PUBLICIDAD

Roma desautoriza, «temporalmente» al arzobispo de Indianápolis ¿O se desautoriza a sí misma?

|

Ver las imágenes de origen

El arzobispo, monseñor Thompson, había reclamado el cese de un profesor del colegio Brebeuf de los jesuitas por estar «casado» con otro hombre. Los jesuitas dijeron que nanay del Paraguay y el arzobispo les negó la condición de colegio católico.  Los jesuitas son muy suyos y apelaron a la Congregación para la Educación Católica, que preside un tal cardenal Versátil, según donde sople el viento, o Versaldi, y como el viento sopla jesuítico y maricón, pues a desautorizar al arzobispo.

Otra vaticanada más en mi  opinión impresentable. Luego mucha colegialidad. Como para que nos lo creamos. Dictadura bananera. Y el cardenal Versátil fungiendo de Maduro. ¿O es otro?

http://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=35864

 

19 comentarios en “Roma desautoriza, «temporalmente» al arzobispo de Indianápolis ¿O se desautoriza a sí misma?
  1. Versátil significa «que se adapta», es decir, que unas veces es satánico y otras demoníaco, según sean las circunstancias…como el 90% de los purpurados italianos, que son peores que una plaga bíblica.

  2. Lepanto
    Con Santa María, camino de la Cruz
    Fray Pier Giorgio Galassi OP

    Domingo 07 de Octubre del año de Gracia 1571: Una coalición numéricamente inferior y frágil de pequeños Estados cristianos y una pequeña parte de un gran imperio cristiano derrotan al gran imperio otomano en un singular y colosal combate naval cerca de la costa de Grecia.
    Una gran exultación abruma a la Europa de la época, incluso a aquellos mismos reinos que habían negado su ayuda a la petición suplicante del Papa San Pío V.

    Han pasado algunos días. El Domingo 07 de Octubre de este año de Gracia 2019, séanos permitido recordar su memoria: 448 años después del épico acontecimiento, en la Europa todavía convulsa de la civilización Occidental, que se extiende mucho más allá de las Columnas de Hércules, nosotros, herederos desconcertados y frágiles de esta historia, meditamos sobre este evento de manera muy dispar: Hay quienes simplemente lo ignoran. Hay quienes lo analizan, considerándolo sólo como un punto de referencia en la historia de la guerra, de la economía y de Occidente: En ambos casos ni siquiera remotamente se piensa que Nuestra Señora del Santo Rosario, a la que el Papa San Pío V llamó Nuestra Señora de las Victorias, haya tenido algo que ver en eso …

    Y finalmente hay quienes simplemente lo ven como un milagro, y los milagros siempre implican la participación de la Virgen, la Madre del mayor de los milagros.

    “Las personas que no alcanzan a ver el valor de Lepanto están medio muertas. Que sigan así.» [1] «Las personas que no pueden ver el valor de Lepanto están medio muertas. ¡Que se se queden así! Era un comentario de Hilaire Belloc (1870-1953), un escritor británico de nacionalidad francesa, sobre el poema de la batalla de Lepanto, del igualmente famoso amigo, probablemente más conocido, Gilbert Keith Chesterton (1874-1936).

    Con razón, sólo un hombre medio muerto, un medio hombre, no alcanza a ver lo que se precisa para vivir: La realidad. ¿Y qué nos dice la realidad de Lepanto? ¿Qué le comunica al hombre de hoy, al europeo de hoy, al cristiano de hoy? ¿Que tal vez es hora de una nueva cruzada? ¿Ha llegado el momento de pelear de nuevo? ¿Y contra quién luchar?

    Un cristiano tiene la guerra en la sangre, o más bien en el alma: Cristo nos trajo una espada, e incluso cuando nos ofrece la paz, no nos la da como la da el mundo, frente al cual hay que recurrir a una armadura consistente.

    Tengo la manía de citar a Chesterton en casi todo, pero por otro lado, si es cierto que un general pelea con los soldados que tiene, por desgracia puedo presumir de muy pocos; sobre todo, me gusta mencionar a Chesterton por dos razones: Primero: Tengo muy poco que decir sobre mí; segundo: Lo que dice es cierto.

    ¿Cuál es la gran verdad que nos brinda Chesterton sobre un evento trillado, sobre un tema en el que la inflación de comentarios ha hecho que quede casi exhausto?
    Muy sencillo: El cristiano es un guerrero llamado a luchar por la Santa Cruz …

    Éste es el hilo conductor del asombroso fresco dibujado por Chesterton: El Papa San Pío V invita a todos, soberanos, comerciantes, guerreros profesionales, incluso escritores, a luchar por la Cruz: » El Papa ha lanzado sus armas al infiel para su agonía y pérdida, / Y llamó a los reyes de la cristiandad para que pusiesen sus espadas al servicio de la Cruz.»

    Soldados de Cristo, llamados a luchar bajo la Bandera de la Cruz: ¿Se trata de una guerra violenta? Sí, pero no de una guerra que se librará con las armas corporales. Hablamos de la más atroz de todas las guerras: Nuestro combate, como dice San Pablo, «no es contra la carne y la sangre sino contra los Principados y las Potestades, contra los principios rectores de este mundo de tinieblas.»

    Esta es quizás la razón por la cual, para entablar una batalla tan singular, nuestro General nos ha confiado una Madre, para recordarnos de vez en cuando que, «el verdadero soldado lucha no porque odia lo que está frente a él, sino porque ama lo que hay detrás de él, lo que defiende.»

  3. Hombre, Veritas, no digas monstruosidades por muy indignado y agredido que te sientas en las actuales circunstancias de las provocaciones y las derivas de Roma!
    La Compañía de Jesús en cuanto que Compañía de Jesús ignaciana fue un puntal de La Religión Católica en el pre, en la celebración y en el post Concilio de Trento que a tantos enfurece y otros tantos desprecian hasta el punto de anularlo de hecho; recuperada LA Doctrina católica de La FE en su autenticidad sagrada sacramental, repristinada desde su misma fundación.
    No hay más que ver las persecuciones sufridas hasta de parte del papa-obispo de Roma, por cierto un Clemente, que lanzó contra ella la bula de extinción y que gracias a la Rusia de la emperatriz prusiana a pesar de su poliandria pública desenfadada, sirvió a la Providencia divina para que no desapareciera e insuflara en Rusia un espíritu nuevo cristiano junto con la educación y formación científica impartida hasta que fue restaurada por Pio VII cuarenta años después , pero tras persecuciones y sufrimientos sin cuento que comenzaron con el bochorno papista de la ejecución del breve a cargo de prelados acompañados por soldados y alguaciles, cuyo decreto inapelable Lorenzo Ricci el Prepósito General escuchó sin decir palabra ni al ser llevado y encerrado con sus consejeros de curia en el castillo Sant’Angelo sin juicio alguno. Ricci murió en prisión el 24 de noviembre de 1775, aseverando la inocencia de la Compañía de Jesús como era evidente.
    Si Napoleón escribió:»Los jesuitas son una organización militar, no una orden religiosa. Su jefe es el general de un ejército, no el mero abad de un monasterio. Y el objetivo de esta organización es Poder, Poder en su más despótico ejercicio, Poder absoluto, universal, Poder para controlar al mundo bajo la voluntad de un solo hombre [El Superior General de los Jesuitas]. El Jesuitismo es el más absoluto de los despotismos y, a la vez, es el más grandioso y enorme de los abusos» es que representaban la fuerza del deber ser católico contra la laicidad tiránica y nepotista.
    Y si el segundo presidente USA dijo:»No me agrada la reaparición de los jesuitas. Si ha habido una corporación humana que merezca la condenación en la tierra y en el infierno es esta sociedad de Loyola. Sin embargo, nuestro sistema de tolerancia religiosa nos obliga a ofrecerles asilo», allí crecieron en libertad hasta el punto de superar los jesuitas norteamericanos a los españoles ya en 1930.
    No es casualidad que la restauración de aquella Compañía de Jesús fuera vista por los católicos como una respuesta al desafío que representaban quienes se exhibían como oponentes de la Iglesia: la masonería y los liberales. Aunque hoy los arrupitas sean los aduladores y exaltadores del masonismo y el liberalismo hasta el punto de parecer sus apóstoles desde que Arrupe se relacionó con el panenteismo krausista en la Institución de Libre Enseñanza que ha terminado por impregnar las mentalidades romanas de actualidad.
    Un servidor presta su testimonio de admiración y gratitud a aquellos jesuitas formidables de la era del Prepósito General polaco Wlodimir Ledochowski. Nada que ver con los arrupitas aunque se hayan quedado con las siglas SJ , pero sin el patrimonio cultural ni cultual.

  4. La culpa es de Carlos III por no limpiar España y America de jesuitas en vez de expulsarlos. Como hizo el rey de Francia y su Papa con los templarios. Que bien hubieran ardido los jesuitas en la Plaza Mayor!.
    Llevan siglos siendo el mayor nido de serpientes de la cristiandad!

    Nota de F. de la C.: Otro que se pasa muchos pueblos

    1. Los jesuitas encontraron acogida en dos naciones no católicas: Rusia e Inglaterra, donde se precisaban maestros. La emperatriz María Teresa de Austria intentó acogerles, pero el Nuncio le recordó los deberes de adhesión a la Santa Sede de Su Apostólica Majestad. No sólo fueron jesuitas españoles, sino alemanes, austríacos, franceses etc..En la situación de clandestinidad continuaron recibiendo novicios. En tiempos de Pío VII, el Padre Pignatelli oficializó la reinstauración de la Orden.

      1. Pues sí, Rvd Canali: el zaragozano Padre Pignatelli, hoy San Jose de Pigantelli beatificado por Pio XI y declarado santo por Pio XII los dos Sumos Pontífices formidables de La Religión Católica cuyos pontificados de rfeciedumbre católica y apostólico tan poco tienen que ver con los posteriores de mentalidad masonista que ya no atienden ni a San Pablo: «Advertid con qué tamaño de letras os escribí con mi mano.
        Cuantos quieren complacer en carne, esos os presionan para que os circuncidéis, solo por no seguir en la Cruz de Cristo. Es que los circuncidados, ellos mismos no tienen querencia de la Ley. En cuanto a mi no ocurra que me gloríe sino en la Cruz del Señor nuestro Jesuscristo por quien para mi el mundo está crucificado y yo para el mundo» G.611-14 y sin embargo ahora se nos somete al servicio del mundo pretextando servir a los hermanos en actitud complaciente y mejor aún participativa en el materialismo humanista de la carnalidad. Hay que borrar cuanto dicen los empingorotados sabihondos que es angelismo desencarnado una vez que los arrupitas se han dejado despojar del introito de las Misas y por lo tanto del que figuraba en la del Día de San Ignacio:»Para que en el nombre de Jesús toda rodilla se doble en los cielos, en las tierras y en los infiernos. Y toda lengua confiese que: ¡SEÑOR JESÚS CRISTO para gloria de Dios Padre»¡
        Tienen precisamente en Zaragoza el complejo educativo y cultural dedicado al P. Pignatelli, el referente de la Compañía de Jesús solamente católica sin interconfesionalizar ya que Jesucristo no fue un interconfesional y menos aún interreligiosoy además crítico descalifi cador de la religiosidad judía que se queda ensimismada sin aceptar al único y exclusivo redentor y salvador Cristo Jesús. Hoy se tienen por arrupitas que es tanto como sometidos al mundo mundialista de los dioses plurales habiéndose echado fuera de la Libertad con la que Cristo nos libera si queremos liberarnos en el Dios único y uno verdadero que en Cristo se reveló Trinitario en Personas.
        Aquellos jesuitas santos, humanamente ejemplares heroicos, son los que ejemplifica San José de Pignatelli «hijo de Antonio Pignatelli de Aragón, príncipe del Sacro Imperio Romano Germánico y Francisca Moncayo y Fernández de Heredia, siendo el séptimo de sus ocho hijos. Estudió Humanidades en el colegio jesuita de Zaragoza.

        Ingresó al noviciado de la Compañía de Jesús en Tarragona en 1753. En 1771, ya expulsados los jesuitas de España, profesó definitivamente. En 1803 fue nombrado provincial de los jesuitas en Italia. Fue una pieza clave para la restauración de la orden jesuita pero no pudo verlo, ya que falleció en 1811 y la Orden fue formalmente restaurada en 1815. Sus restos reposan en Roma en la Iglesia del Gesù». Wikipedia.
        Un gigante de santidad evidentemente y de combatividad católica porfiada en la mansedumbre. No fue un enano mental intoxicado de sí mismo, altisonante trompetero pero bobo inmanentista. Lo cortés no quita lo valiente.

        1. Joel. Te lo digo con respeto y ánimo crítico: comentarios de 2 metros de longitud no hay quien se los pueda leer sin perderse o aburrirse.
          Insisto, te lo digo con respeto.

  5. No me extraña que la Congregación vaticana necesite tiempo para discernir, cuando se está haciendo la vista gorda ante bendiciones de parejas homosexuales y declaraciones escandalosas, como las del famoso asesor vaticano, James Martin, de la compañía de Francisco. Que una institución católica permita que un pecador sin propósito de enmienda la represente es como lanzar una bomba contra la moral cristiana. Algunos se están empeñando en convertir la Iglesia de Cristo en Sodoma y Gomorra, aprovechando para ello que muchos obispos y cardenales guardan un silencio cobarde o cómplice.

  6. Versátil a Sevilla? ¡Santo Cielo! ¿Invita el interconfesional necesario Asenjo o la Universidad arrupita? Lleno a rebosar. Versátil no es Burke arrinconado y en vacío episcopal. ¡Cómo son!!! estos misericordiosos implacables.

  7. Arrupismo puro y duro, que no será desautorizado por Francisco I:

    «Pastoral de la Diversidad Sexual»

    «Con un rato de oración tranquila culminó el primer encuentro del equipo promotor de Pastoral de Diversidad Sexual del Centro Loyola de Canarias. El encuentro comenzó en torno a media mañana y se prolongó hasta media tarde en el recinto de Casa Los Lagares, en Tafira, Gran Canaria, el pasado domingo 22 de septiembre. PADIS inicia la andadura de un nuevo curso con este encuentro que tenía un doble objetivo: confirmar el camino andado (la creación de un espacio amable de acogida, reflexión y oración), proponer una estructura de gestión en el marco del Centro Loyola y establecer una propuesta de programación para el curso 2019/20. Los tres objetivos se cubrieron tras dedicar buena parte del día a analizar el proyecto con la herramienta DAFO y sus respuestas. Nos dejamos orientar por la convicción fundamental de que es un camino que debemos andar dentro de la Iglesia y con el apoyo de la espiritualidad. El grupo motor queda encargado de concretar el programa que incluirá momentos de formación, oración y celebración.»

    https://infosj.es/de-cerca/15579-pastoral-de-la-diversidad-sexual

  8. Bien puntualizado, Atarazanas, saliendo al paso del Contradictor interesado.
    La cuestión es dilucidar, determinar o o reafirmar si cohabitar en sodomía es causa de inhabilitación para titularse y enseñanza moral católica, por mantener a enseñantes de ese comportamiento, a un centro de formación o se trata de la novísima permisvidad canónica en la doctrina francisquita que tiene en su corte-curia al James Martin, también hay un silencioso Ricca, que ha visto al también arrupita basiliano Rosica pasar por un centro de salud mental y donde el propio Francisco no ve nada de particular para que los sodomitas puedan elegir servir a Dios precisamente en sodomía o en adulterio.
    Esa es la cuestión y valoración para de momento desautorizar al arzobispo en su oficio de obispo solamente católico sin haberse interconfesionalizado de interreligiosidad. Es muy posible que del Sínodo-Vaticano III salga no ya el indulto para LGTBIs declarando su no pecaminosidad carnal sexista, sino incluso su santificabilidad amorosa pornográfica como en la paganía se dio la prostitución sagrada. No quedarse a medias en paganizar del todo. Pero al menos un arzobispo se ha mostrado católico, apostólico y romano. Más que muchos .

  9. Abrazando la alegría

    Fray Louis Bethea OP
    24 de Septiembre de 2019

    Hoy, la Iglesia Católica celebra la fiesta del alegre mártir, San Gerardo.
    La Legenda Minor Sancti Gerardi (ca. 1080) nos dice que nació en el año 970.
    Fue un monje benedictino que fue nombrado Obispo de Marosvár (más tarde llamado Csanád) en la Panonia o Reino de Hungría.
    Había muchos ortodoxos griegos junto a numerosas comunidades paganas en lo que entonces era parte del «salvaje oeste» de Hungría.
    Además del éxito de Gerardo en la catequesis y la exégesis, convirtió a muchos de los paganos locales gracias a su buen carácter y a su entrega.
    Tras la muerte del Rey de Hungría, San Esteban, en 1038, se produjo un período de caos político, y en medio de esta agitación San Gerardo fue martirizado. Varios relatos de su martirio describen a un Obispo de excepcional talante humano y sobrenatural, rodando por una colina en un barril con púas.
    Encontrado aún vivo al pie de la colina, lo mataron a golpes.
    En este este episodio, y de otros en su vida, varias fuentes prestan atención a la alegría de Gerardo, arraigada en su profundo amor a Jesucristo.

     Cuando pensamos en la alegría, tal vez nos vienen a la mente imágenes de equipos deportivos victoriosos, exhibiendo sus trofeos.
    La perspectiva cristiana es más profunda. Reflexionando sobre su esencia, el Papa Pablo VI enseñó que la alegría es «la participación espiritual en la alegría insondable […] que anida en el Corazón de Jesucristo glorificado.» (Gaudete en Domino, 2). Partiendo de Santo Tomás de Aquino, Pablo VI aclara que la alegría es la felicidad «en sentido estricto, cuando el hombre, en el nivel de sus facultades superiores, encuentra su paz y satisfacción en la posesión de un bien conocido y amado.» (Cfr. ST I-II, q.31, a.3).
    Las formas inferiores de felicidad se distinguen de la alegría en que «ésta tiene su referente en Dios y es causada por la caridad.» (ST II-II, q. 28, a. 4).
    En la medida en que nuestra felicidad esté enraizada en las cosas terrenales o en nuestro amor a Dios, se nos ayuda a diferenciar entre la felicidad mundana y la verdadera alegría espiritual.

    A partir de la vida de los santos, tal vez la expresión más clara de alegría aparece reflejada en el evangelio, cuando Isabel sintió que Juan el Bautista «saltaba de alegría» al acercarse a Jesús en el vientre de Su Santísima Madre. (Lc 1,44).
    ¡La presencia de Dios, incluso en el vientre de Su Madre, fue suficiente para alegrar al no nacido Juan! Santa Felicidad, en su camino a la arena del martirio para su ejecución, estaba tan feliz que caminó como danzando con «paso elegante, como una verdadera esposa de Cristo y predilecta de Dios» (La Pasión de las Santas Perpetua y Felicidad).
    También nosotros, cuando unimos nuestra alegría y angustia a la Pasión y Resurrección de Jesús, podemos irradiar alegría y gozo respondiendo al amor de Dios como hijos e hijas suyos amados.
    Al hacerlo, nos convertimos en cristianos magnéticos, debido a nuestra paz gozosa, que a su vez atrae a otros a Cristo.

     Como católicos, estamos llamados a dar testimonio de la «alegría en la celebración de la muerte y resurrección del Señor.» (Guadete en Domino 3).
    La alegría, como el último estadio de felicidad, refleja el amor que el Padre nos tiene.
    La gracia con la que Dios enriqueció a San Gerardo le permitió soportar el martirio y convertirse en instrumento de Dios para la conversión de los paganos de Hungría, que posteriormente abrazarían la fe de Cristo.
    Que el Espíritu Santo nos conceda también el don de la alegría mientras perseveramos en la vida cristiana.
    San Gerardo: Ruega por nosotros.

    1. Se le ha olvidado ud. nombrar la perfecta alegria de S. Francisco, que más o menos dice que cuando hemos podido ser perseguidos como nuestro Señor y hemos podido sufrir como El, entonces disfrutaremos de la perfecta alegria.

  10. Esto NO ES UNA DESAUTORIZACIÓN. Es simplemente que la efectividad del decreto del Arzobispo de Indianápolis queda suspendida mientras se resuelve el recurso. Algo que no es una «vaticanada» sino simplemente la aplicación de lo que prevé el Código de Derecho Canónico acerca de los recursos y la suspensión de la ejecución. Deje de enredar y primero infórmese correctamente. Que empieza usted a parecerse a Vidal y Bastante, maestros del enredo y la desinformación. Por ejemplo, léase este artículo: https://www.catholicnewsagency.com/news/vatican-office-temporarily-suspends-sanctions-against-indiana-jesuit-school-33377 . Que entre otras cosas dice que, aunque la suspensión de la ejecución de un decreto no es automática, es frecuente que se conceda.

    1. Contradictor in seipsum: Antes de enviar al blogger con singulares compañías, sepa que la razón procesal de una suspensión de una ejecución tiene por fin no provocar más daño que el denunciado. Una cosa es la literalidad del proceso y otro el sentido del proceso. Si el arzobispo retiró la atribución de católico es porque iba contra la doctrina de la Iglesia. Se suspende su ejecución si el recurso tiene visos de ser cierto. Aquí y en cualquier código, canónico incluido. Pero algo que es objetivamente inmoral, como se reconoce en parte al afirmar que es una suspensión temporal, no labora en pro de la doctrina. Pero laborar en pro de la doctrina católica es algo inusitado hoy en santa Marta y aledaños pastorales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *