PUBLICIDAD

Restituyendo que es gerundio

|

En más de una ocasión he protestado, atribuyéndoselo a quienes pensaba que podían ser kikos, de personas que, en plenitud de facultades, no se arrodillaban en la consagración. No más de media docena de personas, en buena edad, que no hacían uso de los reclinatorios existentes. Evidentemente no digo nada de la muchísima gente que no tiene asiento. Y sin embargo no poca de esta, haciendo maniobras inverosímiles, también se arrodilla. En alguna ocasión me tocó estar detrás de los que piensan que doblar la rodilla ante Dios debe ser pecado y me acordé de sus madres porque en vez de poder ver la Sagrada Forma y el cáliz que alzaba el sacerdote lo único que tenía ante mis ojos eran los traseros de uno o de una. Hoy, como todos los años, vino, en esta ocasión uno, otras veces fue una, un kiko a anunciarnos que en una parroquia próxima iban a comenzar unas conferencias del Camino Neocatecumenal. Siempre está bien lo que dicen, algo repetitivo pues invariablemente comienzan por la vuelta a la Iglesia del que habla, y no me parece mal el anuncio. Pienso que los designados, que al parecer hablan unos minutos, pocos, en todas las misas del domingo, supongo que personas distintas, deben ser gente ya iniciada en el Camino y no recién llegados. El que hoy escuché lleva ya 27 años caminando. Muy posiblemente habrá llegado ya a la meta. Por curiosidad, los de siempre vendrán a decirme que malsana y seguramente con toda razón, quise ver lo que hacían el kiko y su mujer en la consagración. Se arrodillaron unos segundos antes de que lo hiciera yo. Como tengo simpatía a los neocatecumenales, podéis, también los de siempre aunque esta vez del otro extremo del abanico, ahorraros las ya tan repetidas críticas a los kikos pues ya todos las conocemos, me alegró verles el gesto. Podrían aprender de ellos los de inexistente aunque aparente artrosis de rodilla, caso de que sean kikos, y por caridad y educación para quienes están detrás de ellos, arrodillarse en la consagración. Porque, de verdad, sus traseros no interesan a nadie. Más bien molestan.

Comentarios
0 comentarios en “Restituyendo que es gerundio
  1. Hágase usted un favor y fórmese mejor sobre cuestiones opinables.
    .
    Y de paso no confunda castidad con amor verdadero.

  2. Hágase vd. el favor así mismo de no arrogarse el derecho de opinar en nombre de la Iglesia en cuestiones opinables.
    #
    En dogma de Fe y en verdades fundamentales no se admite opinión, ni discusiòn. Pero la castidad en el matrimonio es materia opinable.
    #
    Si entendemos castidad como complacer a la esposa en sus necesidades y deseos, olvidándonos de los nuestros estoy de acuerdo. Pero para mí esto es amor verdadero.
    #
    A quien le ayude la castidad en su matrimonio para avanzar en amor a Dios que la practique, por mí perfecto.
    #
    También hay quien le ayuda la utilización de cilicios y castigos corporales, pero que yo sepa también es materia opinable y opcional, y por supuesto yo tampoco lo practico.
    #
    Con Dios.

  3. Lo siento, pero eso es opinable, no es dogma de Fe, ni verdad incuestionable.
    #
    Así que por mucho interés que pomga no me ha de convencer.
    #
    Si por castidad entiende pensar primero en las necesidades y deseos de la esposa, antes que en los propios, perfecto, para mí eso es amor verdadero.
    #
    No seré yo quien hable en contra de la Encíclica ni de la castidad, aquellos a quienes ayude a avanzar en el amor a Dios que la practiquen.
    #
    Tampoco hablo en contra de los cilicios y de los castigos físicos, pero yo no los utilizo.
    #
    Con Dios.

  4. Capeto retrata en forma muy clara la realidad de la Iglesia de hoy. «Creced y multiplicaos» se convirtió en «empequeñeced y dividios».

  5. Capeto: Hoy está usted desatado. Debió olvidar las pastillas y eso causa crisis como las que le dan con no poca frecuencia. Debería pensar, además, que escritos como los suyos resultan muy favorables a sus aborrecidos kikos pues la gente normal pensará que si alguien así les pone así es que deben ser buenos. Ya sabemos todos que usted no les puede ver pero conténgase un poco. Se haría un favor a usted mismo.

  6. La Iglesia posconciliar propició la invención de grupitos , grupazos y grupúsculos. A cual más bizarro.
    «Es la Iglesia una? Creced y multiplicaos, es decir , hay que atomizarla». Y se dejó barra libre para la
    creatividad. Se inventaron los judaizantes kikos, los de la renovación maromática «católica» , los
    ecumaníacos focolares, los de comunión y facturación, etc. Y se les soltó en el monte. «Que cada
    quien haga lo que les dé su regalada gana» y en Roma han hecho algunos tibios amagues de control,
    pero sin ‘exito. Ya es demasiado tarde. Y a río revuelto, ganancia de pescadores. El mesías Kiko
    Arguello es un experto ordeñador de los bienes de los kikos, al grado de que gente le dejan sus pisitos
    a la secta. Y nadie da cuentas, nadie sabe, nadie supo. Se aprovechan de la gente, una vez logrado
    el coco-wash.
    +
    Kiko ha sido el más existoso predicador , parecido a la secta «pare de sufrir». Hay dinero hasta para
    aventar para arriba. Van copando parroquias, parasitándolas con curas kikos, preparados, lógicamente
    en seminarios kikales, con su doctrina extraña, fundada en los arqueologismos robados del
    AT. De todo saca dinero, de los horribles iconos que mal pinta, de la música horrorosa que toca,
    todo sale de Kiko. Ahora se dedican a construir elefantes blancos en Palestina. Los famosos
    Domus kikae. Donde parece que adoran la Torah, con la que no tenemos nada que ver. Ya se
    han judaizado y algunos curas kikos se disfrazan de rabonnis. Van a a acabar por adorar al Buey
    Apis. Bnedicto XVI hizo balbuceantes intentos de meterlos en cintura. El mesías Kiko no lo
    quiere nada. Pero ya con Francisco, tienen el cielo abierto para hacer y deshacer.
    +
    Los roucofans quieren mucho a los tales kikos, porque al tronar los dedos el cardenal
    Rouco , acudían a sus actos manadas y manadas de kikos. Se le llenaban todos los actos
    Osoroglio también los amamanta, digo , los mima.
    No, a mí que no me inviten a esos guateques de adoración a la personalidad del archimandrita.
    He visto a kikos pidiendole la bendición y se arrodillan ante él para recibirla. Y él , con gesto del
    césar, se las da muy orondo.

  7. Jak
    LO que usted lo expone ….. es algo muy alejado de la realidad de lo que viven los del CN.

    Usted habla de lo que disciernan los esposos a la luz de su conciencia ….. Y la realidad es la invitación constante a tener MUCHOS hijos lo que se les hace a los del CN.
    NO SE LES ANIMA , ni mucho menos, A QUE tengan los que el matrimonio crea que debe tener .
    Don Francisco Gómez Argüello pregunta constantemente , y casi es lo único que pregunta a los que le presentan el número de hijos que tienen.

    En esos 5 minutos en que al final de las misas se anima a la gente a que asistan a las reuniones del CN , nunca falta el explicar cuantos hijos tiene el que invita a los asistentes a acudir a esas reuniones.
    No se habla de si el que habla es devoto de San Juan de la Cruz o si dedica su actividad a la Pastoral Penitenciaria según lo enseñado por San Pedro Nolasco en el siglo XIII ….

    .NO !!!! No !!!!
    SE HABLA DEL NUMERO DE HIJOS SIEMPRE Y DE MODO INSISTENTE !

    No es una cosa más en el CN lo de tener hijos ….es vital , prioritario , es una cosa nuclear y central y de suma importancia para el Cn.
    ¿Se insiste lo mismo en el cumplimiento del décimo mandamiento que manda no codiciar los bienes ajenos?
    Cuando uno del CN habla y se presenta ¿ dice inmediatamente si ha incumplido el décimo mandamiento?
    El séptimo mandamiento existe y pueden pasar meses , o años incluso. sin que se hable del mismo en el CN.

    Pero de tener muchos hijos se habla constantemente y de modo obsesivo
    Lo que usted describe es precioso…… Pero siempre que se hable de eso con la.misma intensidad y frecuencia con la que se habla por ejemplo del mandamiento que nos obliga a no decir falso testimonio ni mentir o de otras miles de cosas importantisimas

  8. Yo me santiguo cada que oigo de los kikos. Ave María Purísima!! En 1974 se inicia el Camino neokikal,
    apadrinado por el mago negro, nada más ni nada menos que el secretario de la Congregación para el
    Culto Divino, Anibale Bugnini, masón descubierto por accidente y que el papa Montini muy a su pesar
    tuvo que desterrar a Irán.

  9. Alguna vez he comentado que los neocatecumenales hacen adoración a Cristo Sacramentado. Que lo hacen pasando largos periodos de rodillas delante del mismo. Que lo expresan de forma particular en la semana previa al Corpus Christi, pero que en el día a día hay muchos que lo hacen. Es cierto que en su eucaristía no se arrodillan, atendiendo más bien a algún contenido pedagógico expresado por algún liturgista ( referido a una gestualidad de tipo religioso social y teniendo en cuenta que la realidad en la que nace el Camino es la España de los 60, donde muchas cosas eran diametralmente opuestas a las actuales, ya que primaba el aspecto penitencial y sacrificial sobre la alegría de la victoria de Cristo sobre la muerte), que a una falta de respeto a Dios o a los fieles. Yo pienso que la mayoría de los catecúmenos de prolongada pertenencia aplican el sabio consejo de «donde fueres haz lo que vieres». Y quizás con el tiempo se aplique el criterio pedagógico contrario y veamos la eucaristía de este grupo con una asamblea de rodillas, ya que la realidad descristrianizada que se acerca a ellos así lo requiera. Saludos y Feliz Año de la Misericordia.

  10. Muy a tiempo este tema para averiguar por la supuesta reunión que tuvieron Kiko y Carmen (AKA, «Arinzenoshizolaguerra») a comienzos de Diciembre de 2015 con un grupo de Judíos, en la que, presuntamente, unos rabinos (dicen que mil) reconcieron a Jesucristo como el Mesias. Supuestamente la órden es que esa info no puede ser abordada por ninguno de los miembros del Camino Neocatecumenal. Por eso hasta ahora nada de nada, salvo una publicación en Facebook de una pagina dedicada al Camino Neocatecumenal, en donde se alerta al que filtró la información…

    ¿Qué habrá de cierto en todo eso?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.