¿Protegen la manifestación de mañana con riesgo de la salud?

|

Resultado de imagen de fernando simon

Las declaraciones del portavoz gubernamental dejan pocas dudas.

Si un hijo le pregunta su puede ir a la manifestación no se atreve a decirle que sí y le contesta con lo que no le ha preguntado. No le dice que sí o que no por el riesgo que era la cuestión.  Los hijos que van a ir o no ir a una manifestación no le piden permiso a sus padres para ello.

<

https://www.abc.es/sociedad/abci-fernando-simon-si-hijo-pregunta-si-puede-manifestacion-dire-haga-quiera-202003071154_noticia.html

Da toda la impresión de que no quiere contestar lo que disgustaría al Gobierno y que le pide lo que sabe y que no puede decir lo que quisiera el Gobierno por honradez profesional. Así que recurre al método Ollendorf.

Comentarios
16 comentarios en “¿Protegen la manifestación de mañana con riesgo de la salud?
  1. Mientras en España haya un solo español que vea las televisiones 1, 2, 3, 4, 5, 6 y sucursales, más las autonómicas, y oiga radios como la SER y lea periódicos como el pais, este país continuará drogado, atontado , aborregado e idiotizado. Y la larga marcha hacia la dictadura totalitaria bolivariana- venezolana-podemita-comunista-tiránica será mucho más corta de lo que pudiera parecer hace solo unos pocos añitos. De hecho ya ha empezado a consumarse hace muy poco. Se van apoderando del poder legislativo , el judicial y el ejecutivo. ¡¡¡Se acaba la democracia en España. !!! ¿Es que estáis ciegos? ¡¡¡ Al final va resultar que sí, que el Coletas es el más listo de todos !!!

  2. Señor Canali, releyendo lo que usted escribió sobre el virus, ahora que ya se ha visto la realidad le digo que usted en su infinita bondad e inocencia se tragó también las mentiras del gobierno y del señor «CIENTÍFICO». Tiene usted disculpa por su bondad , pero a veces ese tipo de bondad se convierte en maldad.
    Para mí el periodista Luis del Pino es el mejor, el más honrado e inteligente de este maldito país. El único que se jugó su credibilidad avisando de la catástrofe que se nos venía encima. Haga usted el favor de pedirle perdón y reconocerle su mérito y su contribución a salvar MUCHAS VIDAS EN ESTE PAIS.
    ¿ Es que Italia estaba muy lejos de España? ¿No sabíamos todos la tragedia que estaba sucediendo a nuestros vecinos y hermanos italianos? ¿ No sabíamos los acontecimientos de China?
    Gracias , Luis del Pino, por su esfuerzo en SALVAR VIDAS y malditos todos los que contribuyeron por activa o por pasiva a fomentar la catástrofe humanitaria.

  3. Este señor fue un irresponsable y culpable directo de muchas personas contagiadas y muertas. Porque no hablaba como político sino como «científico» con lo cual engañó a millones de españoles. La verdad es que bajo el disfraz de científico habló para agradar al gobierno, y si encima se creyó lo que venía diciendo, » nada, una gripecilla suavecita», » se dará a lo sumo algún caso puntual » etc.
    Pero han visto tamaño irresponsable o tonto perdido. Yo que soy un ignorante sabía lo que iba a pasar y avisé a mi familia y amigos, y claro les costaba creérselo , porque oían al » científico». ¡ Qué vergüenza!
    Y que me dicen de los sinvergüenzas de distintos medios televisivos y jefecillos-illas políticos , diciendo que no mata el virus sino el heteropatriarcado, o burlándose de los que avisaban del peligro. Y no dimiten… Y no los destituyen.. Y no los abochornan… Cuánta gentuza, además del gobierno, ha provocado el desastre humanitario en España.
    Y el pueblo español NO PROTESTA, está aborregado, anestesiado,…
    Y encima organizan una cacerolada contra el Rey , obedeciendo a Podemos y al Rufián… Definitivamente… este país no tiene salvación

  4. DOMINGO II DE CUARESMA

    Celebramos el Domingo Segundo de Cuaresma, un tiempo santo que nos invita a santificarnos, imprimiendo en estos días de gracia, un renovado y más intenso fervor a nuestra alma, que le dé alas para elevarse hacia el Tabor, contemplando la Transfiguración del Señor, posibilidad que hoy se nos concede, y orientarnos plenamente a la celebración. de los misterios de nuestra redención.

    El Señor despierta hoy los ojos de nuestra alma y nos dice: Levántate, date prisa; despierta, ven, pues es tiempo de sacudirse el sueño, o más bien el letargo, como resultado de la pereza y la negligencia. Es hora de que despierte enteramente nuestra conciencia cristiana.

    Es posible que digamos: Nuestra presencia aquí es una señal de que estamos despiertos, de que somos cristianos practicantes, buenos feligreses. Y el Señor nos responde: Cierto. pero, vengo precisamente a alentar, en sus profundidades, este propósito de correspondencia con la vocación cristiana.
    Todo el Evangelio, toda la economía divina, que viene en nuestra ayuda, mirando a nuestra salvación, se resume en las palabras de la Sagrada Escritura, como vocación, estímulo y aliento en nuestra vida de creyentes. Hemos sido llamados, no a la inmundicia sino a la santidad. He aquí nuestra vocación.
    Al Señor le encanta recordarnos a menudo que la vida tiene un sentido trascendente, y atrae nuestras fuerzas para que, en sintonía con la gracia, seamos cada día mejores cristianos, traduciendo todo eso con el ejemplo de nuestrsa vida y los deberes del propio estado.
    Hay un hecho nuevo, que en el clima actual de posmodernidad sofoca las antiguas convicciones religiosas: Un conjunto de notas descriptivas de un esquema, cultural derivado de las lecturas de los periódicos, y de los contenidos de los medios, de la radio, la televisión o el cine.
    Se trata de olas, verdaderas tormentas que abruman las convicciones, generando cambios profundos en la conciencia de la modernidad, en particular de los jóvenes, hasta tal punto, que a veces resultan irremediables.
    Hay quienes piensan en la actualidad que son autosuficientes, que no necesitan a nadie. ¿Para qué sirven la Iglesia, la oración, la fe y la religión?
    Tan sólo creen que necesitan su trabajo, su profesión, su salario, su coche, su periódico, su diversión.

    Ante este panorama es una obligación sagrada para aquéllos que, han recibido el mandato de velar por el bien de las almas, dedicarse con amor a convencer a los distraídos que mediten, que recuerdan su origen y su objetivo final; y que tengan en cuenta que el Señor nos ha enseñado a discernir lo bueno y lo malo; y quiere que cada facultad de nuestro espíritu se oriente y modele en Su Palabra, los diez Mandamientos, el Evangelio.

    Sólo Dios es el Maestro de la humanidad; Él nos ha dado el código de la vida. El Evangelio es la fuente de nuestra luz: Todo lo demás puede ser útil, pero para el alma también puede serun lastre, un obstáculo y un canto de sirena.
    Además, esa cultura que externaliza al hombre, forzándolo a la técnica, a intensificar una vida exclusivamente económica, nos roba el alma, provoca y produce un vacío que paulatinamente conduce a la insensibilidad, a la inconsciencia y a la incertidumbre.

    Y a pesar de todo, nuestra salvación no está muy lejos, no es inalcanzable. El Señor Jesús llama a hombres y mujeres individualmente, y para todos tiene Su palabra de vida, su Evangelio.
    Debemos responder con generosa fortaleza y decisión al don de la fe cristiana.
    No hay nadie que esté convencido de que el cristianismo en nuestro entorno no se pueda vivir. Pero, se nos llama a vivirlo plenamente para no traicionarlo.
    Por lo tanto, debemos aceptarlo por completo, con una fidelidad que, si es necesario, esté disponible para el martirio. Éste es el santo y seña y el distintivo de nuestra religión.
    La Iglesia no puede estar satisfecha con cristianos mediocres, carentes de valentía, cuya mente se nutre de una fe selectiva proclive a compromisos sesgados.y utilitarios.
    Por lo tanto, no hay lugar para la tibieza: Uno no puede detenerse o abandonarse a compromisos que tienen que ver con la prudencia mundana, pero que desoyen la sabiduría de la Cruz.
    La vocación a la vida cristiana santa es universal. Por encima de enseñanzas inconstantes y falsas, de los ídolos y la astucia frenética de la presunta sabiduría, sólo Cristo vive, sólo permanece Su verdad cuando todo puede aparecer variable e inconstante.

    Ya hemos visto que el Evangelio de la Transfiguración no es sólo una imagen de la Misa, sino también una lección para nosotros.
    Nos enseña el propósito de la austeridad de la Santa Cuaresma.
    El Cristo místico ayuna durante cuarenta días en Sus miembros y saca de este ayuno la fuerza para vencer eficazmente al diablo.
    También avanza, precisamente por este itinerario, que hoy nos lleva a la transfiguración. Los miembros siguen con dócil fidelidad a Su Cabeza.
    Pero los Evangelios no sólo quieren darnos una instrucción, evocan y actualizan litúrgicamente acciones dramáticas, «misterios», que simbolizan y actualizan lo que se logra por la gracia en el Santo Sacrificio de la Misa.
    En la Misa, Cristo se hace presente. Es el Cristo glorificado Que «se sienta a la diestra del Padre.» Es cierto que sólo lo vemos con los ojos de la fe.
    En la Misa, también aparecen Moisés y Elías: La Ley y los Profetas atestiguan que el sacrificio de la Misa es el logro de lo que presagiaron y predijeron. En la Misa, no sólo escuchamos a Moisés y a Elías hablar sobre la muerte del Señor. Sabemos además que Él está presente.
    Hoy hacemos un alto en la montaña mística del Tabor y como San Pedro decimos: Señor, es bueno estar aquí. No es suficiente decir que somos testigos de la Transfiguración, participamos en ella a través de la comunión.
    La Eucaristía es, para nosotros, el gran medio para llegar a la transfiguración de nuestra alma. Por la Eucaristía, construimos esta tienda de campaña, o más bien este templo de eternidad donde nos reuniremos con Cristo, Moisés y Elías, para ser felices para siempre, y a la vez en este día el Señor fortalece nuestra alma, para poder seguirlo durante el tiempo de Pasión que culminará en la Cruz invicta del Viernes Santo y en la gloriosa Resurrección.

  5. Hoy me pareció que Luis del Pino creaba alarma social. Cierto que hay algo más de quinientos contagiados y puede subir el tema. De momento, de los diez fallecidos, casi todos son octogenarios o nonagenarios. No se insiste en que se muere con el coronavirus pero, no de coronavirus. No se ha dado aún con la medicación indicada, pero, en principìo, si se tiene la mala suerte de atraparlo, salvo, que haya problemas circulatorios, pulmonares o inmunológicos, es una enfermedad que se puede encarar sin problemas, con las cautelas de aislamiento, reposo, y uso del paracetamol, para episodios de fiebre. De hecho ya hay un número respetable que se han curado.
    Cierto, que lo preocupante es la facilidad del contagio. Pienso en el metro, piscinas etc… Pero, la naturaleza humana tiene un natural instinto de conservación y ante ciertos asuntos, toma sus cautelas.
    Mi desacuerdo con el desgobierno que padecemos es total, pero la gestión de ese tema por parte de las autoridades de Sanidad, me parece digna de aplauso. Y ciertas intervenciones como la de Luis del Pino, fuera de lugar.
    El virus del hambre en el mundo se lleva por delante cada año ocho mil personas.

  6. Cuanto idiota hay en este país. Mientras estamos al borde de la catástrofe por el virus, el gobierno haciendo leyes para obligar a que los juguetes de los nenes sean o no sean para niños y niñas, y no sabe ni el gobierno que ley de libertad sexual y otras zarandajas.
    Y a ver si así conseguimos que vaya mucho idiota a la manifestación de tarados-as e idiotas voluntarios…
    Así nos luce el pelo.

  7. Ya podemos dormir tranquilos porque ya han salido Adriana Lastra e Irene Montero a decir que aquí no ha pasado nada, que las discrepancias en el seno del gobierno de coalición favorecen la creatividad, resumiendo: que este gobierno funciona perfectamente.
    Lo que no han dicho es que parece que ya nadie se acuerda del «Delcygate» (¡Que ocasión perdida para la oposición si suelta esa presa!) y que si España funciona dentro de lo que cabe no es gracias a este gobierno.

    1. Claro que nos acordamos del Delcygate, ¿Nos toman por tontos? El Delcygate sigue, sobre todo por parte de EEUU que continúan con sus investigaciones sobre él. Le ha venido muy bien al impresentable Gobierno que padecemos todo el lío del coronavirus para cometer todas las tropelías que se les antojan sin dar tres cuartos al pregonero, pero es igual, no se van a ir de rositas.

  8. No hay mal que por bien no venga.A la manifestación de mañana no creo que vaya ni un solo católico practicante; por lo tanto, si se contagian, con su pan se lo coman y allá se lo hayan.Por mi parte, tomando prestada la expresión de don Francisco José, «ni una lágrima».

    1. * Totalmente de acuerdo con usted.
      * Como se decía en la Edad Media, «Dios reconocería a sus muertos», para llevarles al Cielo o al Purgatorio, y mucho me temo que mañana Dios tendrá allí muy poca «clientela».
      Son manifestaciones de gentuza, tontos útiles -la mayoría- y femimarxistas convencidas y de salón, pero burguesas en la intimidad.
      Además de lesbianas, bolleras, bisexuales y toda la «fauna» ibérica, y no diré que en vías de extención, sino todo lo contrario, por desgracia para todos.

      1. En realidad no era exactamente en la Edad Media, aunque si ocurrió entonces, fue en la cruzada Albigense. Supuestamente.

        Esta leyenda se ha mantenido porque era una bonita forma de meterse con los curas, pero las investigaciones históricas recientes descartan que eso llegara a decirse y mucho menos a practicarse.

        Insisto, nadie dijo eso.

  9. No pueden protegerles porque esos demonios sólo pueden tratarse con muchos ayunos y oraciones continuas que es lo que hacen los millones de buenos cristianos españoles como nosotros. Y con todo no somos eficaces. Por algo será.

  10. ¿Qué es lo más importante en esta vida hoy en día?. Pues el juguete y la perfomance que tienen Irene Montero y sus amiguitas en el Ministerio de Igualdad y el que nuestras hijas puedan volver solas y borrachas a casa. ¿De verdad creen ustedes realmente que hay algo más importante?. Si no se celebra esa manifestación «La princesa Montero estará triste,y ¿que tendrá la princesa? Los suspiros se escaparán de su boca de fresa, porque perderá la risa porque perderá el color. Y en un vaso olvidado se desmayará una flor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *