PUBLICIDAD

Puede comulgar la Pelosi en una misa del Papa y un católico normal no puede oír la misa tradicional.

|

Misa tridentina - Wikipedia, la enciclopedia libre

Y luego hay quienes se sorprenden que haya quienes  mandan a hacer puñetas a algunos.

Que la Religión Católica no es lo que se le ocurra a cualquier perroflauta.

Ya era gordo prohibir la misa de San Ignacio de Loyola, Santa Teresa de Jesús, San Juan Bosco y hasta San José María Escrivá de Balaguer. Que Benedicto XVI reconoció vigente.

Pues eso.

https://infovaticana.com/2022/06/30/la-abortista-nancy-pelosi-recibe-la-comunion-en-una-misa-papal/

 

Comentarios
11 comentarios en “Puede comulgar la Pelosi en una misa del Papa y un católico normal no puede oír la misa tradicional.
  1. la bergogliada sacrílega y diabólica de permitir la comunión eucarística a adúlteros y a políticos homosexualistas y abortistas es análoga a la abominación de la desolación descrita en la biblia.

    para bergoglio el catolico ideal es nancy pelosi, homosexualista y abortista, en contraste, para bergoglio mismo el católico tradicionalista es un apestoso que merece calificativos como rígido, restauracionista, autorreferencial, contador de rosarios, llorón, etc. por ende queda demostrado que bergoglio es un hipócrita de tomo y lomo que supera con creces a cualquier fariseo.

  2. El problema lo tiene Biden y Peslossi al ser abortistas consuetudinarios y sin retorno es su alma la que está en juego y eso se lo han dicho sus Obispos, no comulguen en ese estado. Bergoglio Escribió en Aparecida de CELAM que:
    436. Esperamos que los legisladores, gobernantes y profesionales de la salud, conscientes de la dignidad de la vida humana y del arraigo de la familia en nuestros pueblos, la defiendan y protejan de los crímenes abominables del aborto y de la eutanasia; ésta es su responsabilidad. Por ello, ante leyes y disposiciones gubernamentales que son injustas a la luz de la fe y la razón, se debe favorecer la objeción de conciencia. Debemos atenernos a la “coherencia eucarística”, es decir, ser conscientes de que no pueden recibir la sagrada comunión y al mismo tiempo actuar con hechos o palabras contra los mandamientos, en particular cuando se propician el aborto, la eutanasia y otros delitos graves contra la vida y la familia. Esta responsabilidad pesa de manera particular sobre los legisladores, gobernantes, y los profesionales de la salud.

  3. No creo que la Pelosi fuera de incógnito. Le dieron la comunión para desautorizar y debilitar a los obispos useños que manifestaron que ella y los políticos pro aborto no podían comulgar. Luego se fotografía con Bergoglio radiante. ¿ Hubiese sucedido esto con San Juan Pablo II ? Es todo un plan para acomodar la Iglesia al mundo. Divorcio, aborto, homosexualidad, Lutero, Pachamama…

  4. En cuanto ala misa tradicional, mejor me callo, porque es algo sangrante y vuelvo a mi comentario anterior, Dios sabe lo que tiene que hacer.

  5. El sacerdote que le dio la Comunión no tenía por qué saber lo que dijo Msr Cordileone, se limitó a darla a todos los que se pusieron en la cola, supongo que habría cola.

    Me da la impresión que la Sra Pelosi (la useña que peor me cae, una vez jubilada la Sra Clinton), no tiene claros los conceptos. Seguramente piensa, como muchos protestantes, que la Comunión es algo simbólico que recuerda la Última Cena. Si tuviera las ideas claras y cretera en Dios, jamás se atreve´ria a comulgar, por aquello de «quién come el cuerpo del Señor sin la debida preparación, está comiendo su condenación eterna». Así que debe ser una señora muy progre que es católica porque su padres la bautizaron en una iglesia católica y nada más.

    Ahora bien, debió preguntar y enterarse de la religión que practica, cuando le dijeron la prohibición de Msr Cordileone, en lugar de ignorarla como si no fuera con ella. Pensar que ella por ser presidente de la cámara de representantes está por encima de su obispo, demuestra también su ignorancia es enciclopédica. Salvo que lo haga por molestar.

    En estos casos no me caliento mucho la cabeza, Dios tiene muy claro lo que ha de hacer.

  6. «Puede comulgar la Pelosi en una misa del Papa y un católico normal no puede oír la misa tradicional.»

    Pues sí, oigusted, eso se hace para tener una iglesia unida en la inclusión y la diversidad, que no excluye ni es rígida. Es un billón de veces peor que se admita la Misa Tradicional. Es magnífico que un abortero/a como Pelosi y Biden puedan comulgar… INVERSO MUNDUS…😮

  7. Después de ese engendro de «Traidores Costosos» nos sale ese señor de Roma con nuevas prohibiciones, pero doña Nansi Peluda, pecadora pública, recibe sacrílegamente la comunión, estando en pecado mortal y mortífero, lo que la conduce directamente al infierno. ¡Qué asco!

  8. Si no regresa Cristo antes, cuando Francisco ocupe solo un par de párrafos en un libro de historia de la Iglesia y a Roche ni siquiera se le mencione, multitud de fieles seguirán celebrando la Misa tridentina para recibir el tesoro de sus gracias.

  9. Un católico que lo desee, no puede oír la misa tradicional, ni celebrarla un sacerdote que quiera hacerlo, lo cual es una muestra evidente de rigidez. Esa rigidez tan vituperada. En cambio, en tiempos pasados, por la ¿rigidez? de no conceder una nulidad matrimonial, hubo un mártir (Santo Tomás Moro) y un cisma (Anglicanismo). La comunión de la señora Pelosi, abortista declarada y beligerante, a manos de un papa, hubiera sido impensable, en el siglo XVI y hasta hace cuatro días. El santo londinense se habrá estremecido en su tumba. En suma, que ha habido firmeza en la Iglesia Católica, pero hoy día sólo queda rigidez contra los acusados de ser rígidos. ¡Vaya tela!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.