Otro que se les va: el benedictino Hilario Raguer

|

Ver las imágenes de origen

Tenía 92 años.

A mí me parecía especialmente repugnante, Su odio a los mártires, entre los que hubo nada menos que 44 benedictinos, muchos de ellos de su misma comunidad, basta para retratar al personaje.

<

Aunque pueda comprender el asco de no pocos hacia su persona encomendemos su alma a la misericordia de Dios.

https://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=38754

 

Comentarios
9 comentarios en “Otro que se les va: el benedictino Hilario Raguer
  1. Nuestro Señor Jesucristo único Dios verdadero nos conceda la gran Misericordia de vernos libres de las ataduras satanicas en las que se encuentra subyugada la Santa Iglesia Católica y Apostólica.

  2. El servicio de Raguer a la causa secesionista no ha conocido límites. Se cita su desprecio a la memoria de los monjes asesinados, a los miles de mártires cuyo nombre aparecido en el libro de los beatos y santos. Por tales, por testigos de la fe. Frente a ese dato él, sabido es, que murieron por razones políticas, no por odio a Dios y a su santo nombre. Pero no voy a insistir en esa miseria.

    Quiero centrarme en un detalle genuinamente nazi, cuyos exponentes más conocidos son Pujol y Torra. Pujol cuando habla de los andaluces como personas deconstruidas, no enteras, manipulables, primitivas. Torra considera a los españoles, catalanes o no, como bestias con rostro humano, con un ADN deficitario. Para entender bien semejantes pulsiones nazis que subsisten, inconsciente o conscientemente en los separatistas, con grados universitarios pontificios o civiles, hay que conocer la historia de esa postura que tiene un momento álgido en el alcalde de Barcelona, el médico Robert, que en su peculiar craneometría consideraba el cerebro de los catalanes distinto, muy superior, al encéfalo de los españoles. Robert tuvo la réplica en un catedrático de anatomía y puntal de la neurología en la Universidad de Barcelona, se llamaba Santiago Ramón y Cajal, que se lo tomó a rechifla y develó las mentecateces de Robert. Recuérdese que, andando el tiempo, Cajal, que había avanzado su teoría de la neurona en aquellos tiempos en la ciudad condal, lo que le valió el Nobel, rehizo su testamento. Le negó la partida que había legado en otro anterior a la Universidad catalana por su deriva separatista. Hablando de España y de sus males nuestro científico eximio había escrito aquello tan vibrante de «A patria chica, alma grande».
    Raguer pertenecía a la sección monástica y clerical en general de ese nazismo. El que caracteriza a los monjes de Montserrat, algunos de Poblet, los obispos Planellas, Vives, Pardo y Novell, a los tropecientos clérigos que firman declaraciones en pro de la secesión, de unos supuestos derechos a la independencia, y demás proclamas evangélicas. ¿De qué modo lo hacía Raguer? Acusando al clero de España de haber escogido esa vía para poder vivir. A diferencia de los curas catalanes, dejó escrito, que eran cultos, procedían de familias ricas, los sacerdotes de Castilla –pongamos del Burgo de Osma, particularizo yo– habían entrado en los seminarios para huir de la trilla y la rudeza del campo. Era un clero inferior, de baja estofa. En cierta ocasión, a modo de réplica, le indiqué que yo estaba plenamente de acuerdo, pues el cura de mi pueblo de mi infancia en la Garrotxa –entre Besalú y Olot– era un campesino ampurdanés de Cistella (junto a Figueras), había hecho la carrera siendo fámulo en el Seminario de Gerona (fámulo era el seminarista que limpiaba las habitaciones y servía a la mesa), en fin, todo un aristócrata. Y, como él, varios de la cuenca del Fluviá que uno conocía por sus paseos en bicicleta, nuestra diversión infantil.

    Nazis con cogulla, con fajín (a derecha o izquierda), con mitra.
    Déu l´hagi perdonat. I em perdoni.

  3. D. Paco Pepe es ud muy benévolo, misericordioso al pedir por su alma, sabiendo que este personaje era más QUE MISERABLE E IMPÍO…
    Todos vamos a morir… Dicen que solemos morir según vivimos. Perdonen mi falta de piedad ante este impostor y peor cura… YA ha sido JUZGADO POR EL SEÑOR DE LA HISTORIA… El si que sabe de historia y no este… «Quasimodo», impostor, fanático, embustero, sectario y lo que es peor, un inmisericorde ante SUS HERMANOS MARTIRIZADOS EN EL GENOCIDIO/ HOLOCAUSTO de nuestra guerra civil… ha vivido, quizás a»cuerpo de rey»pero su cuerpo ya empieza a ser corrompido y su alma, SÓLO DIOS SABE DONDE ESTARÁ… LAS MUY MALAS ACCIONES SE LAS LLEVARÁ CONSIGO A LA OTRA VIDA…
    por mi parte me alegra ver que un gran sinvergüenza menos haya en la ABADÍA BENEDICTINA DE MONTSERRAT. Quiera Dios que los que queden se conviertan al verdadero Dios:Cristo y se dejen de politiqueo. Me pregunto si Raguer, como tantos, fue un infiltrado dentro de la Iglesia… El caso es que uno menos. Que Dios le de su merecido por el mal continuado que fue haciendo y sirva para replantearse su vocación muchos «coleguillas» de ese lugar que dio muchos MÁRTIRES A LA IGLESIA.

  4. Pésimo historiador al que el resentimiento hacia los católicos españoles de los años 30 empujaba a intentar reescribir la Historia blanqueando al Frente Popular (aunque sin demasiado éxito). Debió de infectarse en Montserrat bebiéndoselo a grandes tragos junto con el separatismo, porque su familia era beata y de derechas, como suele ocurrir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *