PUBLICIDAD

¡Pues vaya mierda!

|

El día que nació el fenómeno Isabel Preysler: el de su boda (de penalti) con Julio Iglesias | Vanity Fair

En mi pobre y seguramente equivocada opinión.

Nos lo venden como el summun de los logros.  A mí me parece el colmo de los fracasos.

«Y la madre, hay que reconocerlo, es un fenómeno. Su colección de amores es insuperable. Un cantante universal, un noble de verdad, un vicepresidente del Gobierno y banquero, y finalmente, un Nobel de Literatura. Sólo le falta Messi».

Salvo la humorada de Messi, que hasta me parece graciosa, lo demás me parece penoso.

Será porque soy rígido, nostálgico y autorreferencial.

Pues no voy a decir que lo siento. Uno es así.

Comentarios
10 comentarios en “¡Pues vaya mierda!
  1. Es curioso cómo lectores distintos interpretan un artículo de modo del todo opuesto. En mi opinión, el artículo de Alfonso Ussía, del que se cita una parte, es claramente irónico. El parangón entre el asunto que comenta y una vieja portada de Álvaro de la Iglesia me parece muy expresivo al respecto. Es ironía. Es una parresia vuelta del revés. Es una burla de los medios alienantes que es´tos días, y con la que está cayendo, dedican espacio, portadas y tiempo a partiparnos las andanzas, triviales por particulares, de unos personajes de fama sin asiento. En mi irrelevante opinión, claro.

    1. D. Antonio su opinión puede ser humilde, pero desde luego es muy relevante y muy a considerar.

      No está el enlace al artículo de Alfonso Ussia, puede que sea fallo de mi sistema o del blog, que ya sabemos como las gastan los informáticos de la casa.

      Por supuesto si lo que dice D. Fco José se basa en un artículo de D. Alfonso, está claro que se trata de ironía pura y dura y el comentario del boger, muy acertado. Sobre todo con la palabra del titular.

  2. El mundo, el demonio y la carne. ¿Dónde está el problema? No le veo más: dos ámbitos de actuación sin conexión alguna. La superficialidad y la intelectualidad. Habrá que analizar por qué una mentira atractiva fascina más que una verdad aburrida. Cosas de nivel básico. Algún atractivo tendrá la filipina. Mario cayó en sus redes y, ahora, ha caído del burro. Cosas de la vida. Tampoco da para más.

  3. A estas mujeres antaño se les llamaba cortesanas. Ahora llenan las revistas y aparecen como “ novia » , » pareja“ , » relación «, de empresarios, futbolistas, actores, aristócratas, …

  4. Enhorabuena, don José.
    Ya es hora de llamar a las cosas por su nombre.
    Yo añadiría: FARISEA
    Presume de una vida superespiritual y …
    Ah, y en catedrales e iglesias con alfombra roja y dando conferencias…

  5. Esta afición a saltar de cama en cama como quien come chocolatinas me parece de verdadero escándalo. Se comenta que la viuda negra, insaciable, ya ha empezado a tejer la tela en la que caerá su próxima víctima.

  6. La prueba de que se puede ser un gran escritor y ser un idiota. Al menos don Mario ha tenido la decencia de admitir que ha hecho algo muy estúpido al arruinar un matrimonio que iba razonablemente bien por perseguir un enamoramiento fugaz, llegando a reconocer que estaba pensando con «la pichula» (sic) que encima ya no le sirve «más que para hacer pipí» (sic) y no con la cabeza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *