PUBLICIDAD

Quedan diez días para que el impresentable Coco caiga del alcornoque

|

Resultado de imagen de cardenal coccopalmerio

Pues ya está ahí. Por fin. Al alcance de la mano. Acabo de entrar en el Bolletino por si hoy hubiera ocurrido y todavía no. Y diez días salvo que Francisco, que podría, alterara la norma. Pro hac vice, de modo general, expresa o tácitamente. Incluso no sólo perder el cargo sino conservar él, solo o en compañía de otros, sus derechos electorales en un Cónclave que se produjera si el Santo Padre falleciera o renunciara el 6 de marzo de este año o antes. Cosa que no parece estar en el horizonte aunque para esto se requeriría una declaración expresa.

Mi desprecio por este cardenal es absoluto y mayor si cabe tras el asqueroso suceso de su secretario. Pero eso es cosa mía y no me recato en manifestarla. El amor del Papa a su persona es cosa de él y en eso no entro aunque pueda sorprenderme. Tengo un amigo que quiere muchísimo a su perro, que es feísimo y además antipático con los amigos de su amo. No es que asuste pues no tiene ni para media patada. Simplemente es feo y antipático. Pues los demás queremos al amigo a pesar de su perro.

El Papa, pasado el 6 de marzo, que ya está ahí, salvo acto de disposición expreso y complicado, podrá invitarle a comer todos los días en Santa Marta, escuchar sus opiniones, hacer de rodillas teología juntos aunque las rodillas no sean lo más frecuentado por Francisco ni la teología por Coccopalmerio.

Su presencia institucional, al cardenal me refiero, parece que ya se ha acabado. Pues bendito sea Dios. Diez días como mucho para que cese en la presidencia del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos y otros tantos para que deje de ser cardenal elector.

Tengo que ir a comprar la botella de champán, francés, para celebrar el ya proximísimo acontecimiento. Salvo que Francisco disponga otra cosa.

Comentarios
21 comentarios en “Quedan diez días para que el impresentable Coco caiga del alcornoque
  1. Valerio Rossi
    No hay comunidad cristiana donde no existe una vivencia auténtica de la fraternidad .El Evangelio de San Mateo 23 , 1-12 es un toque de atención para que se entienda la jerarquía como un servicio y no una plataforma para recibir títulos ni honores . Eso es lo que intentan los obispos y los cardenales : ser servidores de Dios y de los cristianos y también de todos los seres humanos y los obispos y el Papa nos enseñan a seguir a Jesús .Creo que nadie debe ofenderte a ti Valerio con palabras o con ironías ya que el Reino es amor y servicio y donación a los otros y estar seguros de que todos nuestros nombres están escritos en el corazón de Dios y todos nuestros actos deben estar llenos de amor y eso es ser coherente con el mensaje de Jesús

  2. No Paco Pepe te equivocas absolutamente. El problema no es Asía Bibí ni Palmiro ni el coco ni la papaya. El problema es la desinformación y la campaña de acoso y derribo al Santo Padre. Sus insulsos y menosprecios, su chulería, no es problema tampoco, no se apure. Por ahora lo dejamos, habrá otras ocasiones de saludarle a usted y a los curiales aquí presentes. Porque tonto no me hago, pero serlo, tampoco. Nos vemos, amigo.

  3. Seguramente… aunque debo confesar que ese punto no lo he tenido en cuenta. Pero al mismo tiempo Mamberti no pinta nada en la Signatura Apostólica. No creo que aguante mucho allí. No me extrañaría que fuese uno de los implicados en el baile curial que se avecina, con los cardenales Cocopalmerio, Amato y Pell como salientes, sin contar con que hay otros curiales que han cumplido ya los 75 y podrían ser relevados en cualquier momento, como los cardenales Bertello, Ravasi o Stella (aunque este último yo creo que terminará el pontificado en su cargo actual).

  4. Pincho: ¿ese traslado no sería un «descenso»? Creo que la Signatura Apostólica es más importante, o, al menos, tiene más prestigio.

  5. Tiene razón, me expresé mal. Utilicé el verbo «asumir», que implica permanencia en su actual cargo. Quise referirme a un posible traslado.

  6. Recuerdo que al Cardenal Lehmann se le aceptó la renuncia el mismo día que cumplió ochenta años.

    Pincho: si Mamberti ya es Prefecto de la Signatura Apostólica, ¿cómo iba también a ocupar el puesto de Coccopalmerio?

  7. Valerio: Yo en lo que piense usted no entro. Me trae sin cuidado. Pero lecciones desde su manifiesta indigencia mental, ni una. Si el Papa acogió cariñosamente a la familia de Asia Bibi está muy bien aunque algunos piensen que ha sido demasiado tarde. Y otros que desde su notable personalidad podría hacer algo más por Asia Bibi. Pero lo que piense cada uno es cosa de quien lo piense. Y si lo piensa usted o yo no tiene la menor trascendencia eclesial. Y hasta me atrevería a decir, sin faltar a la modestia, creo que lo que diga yo tiene algo más eco, por mínimo que sea, que lo que diga usted. Aunque el equivocado pueda ser yo y no usted.
    Pero ante el caos actual que vivimos, en el que Asia Bibi no tiene la menor trascendencia, por doloroso que sea, hace falta ser inferior a Pichote para pensar que su estupidez argumenta algo. Pues qué bien que el Papa haya mostrado con la familia de Asia Bibi una pequeña muestra de su misericordia. ¿Pero de verdad cree usted que el grave problema de la Iglesia es Asia Bibi a la que desde aquí expreso mi absoluta solidaridad? Como pienso que usted no puede ser tan tonto, aunque se esfuerce en demostrarlo, A un mendigo se le puede y debe dar limosna. Con un méndigo intelectual, como usted, no vale la pena perder el tiempo. Qué Dios le ampare.

  8. Valerio Rossi: pues nada, usted a lo suyo. A dar lecciones de moral desde el primer banco de su capillita y a dar gracias a Dios porque paga el diezmo, le lame el culo al sumo sacerdote de turno y no es como esos publicanos de la puerta que tienen la lengua tan sucia. Esa actitud también tiene un nombre. Y no le tengo que recordar qué opinión le merecía a Nuestro Señor.
    Joel: si no me equivoco, la norma a la que se refiere Ud. aplica a los que cumplen 75. El caso de Cocopalmerio es distinto, porque tiene presentada la renuncia hace cinco años. Con independencia de que sea relevado o no, cosa que es cuestión de (más bien poco) tiempo, hay motivo para celebrar la pérdida de su condición de elector en un eventual Cónclave.

  9. tipejos despreciables como juan xii y alejandro vi también fueron en su momento vicarios de Cristo. por ende no basta ser vicario de Cristo, sino que también hay que comportarse como tal. y bergoglio es vicario de Cristo pero se comporta como un tirano tercermundista que busca imponer su agenda ideologica, que nada tiene que ver con el el evangelio mismo. a ver si cierto bobo solemne puede entender esto tan simple.

  10. Señor Pincho. Del que llama tonto a un hermano dice claro el Señor cuál es su lugar. Del mentiroso lo dice la Sagrada Biblia (Palmadita en la espalda). Del que insulta al Vicario de Cristo y siembra división sobre su misión, lo sabemos todos. Aquí en Infivaticana se puso de chúpame dómine al Santo Padre diciendo que había maltratado a la familia de Asía Bibí, así que supongo que las noticias de hoy les habrán amargado o las reducirán como usted dice a una palmada en la espalda, hipócritas!

  11. Parece que no se han enrerado ustedes del Motu Proprio de Francisco publicado esta misma Cuaresma: Imparare a congedarsi con la que se regula la renuncia, por motivos de edad, de los titulares de algunos oficios de nombramiento pontificio (12 de febrero de 2018).
    por la que pese a la oligación para todos de presentar la dimisión a la edad reglamentaria el papa-oboìspo de Roma se reserva el derecho de repescar sin más a quienes quiera mantener en sus cargos. Coccopalmerio está haciendo la labor nefasta que se require y no hay porqué relevarlo.
    Y por cierto: que no es este Cocco el que hace teología-teosófica de rodillas sino Kasper el hombre que tiene propuesto otro Credo puesto al día que se supone menos católico y todo interconfesional-interreligioso.
    Y otrosí por cierto: Los señores cardenales Maradiaga, Kasper y Bergoglio fueron creados eminentísimos señores en la misma tacada, chanda o remesa.

  12. De acuerdo con Pincho. Jorgefrancisco seguramente «hará lío» en Pascua,y si no en Pentecostés. Necesita una propulsión a su pontificado???

  13. Valerio Rossi: ¿usted es tonto de verdad, o solo se lo hace? ¿qué demonios tendrá que ver lo de Asia Bibi, a cuya familia por cierto ya saludó Francisco en anteriores ocasiones, con la edad de Cocopalmerio? ¿Acaso una palmadita en la espalda del marido de la desventurada joven puede blanquear toda la división, todo el caos, toda la confusión y toda la corrupción que hay en la Iglesia bajo el gobierno de Jorge Mario Bergoglio?

  14. ¡Una de cal y otra de arena, don Paco Pepe! Cae el Coco pero el papa Francisco recibe a la familia de Asia Bibí y le dice a su hija que piensa mucho en su madre y reza por ella… ¡A ver qué se inventa ahora su amigo Magister para poder seguir triturando al Santo Padre, Vicario de Cristo en la tierra!
    Definitivamente, un muy mal día para Magister y para Infovaticana. Lamentablemente creo que también para usted. Y lo siento

  15. Veremos también quién llega como sucesor. ¿Será un canonista de verdad, o seguirá el Papa manifestando su descarada preferencia por los políticos y los diplomáticos? ¿Asumirá el cargo Mamberti? ¿Becciu, que dicen que no se lleva bien con el secretario de Estado? ¿Ascenderá el opusino secretario, como algunos vienen deseando hace años? ¿Se traerá Francisco a alguien de fuera? ¿Suprimirá Textos Legislativos al socaire de las conclusiones del ridículo G9? Ya se verá.

  16. Cómo pasa el tiempo. Y qué alegría cuando los malvados se ven obligados a abandonar sus prebendas.
    De todos modos, ahora que lo menciona, personalmente no descarto que la «sorpresa de Pascua» sea una reforma de Universi Dominici Gregis, no sé si en la línea concreta que apunta el post, pero sí a lo mejor aumentando el número de electores a 150 o 200, o elevando la edad de pérdida de la condición de elector a los 85, o algo similar.

  17. El problema no se arregla porque este «señor» cumpla ochenta años y no pueda votar en cónclave.Desde fuera puede seguir haciendo un daño enorme: puede hablar, presionar, aconsejar, chantajear e incluso amenazar a otros purpurados que sí voten.Los cardenales dañinos siguen siéndolo después de los ochenta: quien malas mañas ha, tarde o nunca las perderá (Kasper, Danneels, Mahony, Hummes y el siniestro Silvestrini, por ejemplo).Esto sólo lo arregla doña Guadaña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *