PUBLICIDAD

Otra Cruz que quieren derribar

|

Cruz en Baracaldo.

Ahora en Baracaldo:

https://www.religionenlibertad.com/espana/420836850/baracaldo-peligra-cruz-cabo-quilates-religiosos-martires.html

¿Y a los obispos ni se les espera? ¿Les importan un bledo las cruces? Con obispos así ¿para qué queremos obispos?

Comentarios
6 comentarios en “Otra Cruz que quieren derribar
  1. Hace ya muchos años que los obispos, que llevan la cruz pectoral como insignia de su episcopado, la esconden en el bolsillo de la ridícula camisa de traje protestante llamado clergyman.
    Si esconden su cruz, ¿que no harán con estas?
    Está claro que la solución es cortar el grifo, ya veríamos cómo defienden la fe con uñas y dientes.

  2. Es todo muy triste. Hace muchos años atrás parecía que se había olvidado la saña con que se torturó y masacró a nuestros hermanos en la Fe. Se había pasado página. Hubo una reconciliación. Como nieta de la guerra, con todos todos los sufrimientos que pasaron mis padres y abuelos ( las dos ramas familiares) y AHORA tener que remover tanta CRUELDAD. Si realmente la Iglesia en España SILENCIA, SILENCIA Y SILENCIA… Imploro la ayuda de NUESTROS MÁRTIRES porque estamos más que necesitados. Los Obispos con su silencio cómplice darán grave cuenta de ello ante EL TRIBUNAL DE DIOS.

  3. Es obligatoria para todo católico de buena fe la lectura en Adelante la Fe de la entrevista a Viganó porque suministra ciertas verdades que todo hombre debe tener presente para conocer la realidad en que vive, la entrevista se publicó hoy 09/03/21 y pedimos que difundan la misma para su lectura y para que los católicos comiencen a pensar y no fingir una ingenuidad con la que está empedrado el camino al infierno.

  4. En una sociedad hedonista, sin valores de ningún tipo, es normal que derriben la Cruz de Cristo; satán se retuerce al verla, y ya se encarga de mover a sus lacayos para derribarlas …. pero los que tienen que defenderla, ¿serán también sus lacayos? lo comento por su indiferencia y silencio ….

  5. La Iglesia está en liquidación por derribo. Por cierto, 9 de marzo, casi un tercio del mes se ha ido y de Su Excelencia el señor nuncio no se ha vuelto a saber; de su baraja de cartas, tampoco. Tras un primer año frenético de creación de vacantes, ahora parece que toca «estar a verlas venir». Mientras tanto, la situación empeora de día en día en la Iglesia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *