PUBLICIDAD

¿Qué pasa con los curas de Madrid?

|

El arzobispo de Madrid, Don Carlos Osoro, ha tenido una idea que me parece excelente. Enviar a los sacerdotes a predicar dos o tres días en lugares distintos de los propios de cada uno. Con lo que se consiguen por lo menos dos cosas en mi opinión buenas. Los sacerdotes conocen iglesias y fieles distintos de los suyos de todos los días y los fieles oyen a un predicador que no es el de todas sus misas. Lo que me ha asombrado es la escasísima respuesta del clero madrileño a lo que supongo idea de su arzobispo. En Madrid hay casi mil quinientos sacerdotes diocesanos y casi 1.700 sacerdotes religiosos según el último Annuario Pontificio. De esos más de tres mil hay que descontar a aquellos que por su edad estén imposibilitados para secundar la invitación del arzobispo. Que posiblemente haya sido dirigida sólo al clero diocesano aunque algún religioso se haya apuntado a ello. Tengo ante mí la relación de los sacerdotes comprometidos, con la adscripción de los lugares señalados para su intervención. Y me parece escasísima. Tiene 87 nombres. Pero si descontamos al arzobispo, al obispo auxiliar y a vicarios y delegados episcopales, que estaría feísimo no secundaran la petición de su arzobispo quedan apenas 76 nombres de sacerdotes que se hayan apuntado a la sugerencia arzobispal. Un 5% del clero secular. O se transmitió fatal la bondad y el interés de la iniciativa y el clero madrileño no se enteró o el descuelgue ha sido apoteósico. Como tengo bastante buen criterio sobre el clero diocesano madrileño, con la naturales excepciones, claro está, tiendo a pensar que la sugerencia arzobispal se vendió pésimamente. No me puedo creer que el 95%, algo menos si se descuentan los impedidos, de los sacerdotes madrileños racaneen de ese modo el servicio a su Iglesia y a los fieles.

Comentarios
0 comentarios en “¿Qué pasa con los curas de Madrid?
  1. El que parece que se ha lucido es el vicario para el Clero, García de la Cuerda. Vaya exitazo. ¿O es que los curas de Madrid no quieren saber nada del que fue eterno rector del seminario?

  2. Mucho me temo que los curas madrileños manifiestan así su radical desinterés por su nuevo arzobispo, y no se lo reprocho.Que les pida ayuda al de Entrevías, a «father Angel», a Carmena, al señor Bastante/Vidal y a todos esos con los que se reúne un día sí y otro también.

  3. Es curioso: la vez anterior en el problema este que añaden pusieron, nueve (signo más) 1 (igual a) yo puse 10, y nones. Pinché en el círculo y salió el mismo problema con una suma de un número y otro número en letra, y yo puse el resultado en número, igual que la vez anterior, y esta vez salió publicado.
    Misterios de la informática.
    A ver si nos lo explican.

  4. La verdad es que esta prueba que añadieron, la primera vez no entendí muy bien la figura de puntos de la que restando una cantidad daba como resultado 2. Yo deduje que si los puntos eran 8, restándoles 6, daría el resultado propuesto. Pues no. Entonces pinché en la especie de círculo que está a la derecha, y me pusieron otro problema, perfectamente identificable que por fin hizo que el comentario apareciese.
    En fin, cosas de la informática, que estará al alcance de iniciados, pero que a mi me parece incomprensible.

  5. Me enteré en InfoCatólica por el comentario que el padre Jorge colgó en su blog, y a mi me pareció estupendo. Voy a repetir el comentario que allí dejé, también por ver si tengo alguna dificultad como dicen los otros comentaristas, cosa que a mi nunca me ocurrió:
    «Me parece muy buena la iniciativa: es como ir de misiones.
    No suelo yo ser muy entusiasta de las iniciativas de D. Carlos, pero esta me parece muy bien, y no debiera de quedarse solo para la Cuaresma, sino también dar la oportunidad a esos pobres párrocos que llevan catorce parroquias, la oportunidad de oficiar un domingo en las parroquias grandes, lógicamente intercambiando su papel con el titular de la gran ciudad, para que este no se olvide de esas realidades evangelizadoras,y los fieles conociésemos también otras realidades pastorales.
    Y si incluimos al resto del escalafón, mejor aún».

  6. ¡Salió! ¡Salió!
    .
    Lo que hago es escribir, marcarlo, darle a copiar, volver atrás luego volver al artículo, pegar el comentario y darle. Y aśi parece que salen.
    .
    Un verdadero co**zo. ¿Están locos estos informáticos o son todos en este medio que no se puede nombrar?

  7. Seamos piadosos y pensemos que ha sido por eso que usted dice.
    .
    Recuerdo hace unos años, dijo la misa dominical por ausencia del titular, un cura, joven, para más señas. La homilía fue de esas que se recuerdan. Al domingo siguiente, el titular estuvo a la altura con gran sorpresa por mi parte, grata ciertamente. Pero a los siguientes domingos volvió a las homilías descafeinadas de siempre.
    .
    ¿Saldrá el comentario? Eso es algo absolutamente impredecible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *