La Fe quedó aquí plantada…
    Mas,mi Señor…,¿hasta cuando?…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *