PUBLICIDAD

Ponen a escurrir la secretaria de Osoro

|

Las 84 preguntas del cardenal Osoro que todo cristiano puede (y debe)  responder

O a Osoro en su secretaria.

No tenía ni idea de la existencia de esa señora por lo que no puedo confirmar ni desmentir. unque la experiencia que todos tenemos es que el cardenal ni está muy acertado en la elección de colaboradores: Josito, Cobo, Camino el agustino, Arana, aunque en este caso el colaborador es más bien el arzobispo, los seglares que metió en las fundaciones, Belda, el P. Ángel, Vidal, Bastante, García de la Cuerda, Royón…

Con lo que su secretaria, de ser como se dice en el artículo, sería otra más-

https://infovaticana.com/blogs/con-balcones-a-la-calle/ni-su-secretaria-le-funciona/

 

Ayúdanos a seguir informando

Comentarios
8 comentarios en “Ponen a escurrir la secretaria de Osoro
  1. O colaboradores mediocres o acaparar él mismo todos los cargos posibles que es lo que hizo en Santander cuando era vicario. Y la finalidad siempre es la misma: que nadie le haga sombra. El caso es que alguien tan habil para trepar no sepa manejar lo «trepado». Incapacidad que se vuelve más notoria cuando el puesto alcanzado es tan elevado como el actual. Y lo que le preparan para dentro de unos días se llama «aldea Potemkin». Nada nuevo bajo el sol. De Stalin se dice que alguna vez engañó a corresponsales extranjeros con parecidas tretas.

  2. De 1996 (cuando contaba con tal sólo 51 años) osoro fue nombrado obispo de Orense donde permaneció hasta 2002. Todos lo sintieron diempre como un obispo de paso y lo único que recuerdan de él es su amiguismo con Fraga Yribarne que siendo presidente de la Xunta de Galicia le restauró el Palacio Episcopal a todo lujo con yacuzi y sala de cine y música incluídas.
    De 2002 a 2009 estuvo como arzobispo en Oviedo, más derca de su Santander natal, donde los pocos que lo recuerdan lo hacen como algo lejano e histórico.
    Por fin en el 2009 una jugada con la nunciatura lo llevó a Valencia, donde sólo estuvo 5 años hasta que por fin considugió dar el salto a Madrid donde lleva 7 años.
    Es decir, nunca llegó a estar ni siquiera 10 años en la misma sede. Es lo que llamó el mismo Francisco un «Obispo vago y saltarín», al que le gusta cambiar de Sede.
    Lo interesante en que en Orense, Oviedo y Valencia tenía fama de conservador y llegó a Madrid con fama de Progresista y de Francisquista, hasta conseguir el cardenalato.
    Yo creo que ante todo es un tipo «ocasional» que supo moverse y adaptarse según las circunstacias, y nada más.
    Y que se hizo rodear de colaboradores simples para que nadie le hiciera sombra.

    1. «Lo interesante en que en Orense, Oviedo y Valencia tenía fama de conservador y llegó a Madrid con fama de Progresista y de Francisquista, hasta conseguir el cardenalato».;
      sin lugar a dudas osoro es digno discípulo del groucho marx, es decir, estos son mis principios, si no te gustan, tengo otros.

  3. Si el articulista de Infovaticana, no dice su nombre, no lo voy a decir yo, que sí lo se. Tengo referencias bastante negativas, de esta señora, por una persona de dentro del Obispado. Lo mas parecido a esas cobras traicioneras y astutas de dentro de las tinajas, de las que hay que guardarse y distanciarse. De las subsecretarias que tiene a su cargo, cuatro, alguna de ellas, sabe de su maldad y soberbia, igualmente otros trabajadores, dependientes de ella. Su altivez es supina, y su educación, nula, y carente de modales, para dirigirse a las personas. Si el ambiente que se respira en los medios eclesiásticos es este, uno, recuerda las palabras sapientísimas del Maestro: «Raza de víboras, sepulcros blanqueados… …» Y » Tratad a los demás, como queréis que ellos os traten… …»

  4. Es conocida la secretaria de Osoro, teresiana, por parte de muchos sacerdotes. Es una de las ‘culpables’ de que Agapito siga en Santa Bárbara. Como se sabe este párroco es conocido por ser la ‘tortura’ de los vicarios a los que desprecia y maltrata. Su hermana, también teresiana, vive con él. Cuando un vicario pide hablar con Osoro para explicarle la situación, la secretaria (amiga de la anterior) frena cualquier entrevista. Lo mismo con las cartas, quejas, etc. que le llegan.

  5. ¡Qué solo se va a quedar cuando lo releven! Bueno, quizá no solo: supongo que la basura a la que promociona lo acompañará. O no: los «mierdas» suelen añadir a su mal olor el desagradecimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.