PUBLICIDAD

Otra bronca del Papa. Esta vez al episcopado mejicano

|

Ya se lo sospechaba un cardenal mejicano emérito cuando hace unos días pedía al Papa que no abroncara a los obispos de su patria. Pues fue igual si damos crédito a la información de El  Mundo: http://www.elmundo.es/internacional/2016/02/13/56bf60ff268e3e0c7e8b463a.html Y si no fuera cierto lo que dice el periódico que el Vaticano reclame una rectificación que inmediatamente recogería. Decirle a los obispos mejicanos que sean hombres es duro en aquellas latitudes bastante machistas. No he visto persona que con la misericordia permanentemente en la boca atice más reprimendas que el Papa Francisco. Aunque no pueda decir que a diestro y siniestro porque en eso todas van en la misma dirección. Únicamente a diestro. Los amores son para los otros. Me imagino que los obispos mejicanos, seguramente el mejor episcopado de Hispanoamérica, habrán quedado contentos. El País también lo recoge: http://internacional.elpais.com/internacional/2016/02/13/mexico/1455378656_618544.html Y Lombardi, como siempre, intentando recomponer los añicos. Papelón el suyo: http://www.periodistadigital.com/religion/america/2016/02/14/el-portavoz-del-vaticano-iglesia-religion-dios-jesus-papa-mexico-catedrla-obispos.shtml

Comentarios
0 comentarios en “Otra bronca del Papa. Esta vez al episcopado mejicano
  1. Como al Papa le ha dado por hablar casi exclusivamente en italiano desde que fue elegido, al leer algunas declaraciones suyas pensaba que estaban mal traducidas, pero por lo visto no: simplemente se inventa palabras, como «consorterías», que no sé ni qué significa, ni de qué idioma será, pues en español no existe. Aunque, por otro lado, si sólo se inventase palabras nos iría mejor a los católicos.

  2. Por favor: ¿Me pueden aclarar si, al decirle esto al Papa, le echo bronca o no?
    «Su Santidad, no pierda, entonces, tiempo y energías en las cosas secundarias, en las habladurías e intrigas, en los vanos proyectos de populadidad, en los vacíos planes de hegemonía, en los infecundos clubs de intereses o de consorterías…»

  3. Se puede decir las cosas claras y ser misericordioso. El catolicismo en Mexico ha sufrido mucho, por culpa de los obispos y de Maciel, y todo bajo la inoperancia de Juan Pablo II. Es necesaria una absoluta renovación. Creo que esta vez Francisco lo ha hecho bien

  4. Yo echo de menos que el Papa se aplique un poco a si mismo lo que predica a los demás.
    ¿Por qué no se encara con Dannels depues de las gravísimas acusaciones que hizo en su contra? ¿Acaso va de frente el Papa y de cara? En esto tan grave desde luego no.

    ¿Y en el Sinodo? ¿Va de cara el Papa? ¿Le dijo a Kasper y sus mariachis que fuesen hombres y que se enfrentasen de cara? No y eso que muchos de los amigos de Kasper son estrechos colaboradores del Papa.
    En cualquier caso si yo fuese Obispo y el Papa me dice eso pensaría que lo que dice un señor mayor que es incapaz de explicar a una luterana porque no puede comulgar en una mísa católica o que llama a Kasper Gran Teólogo, ergo que tiene principio de Alzeimer si es que quiero ser bienintencionado.

  5. Hala a echar escaleras abajo los cuerpos de los sacrificados a los demonios amerindios y a las pachamamas y a pedir perdón por haber acabado con estos costumbristas espirituales de los pueblos . Vergonzoso y espeluznante lo de la vuelta a los orígenes. Y suicida.

  6. y hablando de diccionarios; cuanto costara el Nuevo Diccionario Español-Bergoglio Bergoglio-Español? ya quisiera comprarlo para comprender el magisterio ambiguo y confuso de bergoglio.

  7. Por poner un ejemplo:

    Discurso de Juan Pablo II a los jóvenes chilenos en el Estadio Nacional de Santiago en 1987.

    «Se debe rezar para vencer la muerte. Se debe rezar para lograr una vida nueva en Cristo Jesús.
    No permanezcáis pasivos; asumid vuestras responsabilidades en todos los campos abiertos a vosotros en nuestro mundo. ¡Asumid vuestras responsabilidades! Estad dispuestos, animados por la fe en el Señor, a dar razón de vuestra esperanza.
    Amados jóvenes: Luchad con denuedo contra el pecado, contra las fuerzas del mal en todas sus formas, luchad contra el pecado. Combatid el buen combate de la fe por la dignidad del hombre, por la dignidad del amor, por una vida noble, de hijos de Dios. Hacedlo con plena conciencia de vuestra responsabilidad irrenunciable.
    ¡Cuántas energías hay como escondidas en el alma de un joven o de una joven! ¡Cuántas aspiraciones justas y profundos anhelos que es necesario despertar, sacar a la luz! Energías y valores que muchas veces los comportamientos y presiones que vienen de la secularización asfixian y que sólo pueden despertar en la experiencia de fe, experiencia de Cristo vivo, Cristo muerto, Cristo crucificado, Cristo resucitado.
    ¡Jóvenes chilenos: No tengáis miedo de mirarlo a El! Mirad al Señor.
    No puede haber auténtico crecimiento humano en la paz y en la justicia, en la verdad y en la libertad, si Cristo no se hace presente con su fuerza salvadora. No tengáis miedo a las exigencias del amor de Cristo. Temed, por el contrario, la pusilanimidad, la ligereza, la comodidad, el egoísmo; todo aquello que quiera acallar la voz de Cristo.
    Mirad a Cristo con valentía, contemplando su vida a través de la lectura sosegada del Evangelio. No dejéis de formar vuestra conciencia con profundidad, seriamente, sobre la base de las enseñanzas que Cristo nos ha dejado y que su Iglesia conserva e interpreta con la autoridad que de Él ha recibido.
    Cristo nos está pidiendo que no permanezcamos indiferentes ante la injusticia, que nos comprometamos responsablemente en la construcción de una sociedad más cristiana, una sociedad mejor. Para esto es preciso que alejemos de nuestra vida el odio; que reconozcamos como engañosa, falsa, incompatible con su seguimiento, toda ideología que proclame la violencia y el odio como remedios para conseguir la justicia.»
    .
    ¡Menudo pedazo de bronca que les calcó el Santo a los jóvenes chilenos!.
    .
    Les dijo:
    «No permanezcáis pasivos; asumid vuestras responsabilidades en todos los campos abiertos a vosotros en nuestro mundo. ¡Asumid vuestras responsabilidades!
    Luchad con denuedo contra el pecado, contra las fuerzas del mal en todas sus formas, luchad contra el pecado.
    No puede haber auténtico crecimiento humano en la paz y en la justicia, en la verdad y en la libertad, si Cristo no se hace presente con su fuerza salvadora. No tengáis miedo a las exigencias del amor de Cristo.
    No dejéis de formar vuestra conciencia con profundidad, seriamente, sobre la base de las enseñanzas que Cristo nos ha dejado y que su Iglesia conserva e interpreta con la autoridad que de Él ha recibido.»
    .
    Eso es una reprimenda.
    .
    (Y lo demás tonterías)

  8. Natanael, el Papa, entre otras cosas, ha dicho a los obispos mejicanos: «No pierdan, entonces, tiempo y energías en las cosas secundarias, en las habladurías e intrigas, en los vanos proyectos de carrera, en los vacíos planes de hegemonía, en los infecundos clubs de intereses o de consorterías. No se dejen arrastrar por las murmuraciones y las maledicencias».
    .
    Esto se llama reprimenda.

  9. Pues gracias al buen hacer de Hermenegildo me he leído el discurso completo: ¡centrado y precioso!. No le falta su punto de retórica poética.
    Efectivamente y siguiendo la justicia -a cada uno lo suyo- creo que el blogger y otros no se lo han leído y han debido leer las noticias sesgadas de los periódicos. Si se habla en serio -y un sitio como éste debería serlo- hay que ir a las fuentes.
    Ni bronca, ni cultura amerindias, ni nada. El párrafo que les dedica a los obispos para que «discutan como hombres «, aquí lo pego «Si tienen que pelearse, peléense; si tienen que decirse cosas, se las digan; pero como hombres, en la cara, y como hombres de Dios que después van a rezar juntos, a discernir juntos. Y si se pasaron de la raya, a pedirse perdón, pero mantengan la unidad del cuerpo episcopal».Y de las culturas amerindias un ligero recuerod que creo acertado, nada de volver a ellas en lo que no corresponde.
    Cualquier varón entiende estas palabras, y no se si lo harán las mujeres más proclives a guardar las formas y esconder resentimientos largs o perpetuos. No se mete para nada con pretendidas hombrías o no, habla sencillamente de cómo se discute noblemente siendo un varón. Así lo hizo por ejemplo San Pablo con San Pedro. Y la nobleza masculina actúa así: se dice lo que haya que decir, procurando no ofender, y luego se sigue siendo amigo y, sobre todo rezando al mismo Padre y la misma Madre. O dicho en román paladino: al pan pan y al vino vino.
    Hace mucho que no leía nada entero del Papa. Me ha encantado. Desde luego no voy a leer las reseñas y dimesdiretes de los periódicos interesados.
    No sé que habrá tenido que decir Lombardi pero, si ha tenido que aclara algo, o lo ha hecho para lerdos, o para varones aguados, que la caridad de la Iglesia llega hasta esos menesteres. Laus Deo.

  10. Seguimos en muchos casos confundiendo deseos con realidades e intentando, mediante complicados juegos de palabras, convencernos de que el Papa Francisco no dice lo que dice. Para evitar las informaciones que pueden interpretar mal sus palabras, procuro opinar sobre el Obispo de Roma una vez le he escuchado, con el riesgo evidente de equivocarme como cualquier persona. En esta ocasión, el Papa Francisco ha soltado una perorata al episcopado mejicano a la vez que les echaba una bronca. Esto es así. Supongo que cuando su Santidad vaya a conmemorar el aniversario de Lutero abroncará igual a los representantes de éste.

  11. Estas cosas no ayudan al gobierno, comunión y colegialidad; los periódicos ya tienen el titular. El Papa está también para dar palabras de ánimo y reconocimiento a sus colaboradores más directos.

  12. Alguno de los que comenta aquí escuchó o leyó INTEGRAMENTE la alocución del papa a los obispos Mexicanos? O hacen sus análisis en base a dos líneas resaltadas por la prensa secular?

  13. Personalmente veo bastante normal el discurso que el Papa ha dado a los obispos Mexicanos. Lo que no veo tan normal es que haga publico ese discurso, sabiendo que la prensa haría carnaza de cualquier cosa susceptible de ello. Cabe recordar que fue el mismo Papa el que no quiso que se publicasen las opiniones de los obispos en el reciente sinodo de la familia precisamente para evitar lo citado anteriormente. Para algunas cosas parece que se quiere publicidad, mientras que para otras se quiere opacidad. Ese doble rasero demuestra parcialidad y tendenciosidad.

  14. Me pregunto si Su Francisquidad se ha planteado alguna vez que sus broncas pueden tener efectos contraproducentes.No sé si nos hace falta un pontífice avinagrado.Cuando deje de serlo, espero que el sucesor no sea un calzonazos buenista y bobalicón y que los cardenales no se vayan al otro extremo.Entre un papa furibundo y otro bobo hay un amplio margen de maniobra.Por eso pido algo tan simple como esto: uno que se sepa muy bien la doctrina, el catecismo y el cógigo canónico y los aplique con contundencia contra tirios y troyanos.O eso, o veo muy mal, cada vez peor, el futuro de la Iglesia.

  15. Decir que el episcopado mexicano es el mejor de Latinoamérica es de risa como se ve que no sabe ni de lo que habla pero bueno, no podríamos tener obispos más mediocres en su mayoría y apegados al poder y el dinero, que más que obispos actúan como capellanes de los políticos de los empresarios y en el peor de los casos de los narcos, sus Fuentes de México lo están no engañando sino burlándose de usted para que le hagan escribir semejante tontería. No sería la primera vez, también cree que el cardenal de Paolis hizo una gran labor en «reformar» a Legion

  16. Los articulos de periodico estan tendenciosamente escritos, sacando aisladamente las frases de contexto, exaltandolas aisladamente, con el unico objetivo de enfrentar al Papa con los obispos. Esto ya lo han hecho mas veces, hasta el punto de contraponer al Papa(el bueno) a los obispos(malos). Lean el discurso completo del Papa.
    http://w2.vatican.va/content/francesco/es/speeches/2016/february/documents/papa-francesco_20160213_messico-vescovi.html

  17. «La Justicia de Dios es su Misericordia». Para los que perdonan Su Justicia es Su Misericordia y para los que no lo hacen Su Misericordia es Su Justicia . Esta es la clave para comprender la acción de Dios en el mundo porque no hay cosa que más queme por dentro que la Misericordia de Dios. Para el bien de los primeros, purificándolos, y la perdición de los segundos, abrasándolos.

  18. Me ha sorprendido mucho la expresión del rostro del Papa en alguna foto, casi me costaba reconocerle. ¿Tristeza, cansancio, enfermedad? Sobre todo en una junto al presidente mejicano y esposa, de pie todos y el Papa en el centro.

  19. Así que, segun el Papa, los obispos mexicanos, son «poco hombres» y los reprende por ello, y por otro lado, no es quien para juzgar a los homosexuales… Es como si tuviera dos varas de medir, una para los amigos de Dios y otra para los enemigos de la Iglesia. En fin, el papa sabrá lo que hace y dice, yo no entiendo nada de este pontificado, rezo para que se acabe pronto y punto.

  20. darle palos a uno de los episcopados mas fieles a roma como el mexicano es una torpeza descomunal e innecesaria por parte de bergoglio que evidencia una vez mas el extremo grado de ignorancia e ideologizacion de bergoglio mismo.

  21. Quienes han masacrado culturas indígenas, o han sido otras culturas indígenas vecinas o los lobbies de la madera o petróleo, o los narcotraficantes, todos ellos con el compadreo de la masonería. Es triste constatar que más allá de la evangelización el santo,Padre se embarque en temas en los que muestra mucha ignorancia y una clara «contaminación» ideológica, que por presentarse de buenista falta claramente a la verdad.

  22. «dejen habladurías e intrigas en los vacíos planes de hegemonía, clubes de intereses o de consorterías».
    .
    Bergoglio debe de hablar por experiencia propia, ya que cuando él era Arzobispo de Buenos Aires movió todos los hilos posibles para tener bajo su férula a los obispos argentinos, incluidos los que ejercían su ministerio fuera de Argentina, como Livieres, que pagó muy caro el no haber pasado por el aro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *