Revolución en Almería

Comentarios
6 comentarios en “Revolución en Almería
  1. Lo mejor es el Seminario Online. O, sea, tres modalidades: A. Sin seminario edificio, desde casa cada uno estudia Teología por Internet en contacto con el Obispado. B. Desde casa cada uno estudia Teología por Internet por su cuenta y riesgo y, cuando tiene el título, pide ser cura en alguna diócesis o congregación. C. Desde el seminario edificio los seminaristas en convivencia estudian Teología por Internet, sin acudir a la Facultad, muy original. En ningún caso se precisan profesores.
    Actualmente desde el Concilio hay una obsesión por convivir en el Seminario. Antes de Trento no era así, el Seminario se justificaba porque se debía estudiar, no para convivir, que es un mito. El sacerdote vivirá solo. En el seminario se va a toque de timbre a comer, a estudiar, a rezar, a dormir… pero luego cuando están solos abandonan fácilmente la vida de oración

  2. No termino de entender la humillación contínua al aún obispo (que no sé por qué lo sigue entonces siendo, presentar la renuncia a una edad determinada es obligatorio pero presentar la dimisión por este escarnio es voluntario).

  3. Lo digo con bastante tristeza. Unos sacerdotes, con tantas parroquias a su cargo, será apropiado aplicar el refrán: Quien mucho abarca, poco aprieta. Seguirán enterrando a los muertos, que, por lo menos, no les faltarán quien les rece un responso y les diga el funeral Corpore Insepulto. Igual que en mi pueblo alcarreño: Todavía, a Dios Gracias, Santa Misa el Domingo y el resto de la semana, como no haya un difunto, no se le vuelve a ver el pelo al sacerdote. Iglesia cerrada, porque roban y no se puede tener abierta, y así vamos tirando, días, meses, años……

  4. Tengo que preguntar a mi contacto para poder escribir algo con sentido.

    Los cambios de párrocos es normal, cuando llega un obispo, no supone, en principio, nada especial.

    Lo del seminario ya es otro asunto, seguramente será por ahorrar. Las cuentas no salen y no tengo ni idea si se puede ahorrar en otras cosas.

    Como digo, cuando mi contacto me diga, les diré algo.

    Lo mismo que D. Fco José tenía al card. Ottaviani que le informaba de los asuntos vaticanos, yo tengo, para no ser menos, un cardenal, que me informa.

  5. Ha vuelto a la diócesis de Palencia el de las vacaciones en Cuba, vicario de pastoral con Castellanos. Le han colocado en Carrión de los Condes, pueblo de Gómez Cantero. Espero que no haya sido recomendación suya. Se le podía haber llevado a Almería.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *