Otro jesuita vergonzoao

|

Imagen de apertura este muchísimo. No es El País fuente de mucho crédito pero de ser cierto lo que dice, la Compañía de Jesús queda muy mal parada. Porque no fueron solo los pedófilos  una verfenza repugnante sino también quienes conociendo esas conductas las encubrieron e incluso las autoridades que no se enteraron de nada cuando la basura era tanta.

https://elpais.com/sociedad/2024-06-16/los-manuscritos-de-charagua-la-investigacion-que-los-jesuitas-ocultaron-sobre-el-misionero-pederasta-que-registraba-sus-crimenes.html

 

<
Comentarios
4 comentarios en “Otro jesuita vergonzoao
  1. TV3 y 3Cat estrenan ‘La fugida’, un retrato sobrecogedor sobre los abusos de los jesuitas en Barcelona que exportaron a Bolivia

    El programa de documentales ‘Sense ficció’ y la plataforma gratuita recogen el testimonio de víctimas de Barcelona y denunciantes del país latinoamericano

    El documental ‘La Fugida’ sigue el rastro de los jesuitas pederastas Lluís To y Francesc Peris en Bolivia

    Los directores de ‘La fugida’ sobre los abusos en los Jesuïtes: «Habrá un efecto dominó»

    https://www.elperiodico.com/es/tele/20240617/estreno-tv3-3cat-fugida-documental-abusos-jesuitas-barcelona-bolivia-103905821

  2. No es un caso de otra época. Roma murió en 2019. Muchos de sus superiores siguen vivos. No me vale con que la Compañía «reconozca» y «pida perdón». Las personas que alegremente le sacaron de Cataluña y le mandaron a Bolivia sin ningún tipo de control, para que estuprara a placer a las cholitas, deberían ser sometidas a juicio. Reducidas al estado seglar y/o condenadas a prisión. ¡Qué mierda es esta!

    1. Al parecer no hubo penetración, según lo que se lee en los extractos de sus manuscritos, encontraba placer en verlas en ropa interior, fotografiarlas, y fue cuando intentó tocar las partes de una niña, y esta reaccionó con llanto, que se dio cuenta de la gravedad de sus actos.

  3. Las estadísticas jesuíticas en materia de abusos sexuales así como de encubrimiento rampante (véase el reciente caso Rupnik) son de las peores, y sin embargo nadie pide disolverlos, ¿por qué será?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *