PUBLICIDAD

Otro más, magistral, de Aberasturi

Comentarios
30 comentarios en “Otro más, magistral, de Aberasturi
  1. Es muy probable que tú te entiendas, Carlos; es más: estoy convencido de ello. Otra cosa es si te explicas, o si llegamos a entenderte los demás. En esto te puede pasar lo que denuncia san Pablo respecto a los que hablan lenguas: que si los demás no les van a entender, que se callen: que, para ese viaje, no hace falta que hablen… Te empeñas en ver en san Josemaría lo que no hay; de entrada, porque vas a sus «intenciones ocultas», que ya es ir; y, en segundo lugar, por poner a los del Opus Dei también unas «intenciones» que no sé de dónde te las sacas, aunque te puedan parecer «coherentes» con tus explicaciones y con tus entendederas. Cosa muy distinta, e imposible de probar, que aciertes. Y en este plan, lo que escribes puede muy bien ser y quedarse en «poesía», que se te da muy bien.

    1. Padre.No ha entendido nada,nada,nada.
      ¿De dónde saca que voy a las intenciones de san Josemaría,ni ocultas ni patentes?
      Me he limitado a expresar que alguna afirmación y predicación suya,puede dar pie a confusión;no que él pretendiera crearla.
      Tampoco he puesto ninguna intención en los socios de la Obra:He descrito un hecho psicológico general,que atañe a tantas y tantas personas,y contra el que no creo que estén vacunados tales socios.
      Si es imposible probar que acierte en mi análisis,también lo es probar que no acierte.
      Entonces,¿callar?
      Pensé que estabamos en un foro de hombres libres;por hombres,y por hijos de Dios(San Josemaría dixit).
      Se debe callar un pecado;y no siempre…
      Pero no una práctica errónea,que- a la larga- mina,enturbia,confunde…la Fe.
      Doy por hecho que no soy bueno expresando.Pero constato que usted no lo es mejor entendiendo.
      Recapitulando en lo concreto:La perversa y destructora papolatría que nos envenena no ha nacido por generación espontánea.Que cada quien medite,y aguante su vela…
      Con respeto y cariño,

      1. Doy por cerrado mi «debate» con Carlos, pues con uno que se enroca, sí o sí, en sus sapientísimas, ponderadas, justas y atinadísimas certezas («él sí se entiende», afirma), que van más allá de los hechos, y que como defensa principal acude a que los demás no entienden nada de nada, no merece la pena seguir dándole cancha ni al tema ni al personaje.
        Un cordial saludo.

  2. Y aunque un ángel os dijera
    -vistiendo un turno de luz-
    otra cosa que La Cruz…,
    ¡del mismo infierno viniera!
    Que la Enseñanza que os di,
    -aunque en humildes cacharros-,
    no hay que ensuciarlas con barro,
    como aprendiste de mí…
    Ni una tilde,ni una coma;
    ni un borrón;ni una fisura.
    Hay que Guardar la Escritura,
    aun a despecho de Roma.
    Los Profetas,los tenemos.
    Los Mártires, que son tantos.
    Los Confesores.Los Santos.
    Los Ángeles que no vemos.
    Los Concilios celebrados
    antes de cierto esperpento;
    desde Nicea hasta Trento,
    con tantos frutos sellados.
    A Nuestra Madre y Señora
    Mediadora y Medianera;
    que ya en el Cielo Pionera,
    nos protege Intercesora.
    Al Hijo de sus Entrañas,
    Luz de Luz,Dios Sempiterno.
    Que nos libra del averno,
    a pesar de las patrañas.
    Y al Padre y al Pneuma Santo,
    que con sus Ojos nos Velan.
    Y es tanto lo que Se Celan,
    que nos Cubren con su Manto…

  3. ¡Pero si hasta de los diez mandamientos, escritos por el mismo dedo de Dios, la Iglesia ha hecho una versión propia, con varias y llamativas diferencias respecto de la versión original, para adaptarlos a los mandatos de Jesucristo! ¡Por supuesto que todo lo que ate y desate el sucesor de Pedro queda atado y desatado! aunque siempre que lo haga en la forma estipulada por la Iglesia y que no incurra en excomunión o sea un antipapa. Pueden estar todos tranquilos, que Dios garantiza con esas palabras que no se ate ni se desate lo que no se debe, aunque algunos lo intenten.

  4. Corrijo un error, cometido en la urgencia de salir al paso a lo que has escrito sobre san Josemaría. Lo de la «trinidad de la tierra» lo dice respecto a José, María y Jesús, en este orden. Y lo explica, marcando un itinerario espiritual a sus hijos del Opus Dei: «hemos de ir de José a María, de María a Jesús, y de Jesús a Dios Padre y a Dios Espíritu Santo». Lo que citas como «trinidad» y da paso a tu comentario, lo señala san Josemaría como «mis amores en la tierra: Jesús, María, el Papa». Personificando en el Papa, no solo su ser «Cristo en la tierra», que por supuesto, sino la propia Iglesia.

    1. Naturalmente.No he dicho en ningún momento que san Josemaria dijera que Dios,María y el papa formen la Trinidad de la tierra.Pero colocarlos,uno tras otro,como sus tres amores, está claro que ha inducido a confusiones malsanas.No todo el mundo tiene las ideas tan claras como las tenía nuestro Padre.Si yo digo que mis tres amores son mi madre,mi directos espiritual,y mi profesor de filosofía y literatura- que me enseñó a amar tanto una y otra-,no miento.Pero puedo estar sugiriendo que los tres son casi intercambiables entre sí.

      1. Recapitulando.
        1.San Josemaria,ciertamente,sólo llamó de modo explícito Trinidad de la tierra a Jesús, María y José. Nada nuevo,pues hasta en arte se hace tal cosa.Me viene a la mente el soberbio altorrelieve expuesto al culto en san Ildefonso de Sevilla,conocido como Las dos Trinidades,y salido de las gubias de Mesa o de Montañés.
        2.Pero hablar de «tres Amores» evoca,volens,nolens,una triada que,si no se acota bien,puede llevar muy lejos.Ni siquiera son tres peldaños de escalera,ni de pódium,toda vez que Dios es Infinitamente Mayor que su Madre;y Esta está a años luz por encima del mejor de los papas.
        3.Como he dicho tantas veces,en la polémica antiprotestante hubo que tirar tanto,tanto,contra la herejía, que se cayó en ciertos excesos,al menos en la predicación. Nada nuevo,pues Arrio engendró a Sabelio;y Nestorio,a Eutiques.
        4.No obstante,ante la grandeza del Maestro-y Diestro,por lo valiente- Aberasturi,me descubro rendido.Lo mío son rebuznos;y lo suyo,endecasilabos,»versos heroicos», por decirlo con san Josemaria.

        1. Y por cierto.El papa no es Cristo en la tierra:Ni «dulce»,ni salado, ni medio pensionista.Entre otras cosas,porque ni Pedro era Cristo,ni Cristo era Pedro.La famosa frase de la Doctora de Siena,si no es una licencia poética,es un despropósito prosaico.
          ¿Ve padre?.Cosas como ésas han alimento al monstruo papolatrico,convirtiendo al papa en un despótico demiurgo.
          Cuando el papa no co serva la Fe integra,ni confirma en Ella,es aplicable esa prueba del 9 que nos dio Nuestro Señor:Por sus frutos los conoceréis.Afirmacion rotunda que es mucho más óntica que moral…

          1. Item más
            Los latines que me he permitido transcribir, no están sacados directamente-aunque «beban» de él-del Símbolo Atanasiano(que me alegra saber que los curas de la Obra rezan una vez al mes),sino de esa hoy tan denostada Misa «tridentina»,que los buenos sacerdotes Ofician a diario;como también hizo S.Josemaría hasta el final de su vida,pasandose la boutade bugniniana por el forro de…(Sí:¡Los santos también tienen escroto,para tranquilidad de todos!).

  5. Muchísimas gracias, de nuevo, don Francisco José. Usted sí es magistral. Yo, hago lo que puedo. Eso sí: afición, no me falta. Entre otras cosas, claro.

  6. Aberasturi ve claro
    lo que laico juzga oscuro.
    Y por lo tanto es seguro
    que el primero el que es faro.
    Pues su luz no es que sea propia;
    sino que,fiel,la refleja,
    de la Llama que la Deja
    en él,que tan sólo es copia…
    Mientras laico,cual vasallo
    de la noche tenebrosa,
    negra juzga ser la cosa;
    cual negro es su torpe ayo…

  7. Ha recalado en el blog
    un «laico» con tanto brillo,
    que va exhalando tufillo
    a un arrupismo feroz.
    Y aquí hará nuestras delicias,
    como bufón monigote.
    A no ser que se dé al bote
    al comprobar nuestras pifias.
    Mas, mientras tanto,promete
    ser la ocasión divertida.
    Que yo pienso ser «laicida»
    con mi afilado estilete…

  8. Vaya.
    Tenemos un nuevo payaso tratando de hacernos marcaje.
    Y van ya…?
    A ver lo que dura este bobo con infulas de Renan.
    Afilemos las espadas,
    que el necio busca pendencia.
    Y demos a su demencia
    dos docenas de estocadas….

    1. Pues va a ser que no,Carlos I.
      Como buen camaleón,
      vas cambiando de piel.
      Y viertes toda tu hiel
      en nuestro gran Torreón.
      Vano intento,infructuoso,
      que no va a dar resultados;
      pues estamos vacunados
      contra las cosas de un oso.
      Ya ladres,o ya rebuznes ,
      nos la va a traer muy floja.
      Tu palabrería es coja.
      Tu idiocia,el pico de Bulnes…

  9. No tan clarito. Leyendo a Mateo un poco más adelante, el poder de atar y desatar es atribuido a la comunidad reunida en nombre de Cristo, sin necesidad de mandases que la pastoreen. Y para que a Pedro no se le suban los humos a la cabeza, Juan, en el episodio de Lázaro le atribuye a Marta la confesión de que Jesús es el Cristo.
    El Vaticano I se quedó cortito olvidando la colegialidad y la sinodalidad que pertenecen a la estructura básica de la comunidad cristiana que luego, muy luego, se llamó Iglesia.
    Tienen ustedes un serio problema con el texto literal integro de la Sagrada Escritura.

      1. Sólo un detalle más. En los cuatro evangelios, piedras cimiento de la comunidad cristiana son todos aquellos que confiesan que Jesús es Cristo; varones, mujeres, judíos o paganos.
        El colegio apostólico desaparece del mapa sin dejar rastro el año 70.
        Los que dejan huella son creyentes nuevos como Pablo y las mujeres y varones de sus cartas.

        1. No es que no sepas de Teología. Tampoco de arquitectura.En todo edificio,cada piedra cumple su función específica, cada piedra «aguanta».Lo que no significa que la función de cada una sea equiparable ni de lejos.Una es la piedra angular otra es la clave de la bóveda ,otras las impostas de las que arranca un arco…;y así, sucesivamente.
          Ya el Pastor de Hermas,padre apostólico, ofrece al respecto una imagen muy sugerente.

        2. Todo lo que dices no tiene ni pies ni cabeza. Serás «laico», que no te lo discuto. Pero, o eres un «ignorante profundo» que va de «sabio», o eres un «inconsciente audaz» que se lanza al vacío sin red, o eres un «dañino zizañador» que pretende, no solo sembrar en campo ajeno, sino destruir la buena semilla en lo ya sembrado.

    1. O quizá lo tienes tú, que seguramente es lo más probable. Lo que dices del atar y desatar en el marco de la comunidad es totalmente falso; y no es asumible, por tanto, como «católico». Y el que Marta haya dicho lo mismo que Pedro, no quita para que Pedro lo haya dicho. Aparte que, dicho por Pedro o dicho por María, siendo la afirmación la misma, no tiene el mismo peso: para nada: Pedro no está a la misma altura que Marta, o que tú o que yo.

      1. Sr. Aberasturi: Me limito a leer el texto de los evangelios y a reproducir su sentido literal. Ahórrese sus juicios de intenciones y sus argumenta ad hominem. Son golpes bajos. Gracias.
        Sr. Carlos Núñez Díaz: Mientras quien puede hacerlo me lo permita, intervendré cuando me plazca. Soy viejo en esta plaza y su causa «tradi» siempre me pareció muy, digamos, «romántica», como de «gerifaltes de antaño» o de partidarios de D. Carlos VII. Por favor: deje de hacer versos. los hace ud. muy mal.

  10. Muy de acuerdo,padre Aberasturi.
    Pero seamos «marxistas impostados» por un segundo,y hagamos autocrítica.
    Cuando nuestro queridísimo S.Josemaria tantas veces insistía en la «trinidad» Cristo-Maria-El papá,sin duda no estaba siendo consciente de los truenos que encerraba tal caja de Pandora.Al menos,expuesta así, sin mayores distingos.Porque la Única Trinidad Real ,e imparangonable,es la de Dios:»verae sempiternaeque Deitas…in essentia unitas,et in majestate adoretur aequalitas…».De Dios,Increado,a la mejor de sus Creaciones–La Virgen-,media un trecho infinito.Y de Esta al papa,media un grandísimo trecho. Sólo a la luz de esa heterogeneidad radical entre esas Tres Realidades,se evita caer en lo que desgraciadamente hemos caído.
    San Josemaria no fue el único, sino un suma y sigue de una larguísima «tradición «,sin duda propiciada por el cisma de Oriente,primero; y por la herejía protestante después. Creo recordar que el mismo Iñigo de Loyola tiene alguna afirmación al respecto de Aurora boreal.

    1. O quizá juzgas a san Josemaría yendo más allá de lo que él va. San Josemaría habla de «Jesús, María, el Papa», como la «trinidad DE LA TIERRA»: o sea, que SÍ hace sus «distingos», y lo distingue perfectamente. Para nada pretende «sustituir» o «salirse» del Misterio Trinitario, ni de la Teología Trinitaria -antes se mordería la lengua-, que no solo conocía a la perfección; además, en el Opus Dei, se reza todos los meses, el tercer Domingo, ese Credo que citas. O sea: que tendrás que sacarlo de esa «tradición» a la que aludes, pues te equivocas totalmente. Y creo que sé de lo que hablo.

      1. Hay un hecho psicológico bastante probado por la experiencia:La necesidad casi imperiosa de paradigmas terrenos.La figura del líder se da en prácticamente todos los grupos humanos;¡hasta en los anarquistas!.
        Pienso que en la Obra se pasó de la sombra de san Josemaria( tentación contra la que él mismo tantas veces bramó),a la de Juan Pablo II.El horror vacui del barroco,en lo psicológico se traspone en un horror a la orfandad,que en el ámbito cristiano revela una Fé muy débil y menesterosa.Como ni una de las Palabras de Nuestro Señor es gratuita,se entiende que regalara a quien le llamó Maestro Bueno:Pues aunque naturalmente Él Es Bueno,lo Es en tanto que Dios;no en tanto que un maestro humano más. En estas materias todos los distingos son pocos,porque todas nuestras flaquezas(también psicologicas),son muchas…

        1. Vuelvo a no estar de acuerdo con lo de la debilidad psicológica, hablando del Opus Dei y la necesidad de paradigmas. Esta necesidad es propia de todo ser humano; por tanto, común a todos, sean de lo que sean. San Josémaría es el Fundador. Y san Juan Pablo II fue el Papa Santo desde el primer día, y mártir.
          Con la Virgen es imposible exagerar: nuncuam satis!
          O sea, que deberías moderar tus ímpetus, y ajustarlos a la realidad.

          1. Padre,creo que no me entiende.
            El hecho psicológico,tantas veces constatado,efectivamente es universal.Pero co o los hijos de la Obra son también seres humanos(¡ espero!)no escapan a tal debilidad.
            Naturalmente que de Nuestra Señora NUNQUAM SATIS.Pero en el bien entendido de que tal cosa no es porque Ella sea Infinita sino porque nuestra poquedad siempre se quedará corta al hablar,pensar y sentir de Ella.
            Ni es un exceso verbal decir que la «distancia ontica» entre Dios y Nuestra Señora es infinita. Ni decir que la que hay entre Ella y el mejor de los papas es abismal.Aunque siempre insuficientisima ,tal vez pueda ser aplicado a ese Ser Único que Es la Virgen las palabras que el gran Pascal dedica al ser humano :Una nada ante el macrocosmos;un todo frente al microcosmos.
            Bueno,creo que lo he acabado de liar.Pero yo me entiendo.
            Los teólogos lo reducen a tres vocablos:Latria.Hiperdulia.Dulia.En esa inefable e impensable proporcion.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *