PUBLICIDAD

Para oír, una vez más, a Santiago Martín

|

Como siempre, extraordinario.

«Una dictadura que se asienta en la tibieza»

Una vez más suscribo cuanto dice y aplaudo hasta con las orejas. Otro cura que habría que inventar si no existiera. Gracias a Dios, ahí está.

En esta ocasión yo añadiría algo a lo que dice. Es evidente el maltrato a lo católico y a los católicos y el silencio de estos o de la mayoría de estos. Pero a esta desmovilización católica nos ha llevado la jerarquía. Que ahora se encuentra abandonada por unos fieles a los ella había abandonado previamente.

Pues a ver como arregla la jerarquía el silencio de los corderos y la fuga de muchos de ellos

20 comentarios en “Para oír, una vez más, a Santiago Martín
  1. Desde poco después del Concilio estamos en el silencio. empezaron los clérigos progres, los que tergiversaron el Concilio y ahora ya no hay quién lo pare.

    La única forma de ser escuchados es a través de las homilías, pero si no hay files, la homilía no la conoce nadie. Si ahora quisieran despertar los obispos, no podrían, porque nadie los va a escuchar, porque no hay nadie en los templos. Pero después de tanto tiempo, en el que la mayoría de los fieles no conocen otra cosa, ¿cómo van a decir lo contrario? Y por otra parte ¿les queda algo de credibilidad?

    La Iglesia no va a desaparecer, pero la ‘clientela’ va a descender de forma drástica y quedaran unos pocos para la reconstrucción.

  2. El «silencio de los corderos» es el mismo en que se apoyaron, precisamente, los Obispos y sacerdotes que defendían la suspensión de las Misas con pueblo y el cierre de las Iglesias, para argumentar que estaban en «lo correcto». Es más, decían de quienes nos quejábamos, que éramos «pocos, pero muy ruidosos», «desobedientes» y «temerarios». Se notaba que nuestros comentarios les molestaban. En cambio, elogiaban a los que se callaban. Supongo que, ahora, los que no asisten a la Santa Misa, pudiendo hacerlo, son los mismos que aceptaron, como bueno, o simplemente sin cuestionarse nada, que el riesgo de contagio del coronavirus es razón justificada y hasta moralmente «obligada» para abandonar (temporalmente, se decía) la Santa Misa y los Sacramentos. Si esto era así y, ahora mismo, las noticias nos siguen refiriendo cómo aumentan diariamente los contagios (cosa comprensible, con sólo darse una vuelta por las calles y otros espacios públicos), ¿por qué se extrañan de que los tibios falten a la Santa Misa?. ¿No han recomendado a los mayores, además, que sigan la Santa Misa por la televisión?
    Ahora bien, nuestros Obispos deben ser alentados y apoyados cuando permanecen en la Verdad. Que se hayan equivocado, cuando es el caso, no quita que les debamos alentar y apoyar ahora, en la vuelta al culto público, con amor, obediencia, respeto, muchas oraciones y lo que haga falta. No sé si, en alguna parte, pueden soplar aires de venganza, como ha sugerido alguno, pero no creo que esto sea generalizado y desde luego, no sería nada católico, además de muy poco inteligente, porque recuerden, amigos, que debemos intentar siempre purificar nuestra intención, haciendo siempre lo que a Dios le agrada y justamente porque le agrada.
    Aprovecho para invitarles a sumarse a una Cadena de Rosario por España, en la que todavía falta cubrir algunos turnos. Nos vendrá muy bien a todos: http://xn--espaademaria-dhb.es/turnos-rosario

  3. Vamos a ver si alguno espabila y en vez de dedicarse al «sálvame de luxe eclesial» se dedica, con toda su pompa y circunstancia, a promover movimientos de oración, de defensa de lo católico, etc. ¿Qué le importa al mundo si perico de los palotes llega a esta o aquella cátedra?

  4. La memoria flaquea con mucha frecuencia… Por ejemplo: la República expulsó a los jesuitas de España ; Franco les permitió volver. Hoy, los jesuitas vuelven a ser republicanos. ¿Desean ser expulsados de nuevo? ¿Historia, vitae magistra?

  5. A lo mejor muchos católicos han descubierto que no hace falta ir a la iglesia. Si durante meses sus obispos (también el de Roma) han dicho que se suprime el culto público ¿por qué voy a tener que ir ahora?
    A lo mejor muchos católicos han descubierto la fuerza de la iglesia doméstica y la oración en casa. Nunca fue denostada pero el clericalismo la eclipsaba.
    A lo mejor muchos católicos tienen dudas sobre sus pastores.
    A lo mejor es mejor alejarse de la jerarquía.
    A lo mejor, para mantenerse en la Iglesia hay que alejarse de la «Iglesia»…

  6. El «espíritu del Concilio», la masiva secularización de curas y religiosos, los curas obreros , los cristianos de base, los vanidosos teólogos de moda , el abandono de la sotana y del hábito. Obispos como Tarancón, Añoveros, Setién, Uriarte, Yanes, Díaz Merchán, Blázquez … Papas como Pablo VI y Bergoglio. El silencio ante la profanación de la tumba de Franco. Amoris Laetitia. Sínodo de la familia,amazonia,alemán. Homilías inanes. Pasar en en horas 24 de la abominación del sexo, a la aceptación de la sodomía, lesbianismo, casos de pederastia. Rendición ante el aborto, eutanasia, ley memoria histórica, sumisión al cierre de iglesias …

    Verdaderamente la Iglesia Católica, Apostólica y Romana es la única verdadera y sostenida por Dios, de lo contrario no se explica que pueda quedar algo de la misma. Christus vincit, Christus regnat, Christus Imperat.

    1. Acertadísimo comentario.
      Es difícil superar, en pocas líneas, lo que expone «Trieste», como explicación de la crisis a que se ha llegado en la Iglesia en general, y en particular la española. Sólo añadiría, aunque puede considerarse comprendida en alguno de los comportamientos denunciados, el ataque a la liturgia.
      En esas líneas se resumen las causas que nos han llevado a esta hecatombe.

  7. Los pocos católicos que van quedando, lo son A PESAR DE la jerarquía que sufren.Los obispos,salvo contadisimas ocasiones, son unas cagarrutas de cabra que no valen ni…para eso.
    Han suplantado el auténtico Catolicismo, el que todavía enamoraba a mentes tan preclaras como Newman,Peguy,Belloc,Benson,Bernanos,Tolkien,Green,Mauriac,Thibon,Guitton,Claudel,Gilson,los Maritain,Bloy…,y un largo etcétera,por una falsificación casposa,irrelevante,necia,que no encandila a nadie que tenga dos dedos de frente, y medio dedo de corazón:El modernismo.
    Pero naturalmente,el proceso se imponía para poder integrar ese pseudoctolicismo
    en el proyecto masónico y sincrética de la «religión «única «…
    En el mundo que preparan los sicarios del mal desaparecerá el último derecho y posibilidad que le resta al ser humano:El del exilio.
    Exilio físico, pues hasta el último palmo de la tierra estará bajo la bota del go
    bierno mundial.
    Exilio espiritual,pues reinará el pensamiento único…
    Ése es su sueño,que para los demás será pesadilla.
    ¿Lo permitiremos?

  8. El problema, creo yo, es que cuando los que pudieron alzar su voz, es decir, los obispos, hicieron silencio. Ese fue el ejemplo que dieron los pastores, que Adicionalmente, hicieron entender a muchos, que ir a misa los domingos no era algo esencial. Ahora, que se puede, mucho gante no va, porque le dejaron muy claro, los obispos, que no pasa nada si no vas a misa los domingos. ¿Ahora como van a convencer a los fieles tibios que sí hay que ir a misa los domingos? Yo no hablaría del silencio de las ovejas, sino del silencio de los pastores.

  9. Después del silencio episcopal ante la profanación del sepulcro de Franco es normal que cualquiera español se lo piense muchas veces antes de dar la cara por semejante clero.

    1. Después de 80 años o más sigue habiendo españoles desaparecidos en cunetas,en barrancos y en infinidad de fosas comunes en cementerios
      Y los que ni se sabe dónde pararon…..
      La Iglesia católica española siempre ha evitado pronunciarse sobre el tema

          1. A ver, señor trol, llevamos cuarenta años de democracia (presunta), con gobiernos de izquierdas durante más de la mitad del tiempo y con los otros gobiernos muy colaboradores ¿no le parece que si quedara algún muerto ya lo habrían descubierto, aunque no sea más que por llevarse la pasta, porque mira que son generosos con nuestro dinero.

            En el año 40, es decir en menos de un año, se habían sacado todos los muertos de las cunetas, al menos, los que mataron los amigos de usted. Los malvados franquistas, con los medios de la época, tardaron menos de un año en sacarlos y los de ahora, llevan 40 años y no los encuentran. A otro perro con ese hueso.

            ¿No será que hay quién quiere igualar las cosas? ¿Que si unos mataron y enterraron en las cunetas, cosa demostrada, los otros también tenían que haber matado y enterrado en las cunetas? Por aquello de la igual da.

            Pregunte esas cosas en blogs de izquierdas, que hasta, con un poco de suerte, alguien se lo cree.

      1. La Iglesia Católica tiene miles de desaparecidos también. Yo misma tengo un tío abuelo hermano marista, fusilado por los rojos y desaparecido; actualmente es beato. Los del Frente Popular los despeñaban y los tiraban al mar, los echaban a las fieras del Retiro, los martirizaban y hacían desaparecer sus restos de mil maneras, los enterraban en cal viva… Ya está bien con la monserga de las cunetas.

      2. Tienes razón: el pasado 22-julio se cumplieron 84 años de la detención de toda mi familia materna. Y dentro de 4 días, el 6-agosto, las milicias de izquierda fusilaron a sus 3 hermanos mayores por el grave delito de ser amantes de España y cofundadores en su diócesis de la Adoración Nocturna, de la Acción Católica y ser fieles colaboradores de su obispo, el beato Florentino Asensio Barroso, también fusilado y torturado en aquellos días por las mismas fuerzas izquierdistas cuyos actuales militantes se les llena la boca hablando hipócritamente siempre de “libertad” y “democracia”


    2. A los obispos no les puede salir gratis lo de la profanación de la tumba de Franco.
      Antígona,sin ser cristiana,lo tuvo mucho más claro que ellos.Y sin duda,también más gónadas que ese atajo de capones de corral.

      1. La verdad es que nos decepcionaron mucho; a mí por lo menos. Y continúan haciendo el tonto, no escarmientan… porque, vamos, asistir también a la ceremonia masónica que pergeñaron los del gobierno para «honrar» a los muertos, por causa de su desidia y desinterés, casi todos… Una ridícula y absurda ceremonia como todas las de los del mandil. Imitan a la Iglesia, es curioso, en sus ritos. Pero lo único que producen es risa y asco. No deberían haber asistido los representantes de la Iglesia, deberían haberse enterado antes de lo que iba a haber allí, que ya conocemos el percal y podemos esperarnos cualquier cosa. ¿Cómo están tan mal informados?
        Magistral la homilía de D. Santiago Martín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *