PUBLICIDAD

Papa Francisco: Ni Wuerl se atreve a comparecer ante sus fieles

|

Pues debería Su Santidad enterarse de una vez que no todo lo que a Su Santidad se le ocurra va a misa. O a la marcha por la vida. El arzobispo  que el Santo Padre se empeña en mantener en el «candelabro» cuando lo mejor para la Iglesia, para él y para el mismo Francisco es que desapareciera en el olvido, no se atreve a comparecer ante su pueblo en evitación de un rechazo multitudinario.

https://infovaticana.com/2019/01/18/wuerl-no-presidira-la-marcha-por-la-vida-en-washington/

Pues, Santo Padre, usted mismo. Su opción le trae sin cuidado a muchos católicos de Washington que abiertamente la rechazan. Wuerl, no. Sería bueno que le  aconsejaran que no se cerrara en sus trece porque los cabreados, al parecer con no poca razón, por Wuerl y por el apoyo a Wuerl, pueden ampliar a otros su rechazo.

7 comentarios en “Papa Francisco: Ni Wuerl se atreve a comparecer ante sus fieles
  1. El abc de la fe católica es que la Iglesia es indefectible, y eso se refiere a la única Iglesia que existe, que es visible y espiritual al mismo tiempo, y que por tanto incluye a la Jerarquía eclesiástica. Por eso, lo que un católico no puede hacer es pasar de la pérdida de fe o apostasía de algunos o muchos sacerdotes, Obispos y Cardenales a la pérdida de fe o apostasía o destrucción de la Iglesia como tal.

  2. La argumentación del susodicho SIEMPRE va orientada a la inducir la Obediencia absoluta a Él.

    Está chiflado, como el Calígula e Camus, quiere La Luna.

    Peor, porque se da cuenta que le tenemos contadas las costillas, y estúpidamente insiste en querer seguir mandoneando.

    Dios proveerá a Su Iglesia de un Obispo de Roma de verdad.

  3. La pregunta es la siguiente: ¿quién podría sucederle? El Papa no sabe a quién nombrar para Washington ni para otras sedes y quienes parecían sus candidatos (Tobin, McElroy) no están muy dispuestos según he leído. Lo mismo sucede en Santiago de Chile (aunque allí el caso es aún peor). La situación es crítica y el Papa Francisco no sabe qué pasos dar. Hay otro tema que me gustaría preguntar: ¿creen que podría este año el Papa aceptarle la renuncia al arzobispo de Filadelfia? Es sede cardenalicia y podríamos tener dos nuevos cardenales en ella y la capital en el siguiente consistorio. Recordemos que los cardenales O’Brien y Wuerl pierden su derecho a voto este año y el siguiente.

  4. Ocurre que cuando le prteguntaron a Francisco tras la última Congregación General arrupita cómo llevar a cabo las resoluciones ante las resistencias que se podrían encontrar respondió que una vez que el superior ha tomado una decisión ha de llevarla a cabo sin miramientos; escuchar a todos, pero proceder por el juicio previo del superior.
    Así sería lo correcto si las decisiones del superior estuvieran siempre conformes con la ortodoxia y ortopraxis católicas que se suponen, pero que en tiempos de interconfesionalidad interreligiosa a la que nos urgen y nos conducen a lazo y látigo ya no es seguro criterio ni siquiera admisible como principio; por el mismo hecho de la interconfesionalidad interreligiosa todo se ha vuelto inconsistente y contestable porque ya no hay una finalidad objetiva católica sino interconfesional gnóstico-profana y por lo mismo pluralista. Solo queda la jefatura, la potestad de aquí mando yo como mal menor y a veces mayor. Se comprende que con tales principios a Francisco le cueste rectificar como no sea por la fuerza inapelable de los hechos. Preferir equivocarfse con la Iglesia que acertar fuera de ella ya no es aserto válido porque la Iglesia está en salida, no es autorreferencial y ha dejado de ser Jerárquica en cuanto de Orden Sagrado tal como San Ignacio precisaba en su máxima.
    Francisco confesó en una entrevista que siendo superior en Argentina había tenido momentos autoritarios. Esa personalidad queda.
    Parece de menor importancia, pero la presión que ejerce sobre los súbditos que es todo el episcopado que no pueden respirar con matizaciones por no parecer ni ser acusados de cismáticos es de un riesgo supremo como se viene comprobando en los «procesos» que abre y que el próximo mes se va a manifestar en el miniConcilio deliberante con los Presidentes de las Conferencias Episcopales de la Religión Católica descatolizable y a descatolizar del todo con la expansión conceptual del entramado dialéctico de la Amoris laetitia.
    Parece que en general no se le ha dado toda la trascendencia a este hecho con el tema de fondo a tratar y que abarcará todo el supuesto orgánico respecto a la dispensación sacramental . Ya han salido dos miembros de la Comisión Indagadora sobre la consagración de diaconisas permanentes afirmando que al menos en el primer milenio existieron y que dadas las penurias actuales de dispensadores de los Sacramentos a «la Iglesia» no puede negársele esta solución, sea por retomar la supuesta existencia diaconal femenina, sea por implantación exnovo.
    Estamos en un trance de pérdida de La Fe Católica que ya el Señor predijo y de la que nos previno; pero esa pérdida o mixtificación de La Fe como corpus de Doctrina transcendente sobrenatural no sería posible a menos que los responsables de mantenerla, confirmarla y guardarla indemne sin alteraciones por adición o sustracción, la perdieran o la mixtificaran. Es una evidencia que si no estuviera ocurriendo en la actualidad, ocurrirá en elgún «momento histórico».

    1. JOEL dice: «Estamos en un trance de pérdida de La Fe Católica…» No se olvide que nos quedan los mártires. Sólo en Nigeria más de 450 asesinados recientemente. Sólo en Nigeria porque hay muchos otros paises, generalmente islámicos, con muchos otros casos. Y tocaría preguntarse cada uno de nosotros: ¿qué hacemos por ellos? Teniendo en cuenta lo que ellos hacen por nosotros. Su sacrificio mantiene la Iglesia viva.

      1. Pues sí, Gastón, los mártires; también en China, pero desconsiderados por el Vaticano que eleva a obispos patrióticos, como mínimo cismáticos si es que no también de consagración inválida sin sucesión apostólica, los eleva a obispos residenciales con los católicos antes titulares rebajados a auxiliares que es tanto como anulados. ¿Se escandalizan de los seguidores de Mons. Lefebvre que se les tacha de cismáticos y no se les da ni agua, pero no de la recatolización supuesta que es descatolización real con el engendro iterconfesional interreligioso de los obispos patrióticos chinos al Poder solo por un acuerdo político hilvanado por las maniobras de Celli-Parolin y la inspiración de Francisco sin objetivar en base a qué fe o FE?. ¡La descentralización asamblearia sinodal en fes pluralistas e iglesias inclusivas moldelo anglicano de las autocefalias! La desidentificación de Dios y vuelta al dios desconocido del ágora y del areópago.
        ¿Gastón no lo ve o no le concede importancia mayor a la descatolización manifiesta de la Religión Católica en China como muestra precisamente donde llevan decenios de catacumbas, persecución y muerte por condenas a trabajos forzados? Martires sí, pero a pesar de los deformadores reformistas, un marfirio que clama al cielo mientras se interconfesionaliza La Fe de los Mártires de Cristo por quien dan su testimonio vital católico, no gnóstico interconfesional.
        Que haya mártirfes del Señor no quiere decir que no se esté perdiendo La Fe a chorros. ¿O es que Gastón no lo experimena en su entorno, en su familia, en la sociedad, en la moral, en las conductas de cada dia, en los propios clérigos? ¿O es que no se encuentra confrontado en el «sensus Fidei» con todas las teorías secularistas que campan sin que nadie las contradiga porque hemos de estar pendientes de un solo oráculo como si no hubiera una Fe de la Revelación de Cristo que nos fue transmiida con una ortodoxia y una ortopraxis de Magistgerio perenne siempre fiel a sí mismo hasta que se entró en el Ecumenismo Interconfesional de la Interreligiosidad después de salirse del auténtico Ecumenismo Católico al proclamar a la Iglesia en salida precisamente de católica si no es autorrerencial? ¿Como se lo dirán más claro?
        Si nos queremos olvidar de afirmaciones tales como las de Kasper en la ciudad italiana de Lucca ante el obispo diocesano y público a la escucha del teólogo francsiquita de rodillas al afirmar que Amoris laetitia significaba un giro en la Doctrina de la Iglesia de 180 grados y que suponía regresar a 1.700 años atrás, es que nos hacemos ciegos y sordos por evitarnos lios mentales y tomas de postura muy ingratas, nada cómodas. ¿pero no constituyen esas declaraciones la proclama de la descatolización por considerar erróneaos, equivocados o falseados o impropios 1.700 años de Iglesia católica con la consecjuencia de que ni hubo ni hay continuidad doctrinal ni FE ni Magisterio en la Catolicidad?
        ¿Qué hacemos por los mártires? No hacemos lo esencial que es mantenernos en La Fe de la Religión Católica única verdadera de la Iglesia de Cristo y defenderla y vivirla a capa y espada como lo hacen los mártires de Cristo Dios y Hombre verdadero. Clamar y reclamar nuestro derecho de ciudadanos de la Iglesia a seguir siendo católicos sin interconfesionalizar. No nos otorgan los clérigos ese derecho.
        ¿O es que no estamos reblandecidos sin estar ya plenamente seguros de que La Religión Católica es la verdadera de la Iglesia que Jesucristo cimentó en San Pedro?
        Es nuestra responsabilidad y nuestra tarea que no podemos trasladar a Dios para que nos lo solucione. Escapismos, NO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *